Kalós

Inicio » Actualidad » Homofobia, Misantropía

Homofobia, Misantropía

Valoremos las razones que justifican los derechos

Nathalie de Williencourt: una persona respetable y que está muy clara: los homosexuales lo que quieren es justicia, no unos "derechos" inventados

Nathalie de Williencourt: una persona respetable y que está muy clara: los homosexuales lo que quieren es justicia, no unos “derechos” inventados

Dos amigos, tomando cerveza, tienen una conversación de actualidad:

– Epa, Cirilo, ¿tú eres homofóbico?

– No entiendo tu pregunta, yo pensaba que tú eras aficionado a lo clásico, a Roma, a Grecia, ¿tú no te llamabas “Macrobio, El Renacentista”, pues?

– Ahora soy yo el que no entiende, ¿qué tiene que ver?

– ¿Todavía preguntas? Qué decepción, panita. ‘Homo-phobia’. Paladea Cirilo; y le espeta a Macrobio. ‘Homo’ es ‘hombre’, en latín, o ‘igual’ o ‘semejante’, en griego. Se supone que, si lo pones con ‘phobia’, es porque se trata del griego: o sea, un “homo-phobico” es, literalmente, un temeroso de lo semejante. Eso es ridículo…

– Epa, epa, epa, ¡UN MOMENTICO, NO TUERZAS MIS PALABRAS! ¡Sabes que yo no me estoy refiriendo a eso! ¿Qué te pasa, brother?

– Aaaaaahhh, lo que quieres decir es que no sabes si yo estoy en contra de la homosexualidad, ¿no es así? Muy bien, muy bien. Lo primero es que quería que supieras que, a mí, no me gusta eso de gente ignorante queriendo inventar neologismos infelices, porque, precisamente, inventan neologismos infelices. Al parecer, en este caso fue algún gringo, según creo.

– Ok, tenía que salir el “purista de la filología”, ¿no?

– Bueno, men, está bien, vamos a hacer como Santo Tomás, vamos a discutir por realidades, no por nombres.

– Fino, entonces termina de decirme: ¿eres o no eres?

– Bueno, aquí viene la misma objeción de antes, pero no lingüística, sino filosófica: como en la lengua es infeliz decir ‘homofobia’, en la realidad a la que el término se refiere es infeliz hablar de “homofobia”, porque, así, la cosa está mal planteada: nadie tiene “homofobia”, eso no existe. Lo que puede haber, es decir, de malo, lo que puede haber de malo sobre el particular es la violencia y el odio no hacia un rasgo, sino hacia la persona que es sujeto del mismo.

– ¿Y tú dices que ése es el único problema? ¿Y no se trata de rechazar a personas por haber nacido con una inclinación apetitiva, en la mayoría de los casos, al menos?

– Mira, Macrobio, en la mayoría de los casos no se trata de eso. Hay una gran confusión y todo proviene de los propagandistas del llamado lobby gay. ¿Que cómo así? Bueno, fácil: se trata de una gente que dice: “nacimos así, la biología nos ampara”; y dice, también: “no hay definiciones, el sexo es biológico, pero la identidad de género es asunto de autodefinición”; y dice, en fin: “el sexo es un asunto social, de opresión, es algo que no existe” y qué sé yo qué más. ¿Ves?, no hay definición, pero ellos se definen; la biología los ampara, pero es irrelevante; pero no es la biología, sino la sociedad opresora, que lo es cuando los contraría y cuando les permite todo lo que les dé la gana.

– Ok, hay contradicciones, no hay unanimidad respecto de por qué hay que aceptarlos, pero es como con los derechos humanos: aunque se discuta su fundamento, sin duda que existen.

– ¿En serio, no me estás echando vaina, tú de verdad crees que es una evidencia primera el que haya derechos humanos, aunque se dude de su fundamento? ¿O sea que los derechos humanos son como la especie humana o el ser o la inteligibilidad o el principio de no contradicción o el primer principio práctico: haz el bien y evita el mal? Puedes decir que la dignidad humana es evidente, pero que, de suyo y para toda sociedad, da un “paquete” de derechos, entendido a la manera occidental contemporánea, a la manera del “liberalismo individualista”, mezclado de manera increíble con marxismo, eso ya no me parece tan obvio. Es como los gringos diciendo que tienen que invadir Irak, porque ahí no había democracia, o Afganistán, ya que en ese país las mujeres usaban la burka: es decir “yo, en cuanto a lo que es individual mío, soy la medida del universo”. Así es como se está tratando el asunto de la “homofobia” y el correlativo de los “derechos homosexuales”. O sea, no es raro que tú metas las dos cosas en el mismo saco; ni que lo hagas de la manera en que lo haces, tratando de obviar el tema de los fundamentos. Pero ni se equiparan un tema y otro; ni lo de los “derechos humanos”, a la manera de la propaganda gringa, es tan evidente; ni es irrelevante el tratar lo de los fundamentos de las pretensiones del “lobby gay”, que hay que distinguir de “los homosexuales”, en general, pues hay muchos homosexuales que se han opuesto al curso de la política internacional, en nuestros días.

– Compinche, por eso me gusta hablar contigo: yo siempre veo todo simple y me creo lo que veo en la noticia, tú siempre desconfías de los simplismos…

– Compi, estoy obstinado de las patrañas de los medios de comunicación, de su evidente manipulación, mediante el embrutecimiento. Pero vamos a volver al meollo del asunto: ¿está justificado el dar “derechos” a los homosexuales, es “homofobia” el negarlo? No hay que “dar” derechos a los homosexuales, ellos los tienen, según las leyes de los países; negarlo no es “homofobia”, negarles a ellos los derechos de todos es MISANTROPÍA, ODIO AL HOMBRE, QUE ES EL TÉRMINO QUE DEBÍAN HABER BUSCADO, PARA EMPEZAR. Quiero decir: si una persona quiere ir a pasear al parque y no hay una restricción racional, a partir del bien común, no hay lugar a impedírselo; y los que quieren que se les impida a los que tienen inclinaciones homosexuales no obran bien, siempre y cuando no lo hagan para defender, por ejemplo, en caso de escándalo, el ambiente adecuado al buen orden de las familias, que es central al bien común. Ahora, que haya unos que digan que toda consideración del bien público debe postergarse a determinados caprichos es un exabrupto, en general, mucho peor que el de los que dicen que las inclinaciones homosexuales son, de suyo, contrarias al bien común.

– Dos cosas: 1) aceptas que esas inclinaciones no son contrarias al bien común; 2) dices que son caprichos, que no justifican unos derechos especiales. Te contradices y 3) olvidas que hay justificaciones para pensar que no son caprichos: biología o autodeterminación, contradictorios o no, tienes que despachártelos antes de decir que se trata de caprichos: si hay fundamento racional, no hay caprichos.

– Qué bueno es discutir contigo, Macrobio, diste en el blanco con tus objeciones… Respecto de la primera: una cosa es la tentación y otra el pecado, que alguien tenga unas inclinaciones no quiere decir que haga el mal: a mí me gustan las mujeres, todas, pero soy fiel a la mía, porque sé lo que es bueno, ¿sabes? No abandono mi hombría por casarme, sino que la canalizo bien, ¿me explico? Sobre la segunda, déjame que te diga que no es contradecirse, por lo que dije frente a la primera, sostener que no den lugar a derechos y que sean contrarias al bien común las inclinaciones: de suyo, lo son, pero no, si es que no se cede a ellas, como no lo es que yo me dé cuenta de que una muchacha es atractiva, si, en mi mente, “cambio de tema” y no me quedo en esa nota; sería, sin embargo, contrario al bien común que no lo hiciera y empezara a vivir como Don Juan. Son caprichos, sí, pero decir eso depende de lo de las justificaciones, que es tu tercer punto, ¿no? Bueno, con respecto al número 3, es muy patente: los del lobby gay se contradicen, empieza por ahí. Claro, dirás que eso es ad hominem, porque alguna de las razones que dan puede ser buena. Ok, me merezco la réplica y voy.

– ¿Vas a explicar por qué es erróneo lo de la biología, lo de la autodefinición, lo de la sociedad, no?

– Exacto, voy. Mira, en tu orden: lo de la biología: si fuera verdad lo del gen homosexual, todos los casos de un gemelo homosexual tendrían que dar lugar a que los dos fueran homosexuales y, como no es así, sino más bien un porcentaje pequeño, un entre 10 y 50%, según todos los estudios, y eso es explicable, más que por la genética, por haber crecido en los mismos ambientes. Con eso tienes, si fuera verdad lo del gen gay y en eso consistiera toda justificación, no habría manera de escapar de la homosexualidad para los gemelos monocigóticos, pero no es así. De hecho, los homosexuales hoy dejaron esas justificaciones, son más para la galería, para hacer bulto frente a gente sin mentalidad crítica, para la masa, que para otra cosa. Puestos ahí, vamos con lo de la “construcción social”: es una maravilla el argumento: supone que toda la moral es una construcción arbitraria de la sociedad, es constructivismo: si es así, ¿por qué sería mala la “homofobia”, por qué sería malo nada? Si la moral es un constructo arbitrario y vacío, no hay más que, como dice Voldemort, “poder y aquéllos que son muy débiles para procurarlo”. Entonces viene el argumento que yo llamo cartesiano o, si quieres, del dualismo antropológico radical: somos una conciencia, el cuerpo es objeto de dominación, no tiene sentido; luego, mis capricho se pueden imponer sobre mi cuerpo; luego, puedo cambiar de género cada vez que me saga de la gana, AUNQUE HAYA SEXO, ESTO NO ES SINO BIOLOGÍA (esto lo dicen, con lo que muestran claramente que no creen en el argumento biológico: saben que es insostenible). No hay orden alguno. ¿Ves? Este y el anterior pueden ir de la mano. Por eso se les llama “ideólogos del género”, porque, claramente, son gnósticos, ven al mundo como un pecado, un sinsentido, sobre el que hay que dominar, sobre el que hay que proyectar mis caprichos, mi poder, el orden de mi cosecha. Y, por eso, te digo arriba que una cosa son los homosexuales que uno ve por ahí serios, como la señora de Willencourt, de Francia, y otra el lobby gay… Te dejo varias declaraciones de líderes gay que saqué de un periódico digital chileno, Acción Familia, te vas a quedar loco…

12 Citas impactantes: El “Matrimonio igualitario” significa la muerte del matrimonio

(06-06-13)

La muerte del matrimonio es un “progreso”

1. “Descartar por completo el matrimonio proporcionará un camino más rápido para el progreso, ya que sólo la muerte del matrimonio puede traer el amanecer de igualdad para todos.” (Dr. Meagan Tyler, Profesor de Sociología en la Victoria University)

¿Quién necesita todavía el matrimonio?

2. “La verdadera pregunta que debe ser debatida no es si el matrimonio gay debería ser permitido, sino más bien, es si todavía lo necesitamos realmente?” (David Vakalis)

Redefinir la institución

3. “Una posición intermedia podría ser la de luchar por el matrimonio entre personas del mismo sexo y sus beneficios y entonces, una vez concedida, redefinir completamente la institución del matrimonio, para exigir el derecho a no casarse como una forma de adherir a los códigos morales de la sociedad, sino para desacreditar el mito y alterar radicalmente una institución arcaica. [Legalizar el “matrimonio entre personas del mismo sexo”] es también una oportunidad para transformar por completo la definición de familia en la cultura estadounidense”. (Michelangelo Signorile, OUT magazine, diciembre / enero 1994, reproducido por Huffpost Gay Voices, 16/05/2013)

Estamos abogando por la destrucción

4. “Y después de todo, estamos abogando por la destrucción de la centralidad del matrimonio y de la unidad familiar nuclear ….” ( Ryan Conrad).

Siguiente paso: Abolir

5. “Sin embargo, tal vez el siguiente paso no es, una vez más, ampliar la definición todavía estrecha de matrimonio, sino de abolir por completo la falsa distinción entre familias casadas y otras asociaciones igualmente válidas pero no reconocidas”. (Sally Kohn, Proposición 8: ¡Mejor vamos a deshacernos del Matrimonio!)

La muerte del matrimonio

6. “¿La muerte del matrimonio como una institución del Estado, incluyendo a los heterosexuales, no sería la mejor solución?… Eliminar el registro civil; no hacer distinción entre los ciudadanos casados y solteros a los ojos del Estado .” (Alex Gabriel, Politics.co.uk)

Avivar las llamas

7. “El matrimonio es el proverbial edificio en llamas. En lugar de golpear la puerta para dejar entrar … Los homosexuales deben avivar las llamas!” (National Conference on Organized Resistance)

El matrimonio erosiona la “libertad”

8. “El matrimonio no debería ser una meta, sino que debe ser una opción. Una opción disponible como muchas otras reconocidas como válidas por la sociedad. Pero no aún no es el momento. Ahora, en lo que se refiere a la sociedad, que ustedes están casados o aún no están casados. Y como esa idea se ha codificado aún más, nuestra libertad para elegir otras opciones se erosiona constantemente”. (David McGee)

Una revolución moral

9. El movimiento gay, lo reconozcamos o no, no es un movimiento de derechos civiles, ni siquiera un movimiento de liberación sexual, sino una revolución moral destinada a cambiar la opinión de la gente sobre la homosexualidad.” (Paul Varnell, Chicago Free Press).

Abolición de la familia

10. “Debemos aspirar a la abolición de la familia, para que el sistema de supremacía masculina machista ya no pueda ser alimentado en ella”. (Gay Liberation Front: Manifiesto, Londres, 1971, revisado en 1978)

Transformar la sociedad

11. “Ser homosexual significa empujar los parámetros de sexo y la familia, y durante el proceso, transformar la estructura misma de la sociedad. … Debemos mantener nuestros ojos en la meta … de reordenar radicalmente la visión de la realidad tiene la sociedad”. (Paula Ettelbrick, Nacional Gay y Lesbian Task Force).

El matrimonio no debería existir

12. “… La lucha por el matrimonio gay generalmente implica mentir acerca de lo que vamos a hacer con el matrimonio cuando lleguemos allí -porque mentimos diciendo que la institución del matrimonio no va a cambiar, y eso es una mentira. La institución del matrimonio es la que va a cambiar, y debe cambiar. Y de nuevo, creo que no debería existir “. (Masha Gessen, periodista).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: