Kalós

Inicio » 2014 » diciembre

Monthly Archives: diciembre 2014

Anuncios

Sobre los jerarcas misericordinos, la homosexualidad y las consecuencias del desorden

Mirada a 12 estudios que muestran el nivel del desastre

Cardenal Oscar Andrés Rodriguez-Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, jefe del consejo de los 8 cardenales para gobernar la Iglesia universal, mano derecha de Francisco, Papa, presidente de Caritas Internationalis, uno de los mayores promotores de la homosexualidad en el mundo de hoy, revolucionario bravo

Cardenal Oscar Andrés Rodriguez-Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, jefe del consejo de los 8 cardenales para gobernar la Iglesia universal, mano derecha de Francisco, Papa, presidente de Caritas Internationalis, uno de los mayores promotores de la homosexualidad en el mundo de hoy, revolucionario bravo

De acuerdo con el “combo-Francisco”, una serie de curas de alta jerarquía vaticana, cizaña sembrada por satanás en lo alto del Pueblo de Dios, de acuerdo con monseñor Bruno Forte, Antonio Spádaro, SJ (jefe de Civiltá Cattolica), Adolfo Nicolás, SJ (Prepósitio General de los jesuitas), y Lorenzo Baldisseri (Secretario General del Sínodo de los Obispos), según los cardenales Nichols, Maradiaga y Daneels, lo mismo que según Wuerl o Dolan, Marx o Schönborn, Kasper o Lehmann, ser misericordioso es decir que no hay pecado o no llamar pecado al pecado u olvidarse de todo esto, de la doctrina, que es de “ideólogos”, según el señor Francisco, Papa, o, también puede ser, de las Tradiciones, que, según el mismo Francisco, son de fariseos y pelagianos, hay que olvidarse de esto y, MISERICORDINAMENTE, hay que dar la comunión a los divorciados que viven con otras personas, a los arrejuntaos, a los homosexuales activos. Todos éstos deben ser recibidos en la Iglesia como si nada, deben recibir la Comunión, el Cuerpo y la Sangre de Cristo, deben poder hacer todo lo que hacen todos los demás.

Vamos a estar claro: 1) aquí, por ahora, no voy a hacer una disquisición teológica sobre que quien come y bebe del Cuerpo y la Sangre, sin distinguirlos, come y bebe su propia condenación; no voy a traer una retahíla de padres de la Iglesia que hablan sobre el particular, no por ahora. 2) Debe quedar claro que nadie dice que haya que ir por la vida cazando, literalmente, a gente viviendo en relaciones irregulares: todos podemos tener gente querida en estas circunstancias, los queremos, rezamos por ellos, los aconsejamos, les hacemos sentir el amor de Dios que hay en nosotros. 3) Tiene que ser diáfano, además, que no es lo mismo, pongamos como ejemplo hipotético, mi hermana, que está “casada” por el civil, luego de divorciarse de mi cuñado, que un fulano que viva en relación homosexual pública con otro invertido: hay grados de mal y grados de escándalo: no es inmediatamente evidente a mis hijos que mi hermana ande con un segundo hombre, como lo sería que mi primo llegara a mi casa, como si nada, con un “marío” o una “tamara”, no es lo mismo. Porque, para colmo, mi hermana no anda depredando o buscando relaciones promiscuas con frecuencia frenética, como puede caber presumir de un homosexual, sin que eso los afecte a todos. En mi casa, una hermana que fuera así podría entrar, con la condición clara de que no anduviera denigrando de las doctrinas de la Iglesia, bajo ningún concepto. El familiar homosexual no podría entrar, salvo muy claras condiciones, que incluyen el total destierro de su “compañero”, el decoro, el cuidado de las maneras, del vocabulario y del discurso, así como la total exclusión de la posibilidad, siquiera remota, de que se quedara solo con mis hijos menores de 21 años, entre otras. 4) Y, lo más importante, debe quedar claro que esos curas no son misericordiosos, son revolucionarios; debe quedar claro que revolución es guerra, que los revolucionarios, en sus guerras, no toman prisioneros, son guerras de exterminio, en las que no puede quedar nada del enemigo y, lo que se les escape, debe quedar como renegado o esclavos parias. Si fueran católicos, serían misericordiosos de verdad; si fueran curas católicos, estarían formados y sabrían en qué consiste la misericordia de Dios; si fueran curas católicos misericordiosos, sabrían cuán misericordiosa es la doctrina de la Iglesia sobre los pecados dichos. Sabrían cuán importante es una sexualidad sana, que se da sólo en el compromiso sincero de amor para toda la vida, llamado MATRIMONIO; que eso es lo bueno para los cónyuges, para sus hijos, para la sociedad humana y para la Iglesia de Dios. Sabrían que promover otra cosa equivale a introducir severos daños para todo el mundo, como, por ejemplo, lo pueden atestiguar los millones de hijos con vidas destrozadas por la claudicación de sus padres; o los millones de destrozados por sus propias claudicaciones; o las sociedades vueltas un desastre por su permisividad con la claudicación, la irresponsabilidad, la inconstancia, la lujuria desatada; o como lo atestiguan las inmensas aberraciones que siguen a esa caída de la humanidad, que están a nuestra vista para que las veamos, sin ningún  problema: drogas, promiscuidad, homosexualidad, amenazas de bestialismo e incesto, depresión como mal endémico, graves desórdenes sociales, ruptura de los vínculos sociales y entre las generaciones, suicidio y pare usted de contar. ¿Qué misericordiosos ni qué misericordiosos? Tiranos totalitarios, revolucionarios gnósticos, cizaña en la Esposa y Cuerpo Místico, enemigos de Dios, gente a la que hay que combatir: eso es lo que son.

(más…)

Anuncios

Ataques a la Iglesia, Pío XII en el ojo del Huracán

Hoy, sales a defender a la Iglesia y terminas teniendo que pelear por Pío

Quizás, la persona que más vidas de un genocidio ha salvado en la historia de la tierra, Pío XII, terriblemente calumniado. Aquí está la imagen de ese frío e inhumano pontífice, que pinta Saul Friedlander

Quizás, la persona que más vidas de un genocidio ha salvado en la historia de la tierra, Pío XII, terriblemente calumniado. Aquí está la imagen de ese frío e inhumano pontífice, que pinta Saul Friedlander

Un amigo publica en Facebook un meme de la Freedom from Atheism Foundation, que consistía en unas fotos de Mao, Stalin, Lenin y otros comunistas genocidas, con una leyenda que decía: “el ateísmo: suficientemente bueno para estos tipos”. Lo que siguió fue una lluvia de insultos e improperios a la religión y a la Iglesia, por un lado, y, por el otro, una defensa a capa y espada de la misma, por mi amigo y por mi propia parte. Como es de esperar, los ataques a la Iglesia tienen que ver con la Inquisición, el oscurantismo, la irracionalidad de la religión y de todo aquél que profese su creencia en Dios, para calentar. Después, como siempre, viene la retahíla de los pecadores supuestamente católicos: Franco, Pinochet, Videla, Pío XII. Por ahora, para este artículo, la cuestión del oscurantismo, las cruzadas, la Inquisición los dejamos de lado y me remito a varios escritos antes, en especial a éste: https://eticacasanova.org/2014/09/18/religion-del-progreso-vs-cristianismo-la-gran-batalla/.

Respecto de las acusaciones más cronológicamente cercanas, creo que hay comenzar su respuesta por los lados más flacos del ataque del enemigo: Pinochet, Franco y Videla. Para empezar, salir a defender a Mao o al ateísmo, poniendo a Mao frente a Pinochet, no parece la mejor estrategia, entre personas que conozcan la historia: a Pinochet se le atribuyen 3.000 muertes, tres mil, tres por diez a la tres; a Mao 50 millones, 50.000.000, 5 por diez a la siete. Es decir, 1,66 por diez a la cuatro veces más: o, lo que es lo mismo, 16 mil seiscientos sesentiséis muertos de Mao por cada muerto de Pinochet, es como un ensueño: ¿cómo los comparas, cómo consigues ahí una proporción? Pero eso no es todo: Mao es un revolucionario, uno que comenzó una guerra civil; Pinochet fue la respuesta de una sociedad a una revolución, a otros que comenzaron la tal guerra, porque, como aprendimos en Venezuela, hermanitos, revolución es guerra, punto. Atribuir a Jesús alguna virtud revolucionaria es o una metáfora o un producto grosero de la ignorancia. Puede que los revolucionarios se vean como legitimados, puede, más aún, en el caso de una revolución superficial (a diferencia de una revolución profunda o cultural, como lo son todas las revoluciones que, en Occidente, toman banderas de gnosticismo modernistas [vid. https://eticacasanova.org/2014/09/10/revolucion-cultural-origen-y-genealogia-hasta-el-porno-y-el-sex-drugs-and-rock-and-roll/]), que sea algo justo, en efecto, pero el revolucionario es el que pega primero y, en la guerra, no puede uno decir que el otro es malo por hacer la guerra, mucho menos si la empezó uno mismo. Esa legitimación sólo se da en casos de crímenes de guerra, sobre los que hablaré en un segundo. Pinochet no comenzó la revolución y la revolución era cultural, sin defender ni justificar, ni atacar o invalidar, haciendo abstracción de eso: Pinochet mató a tres mil en una guerra, no puede comparársele con Mao, que mató a 50 MM, en el curso de un gobierno tiránico hasta niveles increíbles. Y, finalmente, el asunto más trascendental: ¿quién dijo que Pinochet era representante de la Iglesia? Ni católico, en toda regla, era el muchacho. Puede haber sostenido a la Iglesia, pero eso no lo hace un católico, sino un no revolucionario, pues Chile fue formado por la Iglesia, como toda Hispanoamérica (vid., toda la serie de 7 artículos que comienza con éste: https://eticacasanova.org/2013/06/23/ruben-b-sabes-por-que-en-latinoamerica-matan-al-hombre-pero-no-matan-la-idea/). Aquí sí que me parece estar aturdido, porque uno tenga que defender a Pinochet, para defender a la Iglesia, es como la necesidad de defender a Constantino, cuando peleó con Majencio, para defender a la Iglesia: puede haber cierta asociación entre la Esposa de Jesucristo y el gran emperador, pero sus obras son suyas, punto…

Franco pudo ser, él sí, un cristiano de verdad, pero compararlo con Stalin o Pol Pot es un sinsentido asombroso, hay que ser ciego para hacer algo así, sin contar que sus acciones no son atribuibles a la Iglesia. Mas, con él, más que con cualquier otro, un ataque por “genocida” es la locura encarnada: los comunistas y anarquistas, “republicanos”, españoles eran unos asesinos sanguinarios, que mataban por miles a quienes odiaban, sin que nadie les hiciera la guerra (5 mil curas y monjas, a sangre fría). Eso hizo que Franco se levantara. Cuando se forma el problema, los malos (Y ERAN LOS MALOS) fueron ayudados por potencias extranjeras: Estados Unidos, Inglaterra, Rusia. Franco, desesperado, acude a Hitler, que bombardea y presta apoyo logístico. Al final, Franco usa a Hitler y lo deja con los crespos hechos, en sus delirios imperialistas: Hitler es plantado por el general español. Al final de la Guerra Civil, hay problemas, focos de terroristas, guerrilleros, y hay estado policía, pero Franco, ni por asomo, se parece a un totalitario… y hasta el teatro y el cine horroroso comunista surgen bajo su gobierno, vigilados, lo que sea, pero bajo su gobierno. Nada similar hubiera ocurrido bajo un régimen comunista o, para el caso, bajo Hitler…

(más…)

Francisco apunta a la felicidad y hasta un pagano se horrorizaría

¿Cristiano, clásico, qué, Marx? La respuesta: en el calentamiento global

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer

Francisco, no fue el día que enseñaron filosofía y teología en el seminario jesuita, al parecer, tenía cosas mejores que hacer, a lo mejor fue a un partido de fútbol: más productivo que andar llenándose de esas ideologías farisaicas, neopelagianas, gnósticas, etc. y pare de contar

El señor Francisco, Papa, dio sus diez consejos para ser feliz (el 27-07-14, en: http://www.clarin.com/sociedad/Gran-repercusion-exclusiva-Viva-Papa_0_1183081740.html). Según parece, según he leído varias veces (lo que ustedes pueden buscar con Google muy fácilmente), los diez consejos provocaron “furor en Internet”. Abajo los voy a copiar, en el lado izquierdo de un cuadro, los consejos de Francisco; en el derecho, copiaré los materialistas y de inspiración empirista de un artículo mundano, de ésos que la estulticia extrema de hoy presenta como “científicos” para que la ignorancia quede bien engañada. Así, tendremos un cara a cara Francisco, Papa, Vs. Francisco Lira, articulista mundano de la ciencia sobre la felicidad (http://www.upsocl.com/comunidad/las-diez-maneras-de-ser-muy-feliz-cientificamente-comprobadas/).

Antes de eso, quiero hacer una brevísima consideración sobre estos consejos del señor Francisco, Papa. Al final, voy a comentar uno por uno de los 20 consejos  que copio. Vamos a empezar, pues, con el comentario general.

Los consejos de Francisco, de Su Santidad, son cosas así como “vive y deja vivir”, “no impongas tus creencias”, “vista a tu familia”, “los sindicatos tienen razón, los domingos son familares”. En ninguna parte, nombra a Dios; en ninguna parte, nombra los ocho consejos que Jesucristo en persona nos dio para ser felices, llamados Bienaventuranzas. Dejando ahora de lado este “pequeño” faux pas, este desliz, se puede hacer una breve comparación, muy superficial, con Aristóteles, Platón, Juan Pablo II, San Agustín, Santo Tomás. Con quien usted quiera: you name it, dicen en inglés. Para Aristóteles, la felicidad es imposible sin la vida virtuosa (cfr. Ética a Nicómaco, libros I y II); además, sin amigos, nadie escogería vivir, ellos son indispensables para ser felices (cfr. Ética a Nicómaco, libro VIII); y, ultimadamente, la felicidad, que trata de un bien último (que da sentido a todo lo demás) y proporcionado al hombre, sólo se realiza al realizar una actividad, la más alta, que, por ser virtuosos, nos es connatural: la contemplación de la verdad, de la Verdad divina (cfr. Ética a Nicómaco, libro X). Para Platón, ser bueno y ser feliz son lo mismo (cfr. Gorgias), de modo que las adversidades no nos pueden quitar la felicidad: mientras que ser bueno es ser justo y piadoso, virtuoso de todas las maneras posibles, señor de sí mismo (cfr. La República, libro IV), de modo que, cualquier corrección que se haga, en lo referente a la concepción y realización de estas cosas, aún bajo severas penas, es el mayor favor que se pueda hacer a un hombre. El señor Francisco, Papa, para quien hay que dejar que la gente piense lo que quiera (vid., abajo, sus consejos 1 y 9), para quien la conciencia individual, en cuanto tal, es el juez universal, haría bien en leer estas admoniciones platónicas. Estamos hablando de autores paganos, no de grandes místicos católicos, ni de fariseos-ideólogos, pagados de sí mismos, apegados a sus prácticas, cuenta cuentas del Rosario, pelagianos y neopelagianos, gnósticos, como el gusta llamar a los católicos ortodoxos. ¿Qué habría que decir del propio Jesús: “el reino de Dios está cerca, ARREPENTÍOS Y CREED EN EL EVANGELIO” (Marcos 1,15)? ¿Qué, se trata de uno que no es “misericordino”? ¿La “misericordina” es superior a la Misericordia misma subsistente?

Pero hay que ver más. Uno abre cualquier libro de cualquier padre de la Iglesia y lo tendrá claro: la felicidad es un asunto de posesión de Dios, por la unión personal, que proviene de la gracia de la caridad, amor de amistad con el mismísimo Dios. En esto, Voegelin asegura que el Cristianismo supera a las doctrinas de los clásicos griegos; y que, juntos, son lo más luminoso que la tierra haya parido; lo mismo lo dice Orestes Brownson o cualquier otro con un milímetro de frente, porque es la verdad. No hay que ser un gran erudito, haber leído las Confesiones y la Ciudad de Dios, de San Agustín; a los padre apostólicos, a los padres del desierto, a los capadocios, a los apologistas del siglo II, a los teólogos del III: Orígenes, Clemente de Alejandría, Tertuliano, Hipólito, etc. Uno abre la Teología Moral de Pinkaers y ya lo sabe: la ética cristiana es una ética de bienes, NO DE NORMAS (señor Francisco, Papa: no puede llamar a los demás “fariseos” any more, no les pega), de amor, de felicidad en Dios. Lo ha sido en toda la historia; y la desviación es el ockhamismo y su influencia; de eso, los tomistas y muchos otros están bien vacunados.

(más…)

En el día de la angustia, Dios cambió nuestro llanto en risas, en Navidad

Cuando Yavé cambió nuestra suerte, nos parecía estar soñando

Psalmo 126 (125)

Feliz Navidad

He aquí la Luz del mundo, a la que no reciben las tinieblas, pero que disipa toda sombra y nos eleva a donde no soñamos

He aquí la Luz del mundo, a la que no reciben las tinieblas, pero que disipa toda sombra y nos eleva a donde no soñamos

En estos días, uno consigue el sosiego a partir del 24 en la tarde: antes, las visitas, la cocina, los regalos (me molesta que se metan con esto: se regala porque se homenajea a Aquél de quien recibimos todo, gracia sobre gracia: por eso amo que, en mi país, quien trae los regalos es el Niño Jesús, de quien viene todo bien: desde chiquitos nos acostumbramos a eso y, cuando nos dicen que la causa próxima es papá y mamá, no se nos quita la ilusión, porque la causa remota, la Primera y principal, es el mismísimo Niño Jesús…). Es una gran alegría ser cristiano, ilusionarse con el Niño que va a nacer, con la Madre que va a dar a luz a la Luz del mundo, con el Custodio que protegió al Todopoderoso, con los pastorcitos que fueron los primeros apóstoles de Dios, ponderar el Misterio y sobrecogerse ante el Infinito que se une a nuestra condición, a nuestros límites, para cargar con todas nuestras miserias y todas nuestras iniquidades, Aquél inocente sobre el que pesó el Castigo, precio de nuestra Paz, que llevaría el Designio de Yahwéh al pleno cumplimiento, el que se abajó para elevarnos. ¿Cómo no maravillarse ante la generosidad del que crea para redimir, da una naturaleza creada para elevarla hasta el Creador? Qué feliz es la Navidad… qué bello es todo, con la música, las obras de nuestro inigualable arte cristiano, la Obra Redentora revelada por el propio Emmanuel. Felicísima Navidad, que Dios nos cuide, que bendiga a nuestra patria querida, a la Iglesia…

Mientras tanto, desde la Rebelión de la esencia, pondero el tiempo presente, cómo las feministas, los ideólogos de género, los curas, obispos, cardenales malvados, los pornógrafos, los comunistas, liberales, nihilistas, historicistas, newagers, nos asedian por todas partes. Les dejo, en estas circunstancias, mi mejor regalo de Navidad:

Estamos asediados por todas partes y el enemigo tiene agentes dentro de la ciudad, no revientan las murallas de un golpe de catapulta, no rompen las puertas con arietes, abren pequeñas brechas y envenenan a los COMPATRIOTAS, muchos se lanzan en las fauces de la locura, hieren a la madre patria en el corazón; en el concejo de la ciudad, mandan los agentes de satán y hasta el canciller parece ser un general de brigada de los invasores. La situación es desesperada. No estamos en 2014, es el 702 antes de Cristo, afuera están las tropas de Senaquerib, son una fuerza imparable, no se sabe por qué no intentan el asalto, la penetración, qué ceguera los detiene en el sitio, quizás, se creen tan superiores que no les importe la estrategia y prefieren esta vía, que causa tanto sufrimiento, muerte y destrucción. “Hoy es un día de angustia, de castigo y de blasfemia” (2 Reg. 19,3). Pero el Señor se manifestó:

(más…)

Reducción del Derecho a “ciencia” en la Teoría Pura del Derecho (I)

Aspectos metafísicos y antropológicos de la obra de Kelsen

Hans Kelsen, austríaco que pudo contribuir, al destruir toda posibilidad de la razón, a dar carta franca a los totalitarismos desde el siglo XX

Hans Kelsen, austríaco que, al destruir toda -en la doctrina- las posibilidades de la razón, pudo contribuir a dar carta franca a los totalitarismos desde el siglo XX

En el artículo anterior, vimos cómo es que Kelsen es un autor de gran influencia en el mundo actual, sobre todo en Venezuela. Asimismo, nos metimos por el orden de las razones de semejante ascendiente, en general y en Venezuela, de nuevo. Echamos, también, una ojeada a las fuentes de su pensamiento. En éste, pondré esas fuentes a plena luz, en lo que se refiere a las bases filosóficas, metafísicas y antropológicas del pensamiento de dicho autor. Espero con todo esto contribuir un poquito a que los abogados comprendan mejor su campo de trabajo, así como al resto de las personas puedan entender más fácilmente al derecho y a estas corrientes modernistas y su gran potencial… altamente totalitario, bajo las apariencias que se presenten[i].

1.- La destrucción de la metafísica requiere de metafísica y materialismo

Hans Kelsen es un autor que se considera a sí mismo, entre sus aspectos principales, como un científico; y eso significa, para él –dado el ambiente académico en que se desenvuelve, expuesto sumariamente en el artículo anterior (CITAR)–, que es además un paladín antimetafísico. De hecho, de la Teoría Pura del Derecho podría decirse que es un caso particular de “prolegómenos para toda teoría del derecho futura que pretenda presentarse como ciencia”; siguiendo así a la declarada por él mismo fuente principal de su pensamiento: Kant y sus “Prolegómenos para toda metafísica futura que pretenda presentarse como ciencia”. E, incluso, históricamente, ha cumplido tal papel. De manera tal que Neil MacCormick, por ejemplo, al tratar de defender la racionalidad jurídica frente a los Critical Legal Studies estadounidenses, dice que se ha de reconstruir al derecho científicamente, siguiendo los lineamientos dados por el iusfilósofo austríaco[ii]. En Venezuela, la influencia de estos “prolegómenos” ha sido inmensa y muy profunda. Pasemos, pues, a revisar esta doctrina, desde sus mismos fundamentos metafísicos y antropológicos hasta las respuestas que da a las objeciones que alcanza a ver en doctrinas que considera relevantes y contrarias, pasando por el propio desarrollo de su descripción del ser del derecho, tanto en sí mismo como en cuanto objeto de una disciplina teórica, que él tiene por “ciencia” jurídica. En este artículo, sin embargo, sólo expondré las fuentes y fundamentos filosóficos de la doctrina de Kelsen, dejando para futuras, próximas, oportunidades la exposición de la propia teoría pura y el pleito de Kelsen con los “contaminantes” de su pureza.

Puede parecer paradójico que asegure que Kelsen es un antimetafísico, según él mismo declara, y que buscaré las raíces metafísicas de su doctrina. Pero la aparente contradicción se disipa, si se tiene en cuenta que no hay un modo de despacharse a la metafísica que el de hacer una metafísica materialista; y, para llegar a ésta, se tiene que hacer una destrucción (“doctrinaria”[iii]) de muchos rasgos que parece tener la realidad. La obra de Hans Kelsen es un excelente ejemplo de ello, como se verá a continuación.

(más…)

Vaticano: concierto de la punk mientras concertaban los munsters

Patti Smith, Obama y Raúl: Francisco al Hall of Fame of Rock and Roll

Patti Smith, enemiga de Cristo, y Francisco, Papa, par de estrellas revolucionarias

Patti Smith, enemiga de Cristo, y Francisco, Papa, par de estrellas revolucionarias

“Jesús murió por los pecados de alguien, pero no por los míos […], mis pecados me pertenecen a mí, a mí”. Ésa es la canción Gloria, de Patti Smith, la Madrina del Punk, invitada especial de Francisco al concierto de Navidad del Vaticano (Pope invites Patti Smith to play at Vatican Christmas concert, http://www.aljoumhouria.com/news/index/186019), el 13 de diciembre pasado.

Cuando se le preguntó por el concierto, pues sus fans estaban decepcionados, impactados por la desilusión, respondió, la enemiga de la religión organizada, la enemiga de la Iglesia, la más organizada de todas las religiones: “es un concierto de Navidad para el pueblo y será televisado. A mí me gusta el Papa Francisco y me alegra cantar para él. Cualquiera que me quiera confinar a un parlamento de hace 20 años es un estúpido (muchos aplausos). Yo tuve una crianza fuetemente religiosa y mi primera palabra en mi primer LP fue ‘Jesús’ [no murió por mis pecados]. He pensado mucho. Yo no estoy contra Jesús, pero tenía 20 y quería cometer mis propios errores y no quería que nadie muriera por mí. Yo apoyo a esa muchacha de 20 años, pero he evolucionado. ¡Cantaré para mi enemigo! No me gusta que me acorralen y haré lo que, para la mierda, me dé la gana, especialmente a mi edad… ¡oh, espero que no haya niños pequeños aquí! (un inmenso aplauso)” (http://www.theguardian.com/music/musicblog/2014/nov/18/patti-smith-christmas-concert-vatican).

Un dato más de nuestra invitada al Corazón de la Iglesia de Jesucristo. Es famosa también por un libro, una biografía, de un “artista”, publicada en 2010 (no hacen falta datos editoriales, créanme, ya verán), Just Kids, Sólo niños. Se trata de su relación con el difunto fotógrafo Robert Mapplethorpe, quien murió de sida, en 1989. Murió de sida, porque vivió una vida fuertemente promiscua y homosexual; y su arte consistía en fotografías de porno hardcore, con sadomasoquismo, entre otras muchas aberraciones. Y aquí entra una conexión con Patti Smith: esa canción que cité antes, Gloria, comienza, como vieron, rechazando la Salvación, a Cristo, sigue rechazando la moral, el logos menor, y culmina contando de un encuentro sexual de Patti con una muchacha llamada Gloria; luego está en un concierto, en un Estadio, 20 mil mujeres la desean, pero ella sólo piensa en Gloria y quiere tener sexo con ella. Patti, nos honras con tu visita. ¿Y sabes por qué? Porque explicas tanto, amiga: eso se te computará a justicia, gracias a ti hemos resuelto los enigmas de la revolución…

Así como Patti conecta con Robert M., Patti conecta con una tendencia actual del Vaticano: la tendencia homosexual. Con la que conectamos con Barack Hussein; con la que él conecta con Raúl, con Fidel, su hermano, predecesor, mentor y benefactor. Vean: “LA VISA. Hay que entender que la decisión del Presidente Obama de otorgar visa a Mariela Castro, hija de Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual de la isla, para asistir al XXX Congreso de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, en San Francisco desde ayer hasta el 26, es el primer paso a una distensión en las relaciones con el régimen cubano. Aunque no se diga. Lo que hay detrás de esta acción, y sus frutos, estarán por verse. El norte ve a Cuba sin Fidel y sin Chávez. Mientras hay ingentes negocios y 12 aeropuertos con vuelos diarios de EEUU a Cuba, disimulados bajo “el embargo”, la protesta del exilio más radical está activa electoralmente. La psiquiatra Castro impulsa una campaña para crear sensibilización en la isla contra la homofobia (solo recordemos a su tío Fidel responsabilizado por el escritor Reinaldo Arenas en su obra “Antes que Anochezca” de la exclusión y torturas por el solo hecho de ser homosexual) y logró que las operaciones de cambio de sexo fueran aprobadas en 2008. Será noticia…” (Nelson Bocaranda, Runrunes, El Universal [de Venezuela], 24 de mayo de 2012).

Oh, hermanos, qué bárbaro sacar estas noticias del baúl de los recuerdos, a estas alturas. Todo se aclara. La apertura Cuba-EUA no es de ayer, ayer sólo tiraron una tabla al líder que destrozo toda la habladuría sobre el “lobby gay del Vaticano”, el que ha dicho que los homosexuales son regalos de los que la Iglesia debe aprovechar (será para alcanzar la misericordia), el que puso a Battista Ricca, homosexual público, a ser el capellán de la Casa Pontificia. Es un grave escándalo… ¿lo de Patti, lo de Ricca, lo de Obama-Raúl, lo del “lobby”? Todo, ¿no ven que todo es uno? Eso es, también, la conexión del Sínodo y el aquelarre socialista que lo siguió en el mismo Vaticano, con la participación de Evo Morales y todo (vid. https://eticacasanova.org/2014/10/31/aquelarre-socialista-del-siglo-21-en-el-vaticano/).

(más…)

Desolación gringa y vaticana

Las monjas rebeldes con espaldarazo pontificio, al finalizar la visita apostólica

Joao Braz de Aviz, la fea cara de la nueva religión mundial... y del reino del doblepensar, la mentira más radical de la historia; ergo, la más hija del Padre de la mentira

Joao Braz de Aviz, la fea cara de la nueva religión mundial… y del reino del doblepensar, la mentira más radical de la historia; ergo, la más hija del Padre de la mentira

Hace 50 años, las religiosas de los Estados Unidos de América eran una potencia superior al aparato militar de ese país, de eso no hay duda. No había un ejército sobre el planeta, no habrá un ejército, que se compare a esas mujeres insignes que formaron ese eneorme aparato de Luz, de la Luz del mundo. Ni con millones de drones ni con bombas atómicas ni con los marines y los aviones stealth y los cohetes teledirigidos, capaces de acertar a una hormiga a tres tierras de distancia, nada sobre la tierra era capaz de igualar en mística y poder a ese aparato formidable. Ésa era una enorme fuente de preocupación para el enemigo revolucionario. En 1939, cualquier obispo de ese país, dado el empuje de sus instituciones y la fertilidad de sus matrimonios, podía hacer suyo a Tertuliano cuando decía en la Apología, algo como: los católicos estaban por todas partes, en todas las instituciones, de hecho, tenían las instituciones más fuertes, controlaban la moral del cine, ganaban el Oscar (La canción de Bernardette), los Estados Unidos, desde cualquier perspectiva razonable, parecían destinados a convertirse en el más grande de los países católicos. El mundo temblaba. Los revolucionarios tenían otros planes. Bertrand Russel, Gunnar Myrdal, Louis Wirth, Paul Blanshard, John Dewey, Rockefeller, Ford y las demás fundaciones, Saul Alinsky, gente ponderosa e inteligente y sin escrúpulos, tomaría en serio el reto. La OSS, antecedente de la CIA, fue formada por esta gente y con este propósito (entre otros) en mente. La gran reforma urbana de 1950 a 1980 tuvo este fin; la revolución sexual también. La victoria estuvo en los 60 con las decisiones jurisprudenciales que destruyeron el matrimonio natural y cristiano (vid. https://eticacasanova.org/2014/11/17/bruen-y-el-derecho-post-nietzscheano/), el informe Kinsey, los hippies, Andy Warhol, el rock and roll, la quiebra del código de decencia del Hollywood. Pero, más aún, con la claudicación de las instituciones católicas: la universidad, empezando por Notre Dame y su rector notabilis, Padre Theodore Hesburgh; el liderazgo de su Conferencia episcopal, bajo pervertidos como Dearden, Bernardin, Mahoney, Cushin, Weakland, gente que, como mínimo, trabajó para destruir la liturgia, la moral sexual y promover la homosexualidad y la entrega a Freud, a Rogers, Fromm y Maslow, a Watson, a Strauss y Heidegger y Marx; los sindicatos, corrompidos por Alinsky; las órdenes religiosas, el seminario y los colegios, bajo los mismos obispos, con los mismos auspicios…

Conviene ver la situación de las órdenes religiosas y la educación, para esa nefasta y fatídica década de 1960, de la mano de Michael Voris y su admirable Church Militant (.tv: http://www.churchmilitant.tv/dispatches/demolition/).

(más…)