Kalós

Inicio » Actualidad » En un mundo retrógrado, lleno de intolerantes oscurantistas

En un mundo retrógrado, lleno de intolerantes oscurantistas

Rusia no reconoce los derechos de los gay, porque no hay acuerdos sobre el particular

Éste es el oscurantista Dolgov, el que cree que hay moral y que no somos dueños del mundo y que hay un orden que no puedes violar, que tirano, cree que el ser humano tiene límites y que no tiene poder absoluto, incluso para crearse a Dios,, para constituirse en Dios, para autodefinirse y definir todo lo que le dé la gana...

Éste es el oscurantista Dolgov, el que cree que hay moral y que no somos dueños del mundo y que hay un orden que no puedes violar. Qué tirano, seguro cree que el ser humano tiene límites y que no tiene poder absoluto, incluso para crearse a Dios, para constituirse en Dios, para autodefinirse y definir todo lo que le dé la gana…

Esto es fin de mundo, unos rusos ahí, un tan Konstantin Dolgov, comisionado especial para los derechos humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, es decir, el gobierno de este país, uno de los más potentes en materia militar, el más grande en extensión de terreno, el noveno más poblado, la octava economía del mundo, el segundo país que logró la utilización de la energía atómica, la punta de lanza de la revolución mundial, sede del modelo eterno, el del camarada Stalin, este país, no reconoce los derechos que tiene la revolución a acabar con la familia… Perdón a afirmar la libertad, la libertad de convertir en derecho todo lo que nos salga de la gana.

Haberse visto, hemos dejado caer todo el peso de nuestra presión, a la que han sucumbido, uno tras otro, todos los países antiguamente cristianos; pero la punta de lanza de la revolución nos salió contestona y ahora la punta de lanza de la revolución es el rabo romo y obtuso de la reacción. Dice en Twitter el tal Dolgov que “las leyes aprobadas en Rusia que tanto han alarmado a los ‘luchadores por la libertad’ lo único que persiguen es proteger a los niños de información dañina”. ¿Ves?, se trata de reaccionarios, de gente tirana, que dice que hay verdad, que hay bienes, que hay un orden que mide nuestras mociones interiores y nuestras conductas y aún nuestras ideas; como si Kelsen no nos hubiera enseñado que todo eso es falso, que la verdad es que no hay verdad, sino tendencias radicalmente egoístas, que eso es lo científico y lo demás es tratar al hombre, al antropós, de manera antropo-mórfica, es decir, como si tuviera forma de hombre… ¡¡¡HABERSE VISTO, ESTO ES FIN DE MUNDO!!! ¡¡¡Ahora, entonces, la cosa no es que las leyes las dicta el que gane la última revolución!!! La última revolución la ganamos nosotros, ¿el ruso-bruto éste no se enteró, será que es descendiente del Zar, de Nicolás II? Nosotros ganamos la última revolución y la revolución, hoy por hoy, es mundial, mi hermanito Dolgov: ENTÉRATE. Serás barrido, mi pana, amárrate los pantalones, que Dios te agarre confesado… claro, “Dios”, esa proyección en la que creen los medio-hombres como tú, los no-superhombres cartesiano-condorcetiano-hegeliano-marxista-nietzscheanos.

Tú, Dolgov, quieres recordarnos que la “orientación sexual” e “identidad de género” no son reconocidos internacionalmente y recomendar “abstenerse de atribuir a Rusia obligaciones internacionales que no existen”. Una de dos: o el tipo cree que el “derecho internacional” es un asunto de tratados y ley natural, como los oscurantistas seguidores de Francisco de Vittoria, padre del derecho internacional, o eso sumado a que no sabe que el derecho internacional, desde el triunfo del espíritu de Wesfalia y el “triunfo de Occidente(-‘postcristiano’)”, es asunto de presión, intereses y “modernidad”, triunfo revolucionario, que hoy halla su culmen en la declaración de Yogyakarta de 2006, sobre indefinición radical de estos pedazos de masa informe que llamamos “ser-humano”, que son nuestros cuerpos, desligados de la conciencia, que posee una “libertad” total, que está completamente desligada de algún orden formal, que está fuera del mundo material, que consiste en una arbitrariedad total de impulsos ciegos y que tiene un poder absoluto sobre todo el horizonte del ser, en especial, de la materia, y en especial, de esos pedazos de masa que llamamos nuestros cuerpos. Por eso, su Rusia aprueba una ley retrógrada, creyendo estar amparada en un vacío en las regulaciones internacionales, en la que se sanciona a “quienes realicen propaganda para formar a los menores en ‘orientaciones sexuales no tradicionales’, o para ‘presentar como atractivas las relaciones sexuales no tradicionales’, así como a quienes promuevan ‘la idea tergiversada de que las orientaciones sexuales tradicionales y no tradicionales tienen igual valor social’”. Claro, ya es una victoria que hablen de “tradicionales” y “no tradicionales”: la puerta está abierta, todo aparece como restricción absurda de unas costumbres arbitrarias… Pero eso no basta, hay que dar el último paso: si enseñas que la homosexualidad o la intersexualidad o la transexualidad o la bisexualidad, etc. no son lo máximo, tienes que ser destruido, tú y toda tu familia, desde la sexta generación hacia atrás, hasta la décima hacia delante… Sí, eso es la TO-LE-RAN-CIA, lo dice papi Barack…

***

Esto sí es revolución, hermanitos, esto es lo moderno, lo oscuro y tolerante: lo totalitario, el aplastamiento de la disidencia, sobre todo si es en nombre de Dios y su orden. Hay una sola respuesta: la rebelión, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA…

 

Nota: la información en la que se basa este artículo procede de ACIprensa, del artículo No existe reconocimiento internacional de “orientación sexual” e “identidad de género”, recuerda Rusia, publicado el 07-08-13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: