Kalós

Inicio » Antropología » Matrix: abraza la verdad, te hará libre

Matrix: abraza la verdad, te hará libre

Arranca la corteza purulenta de las ideologías mentirosas del mundo revolucionario

Neo, que está empezando a creer, a ser libre, se enfrenta a males terribles, superiores al hombre: a Smith el agente, el maltusiano, progresista, odiador de la humanidad, encarnación de muchos de los gnosticismos que oprimen hoy al hombre

Neo, que está empezando a creer, a ser libre, se enfrenta a males terribles, superiores al hombre: a Smith el agente, el maltusiano, progresista, odiador de la humanidad, encarnación de muchos de los gnosticismos que oprimen hoy al hombre

Todo se resume en una simple elección: eres Thomas Anderson, un trabajador gris, de una empresa gris, con un jefe gris y unos compañeros grises. O eres Neo, un rebelde, uno que rechaza lo que ve, el borreguismo, el mundo de mentira, de la ilusión, de los códigos explicativos absurdos del gnosticismo prevaleciente en el mundo de hoy. Eres Tomás, el apóstol incrédulo, el que se transformó luego de ver; o eres El Tipo, el Mesías, uno que, creyendo en Él, participa de su misión, de un Reino que es pura verdad y no es de este mundo, un Reino que es de la Verdad, que aceptamos y nos hace libres.

Neo quiere ser libre; él sabe que algo anda mal, pero no sabe qué es. Mas tiene una tremenda suerte: un grupo de libertadores muy conocidos lo han contactado y parece que quieren que él se les una. Trinity, Trinidad, un famoso elemento de ese grupo le ha pedido que la contacte: “sigue al conejo blanco”, al conejo de Alicia, la del país de las maravillas, al conejo de Pascua, al que trae huevos de regalo, en la celebración de la Resurrección de  Cristo. Neo es un hacker y hace trabajos a destajo para malandros del underground de alguna ciudad del Occidente contemporáneo.

Ésta es, pues, una historia de liberación… Pero ¿qué es lo que era que liberaba, alguien alguna vez lo dijo, no era “conoceréis … y … os hará libres”, qué era? Neo vive en una computadora… No, no, no, Neo vive en una incubadora, en la que es alimentado intravenosamente, su vida consiste en ser alimentado y ejercer funciones vegetativas, para producir energía, electricidad y calor. Unas máquinas han reducido a eso la existencia humana, la de todos y cada uno de los hombres. Pero Neo vive un sueño…

Neo vive en un mundo completamente artificial, es un juego de computadoras, él es sólo un personaje, un personaje que no es un mero aspecto de un programa de software, sino que su mente se halla atrapada en un sistema operativo, como la mente de todos los demás humanos. A eso vino Trinity, a cuadrar una reunión de Neo con el verdadero Señor del sueño, el que podría despertarlo: Morfeo. Morfeo lo saca de la incubadora que, al él despertar, se convierte en albañal: lo despacha a las cloacas sin compasión, a que se muera. Pero resulta que Morfeo es parte del Pueblo Elegido, viviendo en el Destierro Babilónico: su lugar de descanso es Sión, su tierra de peregrinación, su nave, es Nabucodonosor, emperador de los babilonios.

La nave Nabucodonosor es peculiar, es un hovercraft que viaja por las cloacas; que tiene un equipo de liberados de la Matrix: Switch, Apoc, Mouse, Cypher, aparte de Morfeo y Trinity y los hermanos Tank y Dozer, que no fueron cultivados por la Matrix, sino nacieron de manera natural. Tiene una placa que describe sus características básicas, en ella dice: “Marcos III,11”, ¿y qué dice en esa cita? “Tú eres el Mesías, el hijo de Dios vivo”. Nabucodonosor tiene un impresionante sistema de computadoras, capaz de cargar mentes en programas, como la Matrix; mientras que Neo no es un recién despertado cualquiera, Morfeo está firmemente convencido de que él es una especie de Mesías anunciado por una Profetiza, para ganar la guerra de los hombres con las máquinas. Pero Neo no es un Mesías convencional, es un Tomás, uno que no cree, ni que vea: tendrá que meter el dedo en la llaga…

En la nave, Neo es informado de lo que es la Matrix y otros asuntos determinantes. Primero, la primera cuestión: ¿qué es la Matrix? A) En el nivel de la expresión de la película: es un mundo de software, en el que las personas están conectadas por cables que van del cerebro a la computadora en la que corre el programa. El asunto es que hubo una guerra entre las máquinas y los hombres: el hombre produjo máquinas inteligentes, con inteligencia artificial fuerte, máquinas de Touring… y se rebelaron, a lo Terminator, de James Cameron… y ganaron la guerra y tienen siembras y cosechas de hombres, producidos artificialmente, en “campos, campos sin fin”; en los que los vivos son alimentados intravenosamente por los cadáveres de los muertos licuados; pues, habiendo acabado con todos los recursos energéticos del mundo y habiendo tapado el cielo, para que no entrara la luz solar, el cuerpo humano fue convertido en la fuente de energía para las máquinas. Ésa es la expresión superficial de la película, que, evidentemente, nadie pretende que sea literalmente verdadera, lo que queda, en primer lugar, es esa invectiva tipo marxista contra el mundo mecanizado, aunque, como siempre, Marx lo que vitupera no es a la máquina, sino su estar en posesión de los capitalistas y no de la “vanguardia del proletariado”… B) La cuestión cartesiana: la realidad es descarga eléctrica en el cerebro: ¿de verdad, en la película se afirma eso? Esto está a la misma altura que el anterior nivel simbólico, busca llamar la atención sobre algo que sí se pretende real: no es lo mismo estar en la Matrix que fuera de ella. C) A lo que eso se refiere en realidad es a que el mundo del “sistema” es una gran falsedad, pero Morfeo rebela la verdad, la verdad que hace libres… ¿Qué es la Matrix? “Control”, control del televisor; máquinas que aplastan al hombre; el hombre es mera pila del sistema: consumismo, materialismo, engaños publicitarios, creencia fanática en ideologías del engaño y el poder, etc., etc. y un largo etc…. Segunda cuestión: el entrenamiento, ¿sí? NO, algo mucho más central y clave: la creencia: el programa de salto: “tienes que liberarte, libera tu mente, cree, acepta la verdad”… Tercera cuestión, que tiene, a su vez, dos partes: 1) Morfeo introduce a Neo en un programa que simula una calle de ciudad de la Matrix; en un punto, se cruza con un hembrón, una tremenda rubia exuberante, despampanante: ella es un agente, un arma opresora del sistema, un símbolo de un modo en que la Matrix esclaviza: atrapando por los apetitos, en especial los bajos, para que no subas por sobre lo material, lo chabacano, lo arrabalero… 2) La gente está “institucionalizada”, está tan consustanciada con el sistema, que será tu enemiga, cuando tú quieras liberarla: es Jesús, y sus discípulos, odiados por el mundo por traer el Espíritu, que le arguye de pecado… Neo, luego de esta instrucción básica, parece estar listo para ir a ver a la Profetiza…

Pero el cuadro sólo estará completo si se conoce a la contra figura de Neo: Cypher, el traidor. Enamorado de Trinity, la ve atender a Neo: lo envidia, tiene un amor despechado, que es parte del origen de su traición. Más tarde, sostiene un diálogo con Neo mismo, en el que el traidor envidioso, muestra que él no es descreído (el descreído es T. Anderson), sino opuesto a creer, opuesto a la verdad. En un punto, se escabulle y va al encuentro de Smith, el agente; aquí muestra otros rasgos del origen de su traición: “quiero ser engañado, quiero ser un demoníaco, rechazo la verdad, me le opongo, quiero placer, quiero dinero, quiero poder, hazme algo importante en la Matrix, en el engaño del mundo de hoy, una estrella de rock, y yo traiciono, te entrego lo que me pidas, toda la gente que me ha mostrado lealtad, consideración, que ha confiado en mí, mis amigos”.

La pelea de Neo, el que quiere liberarse, el que no puede soportar vivir en la Matrix, desde ahora, es una de esa tendencia a la mezquindad de nuestro ser herido por el pecado, esa resistencia a lo grande, a la sabiduría, al bien máximo, a la Fe en el Infinito. Se trata de una Fe en un Gobierno providente (“destino”) y una misión que el mismo nos tenga preparada… Neo vio y no fue capaz de aceptar; a él se le dijo de su importancia y los planes referentes a su persona y no pudo aceptar que las profecías se refirieran a él… y no pudo aceptar que los engaños del mundo fueran meras ilusiones… Triple tendencia pusilánime obrando en sincronía… Algo extraordinario tenía que ocurrir o todo quedaría frustrado.

Vamos al oráculo: “recuerdo esto… yo acostumbraba comer ahí… pero ahora sé que no es real, ¿qué quiere decir eso?”. Trinity responde: “que la Matrix no puede decirte quién eres”.

Llegan al edificio de “hood” hispano-negro gringo: un súper-bloque todo rayado con grafitis feísimos (si es que hay alguno que no lo sea), todos desordenados. Los estaban esperando, como era de esperar. En la sala del apartamento, otros aspirantes, un mini-buda, un gurú, un esto, un lo otro, todos niños. De todos, sin embargo, aunque ninguno sea EL Tipo, Neo puede aprender. Entra a la cocina, donde está la profetiza, una señora vieja, latina, ama de casa, cocinando una galletitas: “no te preocupes por el florero”; “¿cuál?”, dice Neo, volteando y tumbando al jarrón; “ése”… “Por lo que te vas a devanar los sesos cuando salgas de aquí es si se habría caído aunque yo no hubiera dicho nada”: ¿su decir es causa de los acontecimientos o es una simple expresión de un ver “especular”? “Eres lindo, entiendo que ella guste de ti”; “¿quién?”; “pero no eres muy brillante, sin embargo”: evidentemente, está hablando de Trinity. “¿Soy ‘el tipo’, the One?”. “Bueno, ser ‘el tipo’ es como estar enamorado, tú simplemente lo sabes, de punta a punta, hasta la médula [through and through, bone to bone]”; “¿y entonces?”; “lo siento, chico, TIENES EL DON, PERO PARECE QUE ESTÁS ESPERANDO ALGO, tal vez en la otra vida; pero pobre Morfeo, él cree en ti tan ciegamente, que está dispuesto a dar todo por ti. Verás, sin él estamos perdidos, así que vas a tener que decidir, llegará el momento en que tendrás que hacerlo: él o tú. Pero no te preocupes, hijo, tú no crees en esa basura del destino y lo demás: tú tienes tu vida en tus manos, ¿no?”… Neo se va creyendo que él no es “the One, El Tipo”, que eso fue lo que dijo la Pitonisa, cuando ella lo que le dijo es que sí era, pero que iba a tener que tener un cambio muy radical de vida para asumirlo: la pregunta, entonces es ésta: ¿de qué cambio se trata?

Al salir de ahí, Cypher traiciona, los entrega a las fuerzas de la Matrix, que atrapan a Morfeo, como era su objetivo, pues él tenía los códigos de Sión. Y, luego, sale de la Matrix a Nabucodonosor, mata, uno por uno, a todos sus antiguos compañeros, salvo, cree él a Neo y a Trinity. Llama a Trinity y discute con ella sobre fe y amor, le dice que él estuvo enamorado de ella, ella le dice que está jorobado porque está fuera de la Matrix, él le replica que no, que será reinsertado y su memoria borrada. Le lanza la invectiva anti-Morfeo: que lo engañó, que sólo les da órdenes, que todo es horrible, ella responde que él los liberó, que les dijo la verdad y él rechaza… Luego de matar a Switch y a Apoc, le toca a Neo: “nunca me dijiste si creías, porque, si él es ‘el tipo’, tendrá que haber algún tipo de milagro, porque, ¿cómo podría ser ‘el tipo’, si está muerto? ¿Crees?”; “Sí”; “¡No, no, esto es imposible! ¡No puedo creerlo!” Tank se había levantado y cogido el arma con la que Cypher le había disparado en primer lugar: “y aún así vas a arder, pedazo de excremento”. Tank saca de la Matrix a Trinity y a Neo. Y se ponen a buscar a Morfeo por la computadora…

El jefe de los agentes, Smith, le da a Morfeo tres discursos en los que desarrolla la “filosofía” de la Matrix, la amalgama de ideologías que constituyen su razón de ser: la oscuridad revolucionaria de nuestros días, el gnosticismo modernista. 1) La Matrix es la cúspide de la civilización humana y ha habido dos: la primera fracasó porque era perfecta, pero los hombres no la aceptaron, porque definen su existencia en términos de sufrimiento y dolor. 2) Los hombres son virus, no son mamíferos, los mamíferos desarrollan un equilibrio natural con el medio ambiente; mientras que los hombres se multiplican y se multiplican, hasta que agotan los recursos del lugar en que viven y, entonces, emigran: hay un solo organismo que hace eso, además de los humanos, los virus: el hombre es un virus, el cáncer de este planeta “y nosotros somos la cura”. 3) “Yo odio a los hombres, me quiero ir, no soporto el hedor”. Métele capitalismo y materialismo radical a lo de la “cúspide de la civilización”, con una buena dosis de hedonismo, expresada claramente por Cypher en su diálogo con Smith, y el cuadro estará completo: un mundo de vacío y odio a la humanidad, expresado en progresismo y maltusianismo. Ecce Matrix, he ahí a la Matrix. Faltaría, para completar el cuadro, el cientificismo y el marxismo, sobre todo en estas nuevas versiones en que, mezclado con la “liberación” sexual, con Pachamama, indigenismo, santería, ecologismo radical, new age, religiones del cannabis y otras drogas, opiáceas, alucinógenas y sintéticas, principalmente, con rock and roll, hip hop y demás grupos “underground” gringos, acepta trazas capitalistas, para dominar más fácilmente a los desavisados. Por supuesto, hoy en día, estas últimas etiquetas tendrían que añadirse, de manera independiente, para que el cuadro estuviera completo: que sus nombres hablan por sí solos de su importancia en el mundo de hoy…

Neo, una vez en Nabucodonosor, reflexiona sobre lo que está pasando y ve cómo se está cumpliendo la profecía de la pitonisa: se abre una puerta, empieza a creer la tapia anticreencia, el que estaba cerrado al “destino” a una Providencia superior… Va a entrar, va a salvar a Morfeo… Tank y Trinity deciden matar a su capitán amado, su padre espiritual, para que no pueda revelar los códigos de Sión, no porque se quebrara su voluntad o su conciencia, sino porque lo iban a someter, con drogas y torturas, a un tratamiento en el que, por encima de los límites humanos, iba a hablar sin conciencia de lo que hacía: Sión era más importante que cualquiera de ellos, incluso que Morfeo; de nuevo, el bien común, la patria, estaba por encima del bien individual. Neo los detiene: “no puedo creer que esto esté sucediendo, esto es lo que me dijo la profetiza, voy a entrar porque creo en algo, Morfeo va a morir para dar la vida por algo que no soy, no soy ‘EL Tipo’; pero creo en algo, creo que lo puedo salvar. Tank, cárgame. No Trinity, tú no vas a entrar”. “Lo siento, tonto, pero yo soy aquí el oficial de mayor rango, así que cumples mis órdenes o puedes lamerme las botas, porque yo sí voy para adentro”. Tank carga el programa de arsenal y, armados, entran. Lo que sigue es una de las secuencias de acción mejores de la historia del cine: la escena del edificio, acrobacias, artes marciales, tiroteos increíbles, un salvamento inverosímil, el despertar de Neo: todo en una presentación cinematográfica de las que llaman epoch-making en inglés, que hacen época. Luego del despliegue monumental de destrezas sobrehumanas de EL TIPO, a nadie le quedan dudas… menos a Trinity, quien había de enamorarse de El Tipo y lo amaba: “through and through, bone to bone”: de punta a punta y hasta la médula… Pero todavía tenían que salir…

Van a una estación de metro y sale, de primero, Morfeo. Un borracho ve al capitán desaparecer dentro de la línea telefónica y los agentes captan la anomalía: aparece Smith, transformando en sí al borrachín. Trinity sale y Smith destruye al teléfono. Había que huir, nadie nunca había derrotado a un agente; nadie podía enfrentarlos, Cypher y Trinity se lo habían advertido; Morfeo le había expresado otra certeza: él sería el único capaz, el era El Único, El Tipo. Neo no huye: “¿qué pasa, qué hace?”, pregunta Tank; “está empezando a creer”, explicó Morfeo. Cuando, luego de una batalla colosal, Smith parecía tener la victoria asegurada, le anuncia su muerte al “señor Anderson”; la transformación ya estaba suficientemente adelantada: “mi nombre es Neo”: el primer Round fue para El Tipo. Aunque, siendo humano, tuvo que huir, ya que los agentes no se desgastan como nosotros… Así comenzó la persecución, tres agentes detrás de Neo. Al final, en el hotel Corazón de la ciudad, habitación 303, Neo recibe una descarga de una 9 mm.: 6, 7 plomazos dentro de su abdomen, clavados a quemarropa… Trinity no lo puede creer, él es EL Tipo, ella lo sabe, through and through, bone to bone: le ordena que se levante, la Trinidad al Mesías que yace muerto, se levanta, quien fuera Thomas Anderson, Tomás, el incrédulo, mete sus dedos en las llagas del Resucitado y el proceso, por fin, está completo: “tienes el don, pero será en la otra vida”… Se enfrenta a los tres agentes, que descargan sus pistolas; detiene las balas por pura voluntad y las hace caer, sin ímpetu, en vertical, sólo la gravedad operando sobre ellas. Smith se lanza a una nueva refriega, Neo lo destruye desde dentro… los subordinados de Smith corren… Seis centinelas, naves de guardia fuera de la Matrix, pero del bando de las máquinas, habían entrado a Nabucodonosor, salido Neo, apagaron la nave y les descargaron un pulso electromagnético que les quemó los circuitos.

Neo había vencido: se entregó a la verdad, a la verdad de ese Gobierno de un Dios que salva, creyó, liberó su mente, fue libre, fue hecho libre, por la verdad, por el conocimiento de un orden real, que nos mide, al que pertenecemos, que no es nuestra hechura: “conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Juan, VIII,32). Descubrió lo que descubrió Nietzsche, inspirador de los Cypher del mundo: si hay gramática, hay Dios. Como Neo vio que la gramática no es su hechura, tuvo que rendirse, derrotar su mezquindad y cualquier tendencia inmanentista en sí; tuvo que dejar de ser Tomás. Niezsche-Cypher es de otro tipo: viendo que, si hay gramática, hay Dios, rechaza: “el lenguaje debe ser abandonado, implica gramática, si hay gramática, hay Dios… fuera el lenguaje, es expresión de estadios inferiores de civilización”[1].

Así, Neo es un guerrero de la única verdadera rebelión en el mundo de hoy, la única verdadera oposición al mundo de la mentira y la oscuridad revolucionaria, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA…


[1] Cfr. El ocaso de los ídolos, La “razón” en filosofía, n. 5.

Anuncios

1 comentario

  1. Entre mitos y leyendas se debate la vida, las fantasías, el engaño, el largometraje el cual nos lleva a ver porque el mundo se halla convulsionado en la violencia, el porque de las muertes masivas, metas fuera de orden y cambio de las reglas, distorsión de acciones verdaderas, vemos que muchos viven en incubadoras, que el mundo virtual nos traslada a interactuar y que algunos viven el 100% en una computadora, trabajo para algunos, una manera de matar el ocio para otros, como otros ganan mucho dinero con el hacker sin contar con las cuantiosas perdidas para los que son interceptados, mundo cruel y comercializado en estos tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: