Kalós

Inicio » Actualidad » Pío XII: Salvador de 800.000 judíos (1)

Pío XII: Salvador de 800.000 judíos (1)

Acusado: “El Papa de Hitler”

Primero de la serie: el Santo calumniado por la revolución
Quizás, la persona que más vidas de un genocidio ha salvado en la historia de la tierra, Pío XII, terriblemente calumniado. Aquí está la imagen de ese frío e inhumano pontífice, que pinta Saul Friedlander

Quizás, la persona que más vidas de un genocidio ha salvado en la historia de la tierra, Pío XII, terriblemente calumniado. Aquí está la imagen de ese frío e inhumano pontífice, que pinta Saul Friedlander

El 14 de marzo de 1.937, Pío XI publicaba su encíclica Mit brennender sorge, que fue la primera condena internacional del Nacional Socialismo: una condena sin paliativos, publicada en Alemán, para que no quedarán equívocos: “Todo el que tome la raza, o el pueblo, o el Estado, o una forma determinada del Estado, o los representantes del poder estatal u otros elementos fundamentales de la sociedad humana […] y los divinice con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios”. Pacelli era el Secretario de Estado de Pío XI, su encargado de relaciones internacionales, su ministro de relaciones exteriores, su canciller y había estado como nuncio en Alemania del 19 al 29, en el surgimiento del nazismo: todo el mundo sabía que él estaba detrás de este ataque a Hitler y su banda de malandros. El 21 de marzo, la encíclica se leyó desde todos los púlpitos de Alemania, en las más de 11.000 iglesias germanas… Y los revolucionarios, conscientes de la ignorancia reinante en el oscurantismo revolucionario, en la época del “analfabetismo teórico”, como lo llama Voegelin, siamés de la total abulia intelectual de la época del “progreso”, la época en que un tal Dan Brown asegura que no se sabe nada de Cristo y que el único que sabe es él, que dice que fue un pagano creyente de divinidades con cuerpo y femeninas, en esta época, los revolucionarios, que saben que pueden mentir sobre lo que pasa hoy, como con la pedofilia de los curas, vienen y se dedican a difamar a la Iglesia y a Pío XII, “el Papa de Hitler”, como titula su libro de 1.999 uno de los grandes calumniadores, John Cornwell…

Nadie creyó nunca esto, hasta que los revolucionarios quisieron, empezando en el Moscú de los bolcheviques…

***

Joseph Goebbels anotó en su diario, luego de oír el primer discurso de Navidad de Eugenio Pacelli como Papa Pío XII: “El Papa ha dado su discurso navideño. Lleno de amargos ataques encubiertos contra nosotros, contra el Reich y el Nacional Socialismo. Todas las fuerzas del internacionalismo están en nuestra contra. Debemos quebrarlas” (William Doíno Jr., http://www.firstthings.com/onthesquare/2007/07/the-silence-of-saul-friedlander, 24-07-07). Esta manifestación de Goebbels recoge la opinión reinante en todo el mundo, de 1.933 a 1.962. “La primera encíclica del Papa, Summi Pontificatus, promulgada en el mismo inicio de la guerra, no sólo defendía a Polonia, sino también sostenía la unidad de la especie humana, citando explícitamente a San Pablo cuando igualaba a los judíos y los gentiles (Col. 3,10-11). El primer mensaje de Navidad de Pío llamaba a la protección de las minorías raciales y condenaba las ‘atrocidades’ cometidas ‘contra no beligerantes y refigiados, contra personas ancianas, mujeres y niños’; defendía ‘la dignidad, libertad y vida humana’; y declaraba que las acciones que las violaban clamaban ‘venganza a los ojos de Dios’” (ibíd.).

***

A pesar de todo, Cornwell, Saul Friedlander, Robert Katz, Daniel Goldhagen, han liderado un ataque de las últimas décadas contra el Papa que salvó a más gente del exterminio nazi: más de 800.000. Siguen a la tramoya montada por el comunista Rolf Hochhuth, asalariado de Moscú, quien, en 1.963, montó la obra de teatro El Vicario, fuertemente calumniosa de Pío XII. Friedlander, por ejemplo, es un reconocido historiador del nazismo, con buenos trabajos al respecto, que se desliza en su odio, cuando se trata de Pío XII. Últimamente, en la última década, la judía Pave the Way Foundation, de Gary Krupp, ha estado publicando material sobre los enormes esfuerzos de Pío XII en favor de la humanidad; ha publicado declaraciones de todo el mundo, de Einstein, Golda Meir, Ben Gurion, alabando a Pío XII. No ha habido respuesta: los revolucionarios no se pueden retractar de sus mentiras, eso implicaría que van a dejar de ser revolucionarios, odiadores de Dios o de Cristo.

Fíjense en ésta del Palestinian Post: “varios miles de refugiados, muy mayoritariamente judíos, durante el fin de semana dejaron el palacio papal en Castel Gandolfo –la residencia veraniega del Papa, cerca de Marino– luego de disfrutar de seguridad allí durante el terror reciente. Además de judíos, personas de todos los credos políticos, que se han puesto en peligro, recibieron amparo en el palacio. Antes de partir los refugiados expresaron su gratitiud al Papa, a través de su mayordomo” (Sanctuary in the VaticanPalestine Post, June 22, 1944, p. 3; citado  por Doíno, en loc. cit.). Si una imagen así de la Iglesia salera a la luz, los revolucionarios estarían perdidos. Esto no puede saberse. En esto consiste el oscurantismo revolucionario, juntamente con el odio a la humanidad y a Dios, la voluntad de poder, la inmoralidad desatada, en donde el deseo del poderoso debe ser ley, a cosata de la decencia y del débil. ¡¡¡ESTO NO PUEDE SABERSE!!!

De aquí en adelante, una serie de artículos sobre este tema: hay que reivindicar a este grande de la humanidad. Lo reclama la justicia, la decencia, la misericordia de Dios. Esto es respuesta al totalitarismo revolucionario, es rebelión, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: