Kalós

Inicio » Actualidad » Discutes racionalidad: fanático, promotor del odio

Discutes racionalidad: fanático, promotor del odio

El personaje “Arturo” dice que soy promotor del odio, por contar hechos concretos que están sucediendo y discutir su racionalidad

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: "Jesús". Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático... razonando, dime tú

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: “Jesús”. Éste, queriendo razonar, sobre política, religión, ética, antropología: qué fanático… razonando, dime tú

Al principio de la película Ojos de serpiente, de Brian De Palma, una reportera, en el bulevar de los casinos de Atlantic City, dice que está ahí, bajo el “Huracán Jezabel”. La paran y la reprenden, tiene que decir que es “Tormenta Jezabel”. Para el final, había que rendirse ante la evidencia: la resentida periodista le dice a los televidentes: “well, it appears that tropical storm Jezabell was a hurricane, after all”, “bueno, tal parece que la tormenta tropical Jezabel, era un huracán, después de todo”.

Así funciona la revolución del gnosticismo modernista. Así, en dos sentidos diversos. Primero no parecía sino tormenta y resultó ser huracán que devasta todo: cada día son más los que creen que esta inmoralidad desatada es el fin de los tiempos.

Cada vez es más claro que, si te le opones, tienes que negar la realidad y meter el rabo entre las piernas, te guste o no. Di que hay que discutir la racionalidad de la homosexualidad: “FANÁTICO”. ¿Crees que Dios existe? FANÁTICO. Di, oh, atrevida sabandija: “la homosexualidad es mala”: “Me rasgo las vestiduras, tenemos a un promotor del odio”. Atrévete a decir que la policía en Francia obró de manera tiránica contra manifestantes pacíficos,defensores de Francia, de su ser y su bien,contra familias, contra ancianos y niños, contra una manifestación pacífica de más de un millón de personas, la más grande en ese país desde 1.968: mereces que se te pase la aplanadora.

Osa reproducir a Masha Gessen, lesbiana, líder mundial de la ideología del género, que dice que lo del matrimonio homosexual es una mentira, un caballo de Troya, que lo que quieren hacer, ella y sus correligionarios, es reingeniería social, que la sociedad diga que está bien que ella viva con 5 otras personas, masculinas y femeninas, y que sus tres hijos merecen vivir así y con reconocimiento. Di que la Dra. Meagan Tyler(Profesora de Sociología en la Victoria University [Australia]) lo hace, así comoDavid Vakalis (activista gay australiano), Michelangelo Signorile (OUT magazine, diciembre / enero 1994, reproducido por Huffpost Gay Voices, 16/05/2013 [periodista y activista gay gringo, publicitado por Newsweek]), Ryan Conrad (artista y activista gay gringo, anti-matrimonio homosexual), Sally Kohn (activista lesbiana, cuyo trabajo es publicado en Fox News Channel, The Washington Post y USA Today]), Alex Gabriel (Politics.co.uk), National Conference on Organized Resistance (conferencia de comunistas, anarquistas, GLBT y demás especímenes de los Estados Unidos, tan importante que tiene artículo en Wiki en inglés), David McGee (guionista hollywoodense, nominado al Oscar y al Globo de Oro), Paul Varnell (Chicago Free Press), Gay Liberation Front (Manifiesto, Londres, 1971, revisado en 1978), Paula Ettelbrick (Nacional Gay y Lesbian Task Force). Di todo esto, cítalos, trae y considera sus declaraciones, infórmale a la gente que por aquí van los tiros: fanático, promotor del odio.

Di que todo esto es asunto de querer convertir en ley al apetito. Di que hay por ahí gente queriendo definir al ser humano por sus apetitos desviados; di que tú no reduces al hombre a apetito sexual; que tú sabes que el hombre es mucho más. Saldrá gente como el personaje-Arturo, uno inventado por mí. Vendrá y dirá que, como yo titulo un artículo “los drogos” y, presumiblemente, eso se refiere al apetito desviado de unos esclavizados por este tremendo mal y, además, decir que esto es un mal supone que yo creo que hay orden y que se puede conocer y, de hecho, yo conozco aspectos importantes del mismo, entonces, yo, al llamarlos así, estoy promoviendo el odio contra ellos.

Si digo que en Inglaterra y en Bélgica están metiendo presos a obispos y predicadores callejeros por decir que la homosexualidad es mala, estoy promoviendo el odio. Porque, por supuesto, eso no es tiranía. Tiranía es decir que eso es tiranía. Al menos, según el personaje-Arturo. Y decir que la Biblia está por ser prohibida, a la luz de estos casos, es promoción del odio. Como lo es decir que vivimos bajo cerrada tiranía, dado que gente como el personaje-Arturo, sin leer, por el hecho de que se planteen estos asuntos, dice uno es promotor del odio. ¿Cómo será leer a San Pablo, la carta a los Romanos, capítulo I,18 y ss.? Ella dice: “pues la ira de Dios se manifiesta desde el cielo sobre toda impiedad e injusticia de los hombres que en su injusticia aprisionan la verdad con la injusticia. En efecto, lo cognoscible de Dios es cognoscible entre ellos, pues Dios se los manifestó; porque desde la creación del mundo, lo invisible de Dios, su eterno poder y divinidad, son conocidos mediante las obras. De manera que son inexcusables, por cuanto, conociendo a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se entontecieron en sus razonamientos, viniendo a oscurecer su insensato corazón; y, alardeando de sabios, se hicieron necios, y trocaron la gloria del Dios incorruptible por la semejanza de la imagen del hombre corruptible y de aves, cuadrúpedos y reptiles […]. Por esto, Dios los entregó a los deseos de su corazón, a la impureza, con que deshonran sus propios cuerpos, pues trocaron la verdad de Dios por la mentira y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar de al Creador […]. Por lo cual, los entregó Dios a las pasiones vergonzosas, pues las mujeres mudaron el uso natural en uso contra naturaleza; e igualmente los varones, dejando el uso natural de la mujer, se abrazaron en la concupiscencia de unos por otros, los varones por los varones, cometiendo así torpezas y recibiendo en sí mismos el pago debido a su extravío”. Puro odio: la Biblia debe ser censurada. Y los que creemos en ella: pa la cárcel. ¿Verdad, personaje-Arturo? Porque Cristo es el más grande promotor del odio de la historia, ¿no es así? Claro que sí, Él dijo que lo natural es el matrimonio de uno con una, para siempre (cfr. Mc. X,2-12).

Esto es la tiranía revolucionaria, la descrita por Jones, hablando del profeta de la revolución, Wilhelm Reich, quien, para curar a su hija del “virus del misticismo”, del deseo de rezar, la puso, de 7 años a masturbarse. Así odiaba a Dios y a sus fieles. “La separación de Iglesia y Estado podría haber sido una forma de evitar este conflicto [el de la juventud y su ‘contagio’ de misticismo], pero mientras más cercanamente se examinen los respectivos ejemplos históricos, más irrelevantes resultan ser tales ficciones jurídicas. Para empezar, se está hablando primariamente de moral y el orden moral no está en posesión [exclusiva] de ninguna religión, aunque algunas se adhieran a él más fielmente que otras. Sea que tenga lugar en Berlín la revolución contra el protestantismo prusiano o en Austria contra la Iglesia Católica o en los Estados Unidos contra un estado que afirma ser neutral en materia religiosa, los rasgos esenciales de la lucha permanecen los mismos. La lucha política crucial, de acuerdo con Reich, versaba sobre quién controlaba la moral sexual, porque Reich entendía, como Nietzsche y Eurípides antes que él, que aquél que controla el sexo controla al estado. El estado puede tolerar sólo aquellas costumbres compatibles con su sistema de valores y sólo hay dos conjuntos de valores mutuamente excluyentes de los que elegir, aquellos simbolizados en la vida de la niña comunista por los polos de oración y masturbación. Lo que Reich entendió como resultado de su trabajo de sex-pol es que la creencia se sigue del comportamiento y que el orden social del estado clásico sólo puede mantener su existencia bajo ciertas condiciones. El estado clásico debe promover la virtud; el revolucionario debe promover el vicio. El revolucionario puede promover el vicio como vía para derribar al estado clásico, pero el vicio lleva, tarde o temprano, al fracaso del estado revolucionario también, como los soviéticos averiguaron, en un corto período en 1.926, cuando trataron de detener la marea de la decadencia [de la revolución sexual que acompañó a la comunista, como uno de sus epígonos] y, a la larga, cuando el imperio soviético cayó definitivamente en 1.989” (Libido Dominandi, sexual liberation and political control).

Esto es, Arturito, esto es tu revolución. Gracias por dejar bien claro que la revolución es así… La única respuesta razonable, decente, honorable, virtuosa, es la rebelión, LA REBELIÓN DE LA ESENCIA…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: