Kalós

Inicio » Actualidad » En el corazón del antagonismo new age a Cristo

En el corazón del antagonismo new age a Cristo

“Ey, Francisco, la culpa de todo es tuya, a ver si te reformas y haces que la Iglesia se suicide de una vez”, Dios-Energía-Universal

Acuario, sustituto de Cristo, el símbolo de la Nueva era, de la new age, radical anti-cristianismo

Acuario, sustituto de Cristo, el símbolo de la Nueva era, de la new age, radical anti-cristianismo

El sabio Aurelio Arreaza ha hablado. Esta vez, en nombre de “Dios-EnergíaUniversal”. Ha hablado mucho, muchas veces; ha escrito más de 70 artículos para El Universal, publicados en diversos sábados, no todos, aunque sí muchos, por los últimos 3 años. Escribe sobre todos los temas, pero le gusta hablar de religión y de Jesús, pues lo ha hecho varias veces: le gusta difundir su gran sabiduría espiritual. ¿En qué consiste? Es importante saberlo. Observemos su último artículo, “El Papa. Las religiones. Latinoamérica”. Comienza anotando que, como el Papa es “latinoamericano” (no hispano o iberoamericano [da un poco de vergüenza oír hablar de los “latinos”, americanos, en Italia, de verdad]), hay jolgorio; y, como tiene preocupación por los pobres y no sólo es teórico, sino también práctico, ha generado expectativas. A partir de ahí, comienza una cantaleta muy familiar al mundo del secularismo y anticlericalismo radical y al new age. Que la religión es mala: “por siglos”, dice Arreaza, no “desde siempre”, como enseña la historia, las religiones han guiado al hombre y mira lo mal que está el mundo. no hay paz; y los que la tienen, lo han conseguido a cambio de un gran precio: el enajenarse en ideologías, que obturan su “Espíritu, su voz primordial, la que ofrece verdadera armonía y paz”. Entonces, comienza la degradación: religiones: mal; Cristianismo: muy mal; Catolicismo: la porquería completa, aunque, claro, el Islam también, pero estas dos son prácticamente lo mismo. Luego procede ver 1) por qué se da esta degradación; 2) quién es Jesús, que no es nada que tenga que ver con el Cristianismo; 3) qué hay que hacer con estas plagas, cuál es la conclusión. Finalmente, hay que hacer un análisis crítico de la palabra sabia de este “maestro iniciado”.

1) El  Cristianismo, claro, es malísimo, porque cree que Jesús es Dios, dice Arreaza: luego, en cuanto cristianos, suicidémonos, porque, si eso está mal y en eso consiste ser cristiano, que se acabe esta plaga. Pero sigamos con la “mentiras” del Cristianismo. Dice que Cristo resucitó: falso, según Arreaza, que enseña la verdad: los hombres no resucitan: ¿por qué? No lo dice, hay que creerle a él, su palabra es la ley, como dice la canción. Claro, sigue el maestro, los cristianos somos malos, pues decimos que la Biblia es Palabra de Dios y, así, nos creemos que tenemos “el monopolio de Dios” (le preguntaría, como católico, ¿se habrá leído la Nostra Aetate? Claro que no, ¿qué importa una constitución del Concilio Vaticano II, para saber qué cree el Cristianismo, frente a la palabra del maestro iniciado?); él no lo dice, pero, como los judíos también creen en la Biblia, seguro ellos también se creen con el monopolio de Dios: ¿por qué seremos malos nosotros por esto y no los judíos? Es raro, a lo mejor quiere evitar que lo llamen anti-semita, yo se lo digo, en lógica, lo es, pues las conclusiones están virtualmente en las premisas…

Sigue el maestro diciendo qué creemos: a según, parte del inaceptable, en cuanto tal, DOGMA es que Dios está en el “cielo observándonos y JUZGÁNDONOS (FALSO)”: por supuesto, cuando hablamos del cielo, hablamos de un lugar físico, eso tiene que ser así, pues, como el MAESTRO es materialista radical, para quien Dios es “dios-energía universal”, entonces nosotros tenemos creencias pueriles como las suyas. El Cristianismo es malísimo porque sostiene que somos malos, sí, que nacimos con pecado original; seguro el Maestro dice verdad, que todo Cristianismo es luteranismo, pues Lutero fue el que inventó que, por el pecado, la naturaleza se había corrompido y que no podía restaurarse de podrida de raíz que estaba; los católicos que se han enfrentado a esta doctrina desde el siglo XVI son sólo un producto de mi imaginación, nada más. Por otra parte, decir que siendo buenos, pues somos criaturas de un Dios infinitamente tal y todopoderoso, pero que un evento muy especial nos hizo tener tendencias desordenadas en nuestro natural estar inclinados al bien, así como que ese evento especial nos produjo una ignorancia del sentido y de los medios concretos de realizarlo, decir eso, pues, no creo que sea ninguna locura, sino un gran realismo y muy positivo; de hecho, si no fuera así, el maestro tendría que explicar cómo él critica la religión y que ella “dirija por siglos” los destinos de los hombres: ¿de dónde vienen, pues, estos “males”, ya que no hay mal?

Pero continúa la lista de no-pecados del Cristianismo, de la plaga cristiana, según el maestro Arreaza: según los ¿seguidores? de Cristo, tenemos que bautizarnos para estar con Dios, y dice: “Falso: Dios-Energía-Universal está en todas partes y dentro de nosotros” [Dios-energía-universal]. Bueno, eso sí, ni de Santo Tomás ni de San Agustín ni nadie cristiano toma esta idea el maestro materialista radical, que nos enseña que Dios es materia, energía. El asunto, entonces, es cómo está Dios en las cosas, si como una energía inmanente y material, a lo Avatar, la película; o como un Ser absolutamente trascendente, por su perfección suma, infinita, pero que está presente a todo por “presencia, esencia y potencia”: porque conoce, da el ser y gobierna todo: el sabio nos dirá que como dice el new age, la teosofía, el panteísmo materialista, el panenteísmo, con lo absurdísimo que es: un dios con partes, que se engaña, que engaña partes suyas, con partes que decaen, con partes que tienen que mejorar, con partes que hacen tremendos males (piensen en los violadores, Hitler, Stalin, los ladrones, los corruptos, los asesinos, los terroristas, los blasfemos, los secuestradores, los traficantes de personas, los que reducen a esclavitud, los pederastas, los zoófilos, los necrófilos, los incestuosos)…

Pero continúa de manera sapientísima: el Cristianismo dice que pecamos, que somos malos [ya esto está tratado arriba], y dice: “falso y, además, no pecamos, son errores”: sí, claro, nunca tenemos envidia, ni malas pasiones y cedemos a ellas, Hitler fue bueno, lo mismo que Stalin; y, por supuesto, ahora los jueces le van a decir a las personas: “no es así, estás en un error, deja de violar niños y matar gente y ser desleal y jurar en vano y cogerte lo que no te pertenece y de traficar drogas y corromper a menores y hacer trampas y traicionar a tu patria: todo eso es un error, ¿ya aprendiste?, ¿sí?, pa la calle”.

Pero el Cristianismo sigue con sus males evidentes: que necesitamos intermediarios para comunicarnos con Dios [falso, eso no lo dice el Cristianismo], dice “Falso: podemos comunicarnos con Dios directamente, y sabemos que muchos ‘intermediarios’ están muy lejos de Dios”: para empezar: ¿cómo, no que no podías estar lejos porque Dios-energía está en todas partes, cómo están lejos esos intermediarios, unos pueden estar lejos y otros no, los cristianos son los únicos que están lejos y sobre todo si son santos? Muy bien, muy lógico, claro.

Sigue el maestro, con un hermoso corolario: “Conceptos falsos [no me digas] que van contra el sentido común [serás tú] y promueven un ambiente fantasioso y negativo [no me digas]. Se preocupan por los pobres y critican a los ricos [esto es falso: pobres de espíritu] que son los que, gracias a Dios, trabajan bien, ofrecen trabajo a los demás y reducen la pobreza [no me digas que todos los ricos son buenos porque “producen riqueza”, ¿será que el maestro quiere quedar bien con los de la ideología capitalista y con los ricos? Un cristiano, como San Pablo, no quiere quedar bien con los hombres, sino con Dios]. Discriminan a otras minorías [¿de qué hablas, qué minorías, qué discriminación?]. Y muy condenable: en un mundo donde millones pasan hambre y donde en muchas partes no existen condiciones para vivir con dignidad, se oponen al control de la natalidad [tú si eres bravo, te pagas y te das el vuelto, te pegas de las mentiras maltusianas, promueves la inmoralidad sexual, te las echas de amigo del hombre y dices que la natalidad es enemiga de la humanidad, te pones contra la ayuda a los pobres del Cristianismo y la emprendes contra el Cristianismo por contrario a los pobres… etc.: un campeón, en una palabra, todo un maestro, nada de repetir clichés, ni nada de eso]”.

Mas el maestro llega al meollo de su artículo: La Iglesia es el peor Cristianismo, lo “más absurdo y radical”: Los católicos son atrasados y los protestantes son desarrollados: la economía es la clave: muy espiritual. Además, los parámetros de las sociedades anglo-industriales, miopes, intrahistóricos, materialistas sin visión histórica, son los parámetros universales del sabio maestro iniciado: excelente, así sí entiendo que nos suicidemos, en cuanto católicos: la Iglesia ha visto las eras y las sociedades y tiende a lo eterno, pero tenemos que hacerle caso a un progresista, economicista, materialista teológico del siglo XXI. Que, por lo anterior, es Anti-“latinoamericano”. Los hispanoamericanos somos mentes llenas de dogmas [claro el poco de incoherencias que pones aquí no son dogmas], que son anti-espíritu, o sea, anti “amor, bienestar, claridad, creatividad, equilibrio, salud, PODER”, pues el espíritu es fuente de éstas [ojo: ¿PODER, de qué hablas, Willis?]. Esos dogmas promueven: “agresividad, desconfianza y separación entre individuos y pueblos (todos somos malos)” [¿cuál lo promueve: “ama a tus enemigos”, “reza por los que te persiguen”? Aaaahh, no, el que nos dice que las principales virtudes son la Caridad, forma de todas las virtudes, y no el PODER, el “seréis como dioses”, sino que tenemos que ser humildes, pues somos muy limitados y estamos en la estructura de lo real que no depende de nosotros].

2) Dice: “Dogmas y conceptos que Jesús, gran maestro de la vida y fuente de inspiración, nunca enseñó”: o sea que, la Iglesia enseña un falso Jesús, que el verdadero es un new age y que Jesús no está en los evangelios, sino, por ejemplo, en los escritos esenios, como dice el maestro, en el artículo llamado “Palabras de Jesús”, aparecido en el citado periódico, el 7 de abril de 2012, al que respondí en el artículo de mi blog Jesús fue un Esenio, dice un “sabio iniciado”: excelente.

3) Conclusión: la Iglesia y el Islam, que son lo mismo, dicho sea de paso, son malos para el Hombre-Espíritu-Energía-Dios, pues enseñan esas fantasías, que son atraso y negativas y excluyen a “otras minorías”, por eso, tienen que dejar el blablablá y reformarse de verdad, convertirse en gnosticismo new age, mezclado con gnosticismo progresista y economicista, bien materialista. Lo requiere el “Espíritu humano, que está por encima de todo”. Con esto llegamos al meollo: a la teosofía, al panenteísmo, poniendo, de manera muy ilógica, al hombre en el lugar de Dios, a la manera de Descartes, Kant, Condorcet, Hegel, Marx, Nietzsche, Heidegger, Freud.

***

Con gente como Arreaza, pues, hay que pelar el ojo, de manera “bonita”, nos meten en las profundidades de los deseos del enemigo de Dios, en el “seréis como dioses”, del tentador-acusador, homicida desde el principio, mentiroso y padre de la mentira. Estamos en las profundidades de la revolución, en el centro de un gran odio a la Humanidad, a Cristo a Dios Creador. Estamos en las profundidades de la revolución. Frente a gente así: rebelión, rebelión de la esencia.

Anuncios

1 comentario

  1. A propósito del término “latino-americano” (impuesto, como tantas otras cosas, por la extinta revista “Life – en Español”, allá por los “60s” del siglo (ya) pasado, te comentaré una anécdota.
    Durante el siglo 19, y tras la fragmentación de nuestro subcontinente sudamericano, Bolivia tuvo un presidente llamado general Manuel Isidoro Belzú, más conocido como “el indio” Belzú. Como ocurre con tantos otros gobernantes hispano-americanos, para una facción este general era “el Padre de la Patria”, en tanto que para la facción opuesta era algo así como la viviente impersonación de Satanás (i.e., en la jerga “democrática”, un “dictador”). No me pronunciaré “ni por juna, ni por la jotra” (como dicen algunos paisanos de por acá), pero te diré que eventualmente el gral. Belzú tuvo que exiliarse, y se radicó en París.
    Bien, sucede que un grupo de exiliados de variado origen hispano-americano, tomó contacto con el “indio”, para ponerlo en conocimiento de que se estaba formando un (digamos) “cenáculo” … “latino-americano”, y solicitaban su apoyo como figura prócer de Bolivia, e incluso (a lo que yo sé) le ofrecían presidirlo.
    Y … ¿qué respondió el general? ¡Aquí llega lo bueno! Dijo: “Vean, señores, yo no puedo representar a Bolivia, porque en Bolivia hay un único latino, y es el doctor X”. (Aclaro que he sustituido “X” por el apellido verdadero, que no recuerdo.). Y ¿quién era este doctor X? ¡El profesor de latín en el Colegio Mayor de la capital boliviana!
    No sé si se nota que este general boliviano (a quien los “progres” de su tiempo y de ahora, pintan como sinónimo de incultura) era muy capaz de burlarse finamente de lo que yo llamo “la pavada intelectualoide” …
    Anécdotas aparte, y como sudamericano que soy (y bien del “cono Sur”, que dicen ahora), te diré que a mi parecer incluso el término “hispano-americano” no suena demasiado apropiado. Mira, busca por ejemplo en el sitio subdivX (especializado en subtítulos para filmes), y verás cuántas versiones hay, supuestamente en “castellano” o “español”. Es que (por ejemplo) a chilenos, uruguayos y argentinos, nos cuesta bastante entender los giros que para un caribeño son normales y corrientes. Y no te hablo ya de los “doblajes” … yo, sencillamente, evito cualquier película “doblada” en México o Puerto Rico ¡pues no entiendo absolutamente nada! (de hecho, prefiero escucharlas en inglés, francés o alemán). Por supuesto, sí entiendo aquellas “dobladas” en España (pese a que muchas veces resiento de los localismos empleados).
    El punto es éste (y, probablemente, te cause extrañeza verlo invocado por un matemático profesional): una de las MANÍAS “siglo 20” (y, ahora, “siglo 21”) es el empleo INCORRECTO de la noción (abstracta, matemática, lógica) de CONJUNTO. En realidad, de esa manía perversa no tenemos culpa los matemáticos, sino los estadísticos … aunque ellos tradicionalmente empleaban de preferencia el término “colectivo”. No voy a meterme en una explanación técnica, pero te diré que los matemáticos sólo empleamos el término cuando tenemos en vista lo que técnicamente se llama una “relación colectivizante”. Y acá está el problema, en que al hacerlo con PERSONAS, de hecho las estamos reduciendo a ENTES … Sobre esto (y todo aquello que conlleva e implica) el gran pensador británico C.S. Lewis habló bastante (aunque me temo que no ha sido bien comprendido). Una de las manías de la “intelectualidad bien-pensante” es, justamente, “colectivizar al máximo”. Bueno, en tanto que matemático, te diré que (“a priori”) uno PUEDE (++) hacer eso … PERO … generalmente, el resultado final es algo TAN abstracto que sólo tiene interés cuando consideramos sus casos PARTICULARES (o sea, “bajamos a la tierra” …).
    Ahora hablaré como físico (que también lo soy): la analogía física de ese “colectivizar” es … enrarecer … es decir, algo que se comporta como un GAS. Pero los seres vivos NO nos comportamos según el “modelo gas” (o, con mayor propiedad, NO DEBERÍAMOS hacerlo).
    (++) Que algo se PUEDA hacer, no necesariamente implica que se DEBA hacer, o mejor, que resulte APROPIADO hacerlo …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: