Kalós

Inicio » Actualidad » Rubén Blades: ¿sabes por qué “en Latinoamérica matan al…”? (4): La Iglesia parió a Hispanoamérica

Rubén Blades: ¿sabes por qué “en Latinoamérica matan al…”? (4): La Iglesia parió a Hispanoamérica

Y gritamos con los Cristeros: VIVA CRISTO REY, para “deleite” de los enemigos de Dios

El Beato José Luis Sánchez del Río, digno representante de la esencia hispanoamericana: fiereza indomable, a su corta edad, las torturas y lisonjas no lo llevaron a renegar de Cristo, sino a gritar: VIVA CRISTO REY

El Beato José Luis Sánchez del Río, digno representante de la esencia hispanoamericana: fiereza indomable, a su corta edad, las torturas y lisonjas no lo llevaron a renegar de Cristo, sino a gritar: VIVA CRISTO REY

Como hemos dicho, la Hispanoamérica contemporánea está infectada de materialismo y Leyenda negra anti-católica y anti-Hispana, es decir, está infectada de espíritu suicida, de espíritu contrario a nuestro propio ser. Nosotros no somos una raza, somos un Espíritu.

El Espíritu de Cervantes, de Vittoria, de Santa Teresa, de San Ignacio, de San Juan de la Cruz. Si no me creen, vean las reducciones jesuitas del Paraguay: Ignacio; Santa Rosa de Lima: dominica; la Virgen de Guadalupe, que es Méjico y es Madre de toda América, y la de Coromoto, la gran evangelizadora de Venezuela; vean a cada una de nuestras universidades, nacidas del seno de la Iglesia; las defensa de los indios, de los discípulos de Vittoria, de Santo Domingo, y de Bartolomé de las Casas; vean quién fundó las ciudades, quién fundó casi toda California, el franciscano Junípero Serra, vean los nombres de nuestras ciudades: Santo Domingo, San Juan de Puerto Rico, San José de Costa Rica, San Cristóbal, Santiago de Chile, Santiago de León de Caracas, La Asunción, La Paz, Santa María de los Buenos Aires, Santa Fe de Bogotá, San Martín, San Salvador, Veracruz y paremos de contar. Hasta la independencia fue un grito de Dolores del cura Hidalgo, en Méjico, o un no al napoleónico Emparan en Caracas, de parte del padre Madariaga…

En cualquier ciudad de América hispana, en el siglo XVIII, la familia se dedicaba a rezar, a oír música sacra, a departir frente a un retablo de un santo. Nuestras primeras instituciones educativas fueron universidades eclesiásticas, pueblos de misión, seminarios, escuelas pías.

A finales del XVIII y principios del XIX, entró la mal llamada “ilustración”, como un fenómeno muy marginal, muy elitesco y de muy poca gente. Puede que, con la guerra de independencia se formaran partidos de “liberales” durante el siglo XIX, pero el pueblo llano y amplios sectores de las élites siguieron siendo católicos. Sólo se quebró esto, en las últimas cinco décadas, merced a la revolución cultural y a las ideologías.

Si no, que lo digan los Cristeros de Méjico, que todo el anticlericalismo, todo el poinsetismo, etc., no lograron quebrar el espíritu del Catolicismo mejicano, que venció como macho al ejército y el dinero y las armas de Plutarco Elías Calles y sólo con la trampa y el engaño lograron domeñar los revolucionarios, luego de muchas décadas de aplastamiento y, de nuevo, la contracultua.

Sólo mucha estupidez puede llevar a nuestros países a denostar de la Iglesia: la estupidez del que mea contra el viento, del que escupe pa arriba… o la estupidez del traidor a su patria, como si fuera mejor “ser rico en una Roma pobre, que pobre en una Roma rica”; gente estúpida, no seguidora de Marco Curio, general vencedor de los samnitas: cuando lo fueron a comprar, les espetó a los mensajeros, “díganle a los samnitas que a Marco Curio no lo pueden vencer con sus armas ni comprar con su oro y que yo prefiero mandar entre los rico que ser rico”; indignos de Pericles, quien habló a los atenienses en este mismo sentido, justo antes de la Guerra del Peloponeso, según cuenta Tucídides (libro II). ¿Quieres redefinir tu patria? Puede que seas uno que vive en la ensoñación gnóstica. ¿Quieres hacerlo para seguir a revolucionarios gnósticos de otras latitudes? Puede que seas un traidor hasta la raíz.

Esto es pura revolución. Sólo nos salvará la rebelión, la verdadera, la de la esencia… En los próximos, ahora sí, los ejemplos de Venezuela, Méjico y Polonia, anunciados antes. Viva la rebelión de la sensatez, la fidelidad y el patriotismo, viva la rebelión de la esencia, la que gritó, con el beato José Luis Sánchez Castillo, frente a los torturadores asesinos de niños, odiadores ciegos, librepensadores fanáticos: “¡¡¡VIVA CRISTO REY!!!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: