Kalós

Inicio » 2013 » julio

Monthly Archives: julio 2013

Anuncios

Acreedor del agradecimiento de Dios (2)

Dios existe, crea todo y hay mal: las causas segundas introducen su sello realmente, podemos ayudar a Dios, podemos introducir terribles distorsiones o contribuir con grandes aportes

¿Cómo habrá pagado el Dios que no se deja ganar en generosidad la generosidad de la Virgen y San José, de los reyes y los pastores? ¡¡¡Qué envidia de la buena!!!, la que no es tristeza por el bien de otro, sino deseo intenso de participar en él,¿ah?

¿Cómo habrá pagado el Dios que no se deja ganar en generosidad la generosidad de la Virgen y San José, de los reyes y los pastores? ¡¡¡Qué envidia de la buena!!!, la que no es tristeza por el bien de otro, sino deseo intenso de participar en él,¿ah?

Hay gente que reniega de Dios. Hay gente que cree poder demostrar que Dios no existe, a partir de lo creado, como si el Creador dependiera de las criaturas, la causa del efecto. Hay unos que creen que pueden probar la nada de las relaciones de Dios y el mundo: los hechos negativos absolutos son de imposible prueba, dicen los abogados que estudian las pruebas: no se puede demostrar la nada; aunque sí se pueda demostrar algún  hecho que implique la negación de otro asunto. De ahí que el asunto del mal, su misterio, su interpelación, siempre haya sido la más poderosa razón contra un Dios creador, omnipotente, omnisciente, que tiene un gobierno infalible sobre todo lo que ocurre y ama infaliblemente al Bien. Parece, claro, una contradicción. O Dios no es omnipotente o no gobierna o no es puro Bien o no es creador o no existe. Por supuesto, la última alternativa significa que el hecho evidente de la existencia del mal presta una razón como la que digo arriba: no hay relaciones Dios-mundo, pues, de ser así, no debería haber mal. Sin embargo, esto es claramente muy tonto: para empezar, porque es más razonable alguna de las alternativas, ya que, en realidad, el mal no es, en toda lógica, ese hecho que se anteponga a un tercer asunto y que sea un impedimento dirimente de su existencia. Eso se ve de manera diáfana por las otras alternativas: un Dios que tampoco es todopoderoso o que no ama necesariamente al bien o que no gobierna, que no se interesa por nuestros asuntos. No hay modo de probar que Dios no exista, pues esa prueba se refiere a la afirmación de la nada de las relaciones de Dios y el mundo, a la afirmación de la dependencia de la Causa respecto de sus efectos o, lo peor, la captación de la nada misma de Dios. Así, quien niega a Dios tiene, si se quiere, una posición cómoda: no puede tener la carga de la prueba, pues lo de imposible prueba no puede ser objeto de prueba. La carga de la prueba la tienen los que afirman la existencia de Dios, en la discusión entre unos y otros. Por supuesto, vienen los negadores y aducen argumentos que sean piedras de escándalo de los que afirman. Una es la del mal, 1) otra es la de los del big bang, 2) otra la de los que afirman las cadenas causales infinitas, 3) otra la de las cadenas circulares de causalidad, 4) otra la de los que dicen que estamos en un universo causalmente cerrado, 5) otras son los que pone Kant, quien asegura, a lo Lutero y Ockham, que se habla de lo que no es objeto de nuestro habla, que Dios y sus relaciones superan nuestras capacidades. Es decir, ellos dicen: “no hay relación, ni aquí ni allí ni allá ni acullá; y eso contradiría esto y aquello, así y asao y sancochao”. Los que afirman tienen una carga dura, si lo que quieren es presentar PRUEBAS. Por supuesto, siempre se puede recurrir a este expediente: “sus objeciones son baladíes, no representan verdaderos impedimentos, son manifestación de estulticia”. Es verdad que lo son; pero también es verdad que eso no nos muestra a Dios: la vía tiene que ser otra… Primero, creo yo, hay que mandar a la porra esas objeciones, luego vendrá la afirmación, quizás, como consecuencia de la respuesta a algunas de las objeciones. Vamos a verlas, pues: 1) la del big bang es muy estúpida, no hay un movimiento material que se pueda presentar como el primero (vid. artículos Aristóteles y Santo Tomás: un tumba-rancho acaba con el Big Bang 1, 2 y 3, de este blog).

(más…)

Anuncios

Acreedor del agradecimiento de Dios (1)

Es asombrosa la delicadeza divina: María y José criaron a un Dios que se hizo bebé inerme

Huida a Egipto: hasta el burro debe estar en el Cielo: ¿cómo habrá pagado Dios este servicio de san José y la Virgen?

Huida a Egipto: hasta el burro debe estar en el Cielo: ¿cómo habrá pagado Dios este servicio de san José y la Virgen?

“Cuando Jesús se encontraba en Betania, en casa de Simón el leproso, se acercó una mujer con un frasco de alabastro, que contenía un perfume valioso, y lo derramó sobre su cabeza, mientras él estaba comiendo. Al ver esto, sus discípulos, indignados, dijeron: «¿Para qué este derroche? Se hubiera podido vender el perfume a buen precio para repartir el dinero entre los pobres». Jesús se dio cuenta y les dijo: «¿Por qué molestan a esta mujer? Ha hecho una buena obra conmigo. A los pobres los tendrán siempre con ustedes, pero a mí no me tendrán siempre. Al derramar este perfume sobre mi cuerpo, ella preparó mi sepultura. LES ASEGURO QUE ALLÍ DONDE SE PROCLAME ESTA BUENA NOTICIA, EN TODO EL MUNDO, SE CONTARÁ TAMBIÉN EN SU MEMORIA LO QUE ELLA HIZO»” (Mt. XXVI,6-13).

Hay profecías de Jesús que son realmente impresionantes, así como otras del Antiguo Testamento. Hoy se quiere negar la profecía como vaticinio, porque se quiere negar a Dios, lo sobrenatural, la intervención extraordinaria, etc. Se niegan las profecías de Jesús sobre la caída de Jerusalén: ¿y qué me dicen de la de Daniel IX? Ahí el profeta predice esa caída y, en el versículo 26, dice que, ¡¡¡¡luego de dársele muerte a un Ungido que no tenía ninguna falta!!!!, caería ¡¡¡¡bajo un príncipe!!!!: bajo Tito, en ese momento príncipe, hijo de Vespasiano, emperador a la sazón: báilenme ese trompo en la uña. No se diga nada de Isaías: 52-53, 40, el Salmo 22, el Salmo 55,14, etc., etc., etc. y un larguísimo etc. Sin embargo, de las profecías de Jesús, estas extraordinarias son muy claras, pero más aún lo son aquéllas como las del pasaje transcrito: un hecho tan aparentemente minúsculo ¿tendrá tal trascendencia? ¿Quién puede predecir algo así? Parece de locos, ¿no? Lo sería, si no fuera la profecía del Emmanuel: de Dios-con-nosotros. Si yo dijera algo así, sería que me volví loco. Lo dice Jesús y es real y, 2000 años después la prueba está dada: su gesto quedó para perpetua memoria… Es como las profecías sobre que seríamos perseguidos, calumniados, insultados, injuriados sus discípulos: primero, no es la mejor propaganda, segundo, parece megalomanía: ¿a quién le podría importar lo que dijera el carpintero seguido de pescadores de ese pueblucho, rinconcito del Imperio romano? Bueno: somos miles de millones y los perseguidos hoy son centenares de millones: toooooomaaa… tu tomate.

(más…)

Jorge Luis Borges y la razón de su agnosticismo

O sobre la pequeñez de ánimo del hombre

Jorge Luis Borges, genio y buen hombre. No fue cristiano, pero no fue enemigo de Cristo; más bien, fue su amigo, por parte de su mamá. Ella, con su Fe, puede haber hecho de su hijo un "obrero de la undécima hora"

Jorge Luis Borges, genio y buen hombre. No fue cristiano, pero no fue enemigo de Cristo; más bien, fue su amigo, por parte de su mamá. Ella, con su Fe, puede haber hecho de su hijo un “obrero de la undécima hora”

Jorge Luis Borges fue un gran genio, de eso no hay duda. Fue un hombre capaz de entender todo y de ponerlo en una gran clave literaria, convirtió todo en estética. Además, fue un hombre bueno, un hijo piadoso. A petición de su madre, rezó el Ave María todas las noches de su vida y Dios lo premió: en los últimos instantes de su vida fue asistido por un  sacerdote y recibió los últimos auxilios. Quizás, a quien premió fue a la madre del literato, que se preocupó siempre, cual moderna Santa Mónica, de la salvación eterna de su Agustín. A lo mejor, la Virgen le consiguió esa postrera gracia. No podemos saberlo en esta vida. Posiblemente todo sea una combinación de todas las anteriores.

Borges fue un tipo que tuvo una desgracia en su gran inteligencia. No soy un experto en el autor ni nada por el estilo, pero creo saber que, él entendió mucho de los sistemas pseudo-filosóficos modernos y postmodernos y se infectó de un rasgo de esa postmodernidad: el no creer en nada, el ver a todo como invención humana. Pensaba, Borges, que el hombre es demasiado pequeño para todo, absolutamente todo: incluso para el bien o el mal…

(más…)

En Chile, los revolucionarios dan lecciones cívicas… destrozando la Catedral, en nombre del aborto

Homicida no respeta templo de Dios

Éste es el nuevo arte abortista. Claro, ellas prefieren embriones destrozados en mares de sangre. Puro amooor...

Éste es el nuevo arte abortista. Claro, ellas prefieren embriones destrozados en mares de sangre. Puro amooor…

Destrozaron confesionarios, pintaron grafitis blasfemos en altares e imágenes, no llegaron al Altar mayor, puesto que los fieles presentes, la alcalde de Santiago, Carolina Tohá, entre ellos, se enfrentaron a los casi 300 vándalos (Aciprensa, FOTOS: Abortistas asaltan y profanan Catedral de Santiago de Chile, 26-07-13).

Fue el día de Santiago, 25 de julio, en la noche, y celebarndo la Misa estaba el propio arzobispo de la ciudad, monseñor Ricardo Ezzati. Isabel Cárcamo, representante de Articulación Feminista de Libertad de Decidir, organización participante de la manifestación de activismo político, dijo a CNN Chile que ella no compartía ese modo de expresar la opinión, pero comprende que se desboquen de tal modo, como en Chile no hay aborto y es algo de una necesidad tan urgente, la gente debe tener su “enojo” justificador. Por eso, que se destroce un monumento nacional, como es la catedral, que data de 1.748, que es el principal templo de la religión ampliamente mayoritaria en el país y bajo cuya égida el mismo se fundó. Es muy comprensible, entonces, que llegaran unas mujeres semidesnudas a provocar dentro del templo, en pleno ejercicio del culto, en plena celebración eucarística, en plena celebración del Sacrificio que creemos que es el mismísimo de Nuestro Señor Jesucristo en la Cruz, el Sacrificio perfecto de alabanza, acción de gracias, expiación y propiciación, el de la redención del mundo. Todo muy justificado, porque ya está bueno de que la Iglesia bloquee su derecho a matar muchachitos. ¿Cómo no va a estar bien que ellas se lancen con tal vehemencia que la policía tenga que intervenir para que no quemaran bancos de la Iglesia y siguieran destrozando propiedad que es de todos los chilenos a los que la Iglesia sirve? Está muy justificado. Ellas tienen que estar “enojadas”, furiosas (ibíd.).

(más…)

Una abortista, un colegio de médicos y el Consejo de Europa de acuerdo: el aborto es homicidio

Sólo que la feminista dice que es justificado; lee y juzga tú

Una semilla de mango es semilla de mango, una de guanábana es de guanábana, un huevo de gallina es de gallina, un embrión humano es de humano. Más claro no canta un gallo: un embrión humano es humano: su principio de desarrollo y la ley de su crecimiento son principios intrínsecos suyos...

Una semilla de mango es semilla de mango, una de guanábana es de guanábana, un huevo de gallina es de gallina, un embrión humano es de humano. Más claro no canta un gallo: un embrión humano es humano: su principio de desarrollo y la ley de su crecimiento son principios intrínsecos suyos…

“Judith Arcana, integrante del servicio ‘Jane’ que se especializó en ofrecer abortos ilegales antes de 1973, ofreció una clase [en la Universidad de Loyola de Chicago] sobre ‘Ética de la Reproducción Humana’ en la que consideró que el aborto ‘debe ser un acto compasivo’. Arcana es una vehemente promotora del aborto y asegura que el movimiento anti-vida solo ganará el ‘terreno perdido’, si admite que el aborto es el asesinato de un niño vivo, pero defiende la decisión de la madre. Según informa la agencia LifeSiteNews, Arcana fue presentada por dos profesores que no mencionaron su trabajo en ‘Jane’ y en su ponencia, la militante equiparó el aborto y la fractura de una pierna” (Militante abortista da “lección” a estudiantes de bioética en universidad jesuita de EEUU, Aciprensa, 17-10-2.006). El fragmento del artículo citado, muestra la mendacidad: el “humanismo” de la gnóstica, el ocultamiento de su mal por sus presentadores en una universidad que se dice católica, la presentación de la conferencia como “ética de la reproducción”. Y sólo dice la verdad de la esencia homicida de sus convicciones, a causa de la táctica, para “recuperar terreno”. Pero lo que importa ahora es ver el carácter homicida, descaradamente homicida. El gnosticismo, al menos desde Marx (no se diga nada de Lutero[i]), no repara en daños para luchar por la “causa”. Los revolucionarios gnóstico-ideológicos son enemigos de la humanidad. En cuanto tales, son homicidas y muy frecuentemente embusteros, es decir, se disfrazan detrás de motivos de “profunda humanidad”. En ese sentido, se puede decir que son “homicidas desde el principio, mentirosos e hijos de la mentira” (Cfr. Jn. VIII,44). Claro, alguna vez, en algún foro, un ideólogo viene y saca a la luz el verdadero sentido de su gnosis. Hay que aprovechar los casos, porque escasean. He aquí uno: Judith Arcana.

(más…)

Sexo, Catolicismo y modernidad

El sexo: algo sublime en el amor y la gracia de Dios, mancillado por el ateísmo revolucionario

De Luca Giordano: San Joaquín, Santa Ana y la Virgen [inmaculada]: modelo más grande de familia, en la que el sexo es expresión de pura santidad y belleza divina

De Luca Giordano: San Joaquín, Santa Ana y la Virgen [inmaculada]: modelo más grande de familia, en la que el sexo es expresión de pura santidad y belleza divina

“Quien, en el amor casto, ve la belleza y no piensa que la carne es bella, sino el espíritu, admirando, como juzgo, al cuerpo como una imagen, por cuya belleza se transporta a sí mismo al Artista y a la verdadera Belleza; exhibiendo el símbolo sagrado de la rectitud a los ángeles que esperan la ascensión; quiero decir, la unción de la aceptación, la cualidad de la disposición que reside en el alma que se alegra por la comunicación del Espíritu Santo” (Clemente de Alejandría, Stromata, IV,18). Esto es el sexo para un católico: una manifestación y una comunicación profunda de la persona, del espíritu, de la verdad del propio ser, de la Gracia misma de Dios, que nos comunica con su Espíritu. Es una manifestación sublime del amor, de la entrega mutua, una consecuencia, como dice Platón, en el Banquete, de esa “procreación en los cuerpos y en las almas”, que es el amor. Es una característica propiamente nuestra, propia del hombre, “única criatura en la Tierra a la que Dios ha amado por sí misma”, la cual “sólo puede encontrar su plenitud, en la entrega sincera de sí mismo a los demás” (Constitución Pastoral Gaudium et Spes, del Concilio Vaticano II, n. 24). El amor es fuerza de unión, de conservación, de entrega y recepción del don personal del otro; el sexo es su manifestación. Se da sanamente entre amantes verdaderos, entre gente dispuesta a darse totalmente. Entre gente que, como una característica esencial del hombre es la temporalidad, implica la entrega de todo el tiempo, hasta la muerte: “permítaseme que no admita impedimento al enlace de las almas fieles: no es amor el amor que al percibir un cambio cambia ni el que propende con el distanciado a distanciarse. Oh, no, el amor es un faro inmóvil, que contempla las tempestades y no se estremece nunca. El amor es la estrella para todo barco sin rumbo, cuya virtud se desconoce aunque se tome su altura. El amor no es juguete del tiempo, aunque lleguen al alcance de su corva guadaña los labios y las mejillas de rosa; el amor no se pasa con las horas y las semanas rápidas, sino que perdura, hasta el fin de los días. Si esto es error y puede probárseme, entonces yo no he escrito nunca ni hombre alguno ha amado jamás” (Shakespeare, Soneto CXVI). El sexo, manifestación del amor, se da plenamente en la entrega abierta a la vida y a la entrega del otro, excluyendo todo egoísmo buscador del propio placer, excluyendo el ser del otro. Como dice Víctor Frankl, los actos naturalmente establecidos para la entrega tienen que dirigirse a ella, de lo contrario, al ir cerrándose en el egoísmo, los caminos de la realización en la entrega van cerrándose, una vez cerrados, no hay quien vuelva a abrirlos. Por eso, Quien “revela el hombre al propio hombre”, Jesucristo, establece al matrimonio como sacramento, una vez que, en la creación, se establece como medio natural de realización, que es, de suyo, indisoluble (Mt. XIX,3-9; Mc. X,2-12). Y, así, el sexo pleno está en el matrimonio, el sexo que está ligado a la realización existencial, en santidad, de los cónyuges: así “el tálamo nupcial es un altar” (San Josemaría).

(más…)

Mercado, propiedad y dinero, necesidades humanas naturales

La justicia, la libertad, el orden de lo humano, excluyen comunismo y capitalismo

Karl Marx, uno de los padres del ideologismo de hoy, padre del peor comunismo que ha visto la historia, rematado de materialismo radical y totalitarismo aplastante

Karl Marx, uno de los padres del ideologismo de hoy, padre del peor comunismo que ha visto la historia, rematado de materialismo radical y totalitarismo aplastante

Ayer (en el artículo La ética y el capitalismo desbocado) mostré que la ética y el capitalismo están fuertemente reñidos: el capitalismo es, simplemente, una máscara de nihilistas, avaros, que buscan el poder, amando el dinero, vale decir, OLIGARCAS. Hoy podemos hablar de cómo el comunismo es una fuerte negación de la naturaleza humana. Y nótese algo, que quede muy claro: no estoy diciendo “marxismo”, éste es sólo un tipo horrendo, aterrador de comunismo: yo estoy hablando de todo comunismo POLÍTICO (que nada tiene que ver con la comunidad profunda de todo tipo de bienes de los primeros fieles de la Iglesia, cuyas alma y corazón eran UNO), incluso del platónico, el del libro V de La República, al que pulveriza Aristóteles, en el libro II de La Política, aún cuando éste lo defiende Platón, en nombre no del gnosticismo usurpador de Dios, como el de Marx, sino de muy elevados principios de justicia, unidad de la comunidad política, desprendimiento humano, preocupación por el bien público y paz y amistad ciudadanas.

Platón (La República, libro II), muestra que una cierta precariedad, unida paradójicamente a una riqueza, del hombre, constituyen la necesidad del mismo de pertenecer, de vivir, en sociedades, ya que él no es capaz de resolver solo todos los problemas, incluso materiales, de su existencia, mientras que puede, en conjunción con otros, resolver unos pocos de muchas personas; de modo que todas ellas, reunidas, se hacen capaces de satisfacer todos los requerimientos de la vida. En ese mismo libro II de La República, el Ateniense muestra que, dada esa diversidad de producciones, se requiere de comerciantes y de un mercado, en el que todas ellas puedan ponerse a disposición de todos, ya que los que producen no pueden ser, a la misma vez, mercaderes. Aristóteles (Etica a NIcómaco, V) atribuye a estos intercambios la exigencia de dinero, como medio de intercambio, como medida de las cosas a intercambiar, de naturaleza tan disímil, que no pueden sino ser, de otro modo, inconmensurables: se vive en comunidad pues nos necesitamos unos a otros, por naturaleza, es decir, vivimos para el amor y la justicia, lo que se manifiesta, incluso, en nuestras necesidades corporales y, sin dinero, que posibilita el intercambio de los bienes, aún los espirituales, en algunos casos (como en el pago de la educación o de los libros o de la entrada para el museo o del cine o el teatro), no sería posible la participación de todos en todos los bienes, que es lo que mueve la sociedad, en primer lugar. Aquí se entra en el terreno de la justicia conmutativa.

(más…)