Kalós

Inicio » Actualidad » Hagan sus apuestas, ¿irá a la cárcel el Presidente de la F1?

Hagan sus apuestas, ¿irá a la cárcel el Presidente de la F1?

Ecclestone, Jefe de F1, montó imperio sin límite de velocidad… ni de ningún tipo

Ecclestone, con Schumacher, Hakkinen, Barrichello y Coulthard, grandes pilotos. Ecclestone es uno de los hombre más ricos del mundo, con 3,8 millardos de dólares, según Forbes... y lo que parece que no tiene es escrúpulos

Ecclestone, con Schumacher, Hakkinen, Barrichello y Coulthard, grandes pilotos. Ecclestone es uno de los hombre más ricos del mundo, con 3,8 millardos de dólares, según Forbes… y lo que parece que no tiene es escrúpulos

Cuando, hace años, China estaba comenzando a ponerse de moda, como Japón a principios de los 90 y Europa, hace 10 años, Ecclestone fue uno de los primeros en brincar: habría Fórmula 1 en ese enorme país, que está en plena apertura a las inversiones y la expansión. Al ver esa noticia, en el 2003, pensé: “este Ecclestone es un tipo sin escrúpulos, está dispuesto a venderle el alma al diablo y podría vender a su mamá por la cifra indicada”. Mi problema era el mismo de siempre, esas pelotas, de tal marca, que dicen: “hecho en China, sin trabajo esclavo” o “hecho en China sin trabajo infantil”. Es que, señores, en China hay trabajo esclavo e infantil, como arroz, como dicen en mi tierra, sí, como arroz chino. Pero eso a Ecclestone no le importa, no le importa que haya campos de concentración, llamados laogais; no le importa la política del único hijo, con más de 40 años ya, que se ha llevado al otro mundo a más de 300 millones de seres humanos; no le importa que los tibetanos estén aplastados por el gobierno de Pekín; no le importa que la Iglesia esté oprimida por la Asociación Patriótica, que tiene por una de sus ocupaciones principales secuestrar obispos fieles al Papa, por 20, 30 y 40 años. Ecclestone es, pues, un fiel devoto de la religión de mammón; y ésos pueden hacer cosas que a los demás nos dejan con los ojos claros y sin vista.

Es el caso. “El antiguo directivo del banco público alemán BayernLB, Gerhard Gribkowsky, ha sido condenado a ocho años y seis meses de cárcel por dejarse sobornar por el jefe de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, con un total de 44 millones de euros, reseña Efe” (Banquero apresado por aceptar soborno de Bernie Ecclestone, El Universal, 27-06-12). Él pertenecía al consejo de administración del banco, que era socio de la Fórmula 1, el soborno buscaba que el organismo vendiera su participación en la máxima categoría del automovilismo mundial, ya que el mandamás de la Gran Carpa de los motores está obstinado de sus socios banqueros, que, según él, no entienden el negocio automovilístico. Ahora Ecclestone enfrenta un panorama de persecución por la justicia en Alemania (Jefe de la Fórmula Uno será procesado en Múnich por soborno, El Universal, 15-05-13).

Esto me trae tantas y tantas decepciones en los deportes, en el boxeo o el fútbol, por tanta corrupción; en el ciclismo y el tenis, trampas descaradas; en el fútbol americano y el beisbol. Es lo que está pasando, es lo que yo llamaría el síndrome Samaranch: el catalán transformó al deporte olímpico en un festival, en un altar, a mammón y atrás quedó la virtud y quedó la deidad (Olimpia). Ahí, como en todo, es donde cabe todo, donde los sin escrúpulos y sin límites hacen de las suyas y triunfan. Ésos que gritan: “inquisición, inquisición”, cuando alguien quiere erigir algún muro de moral pública. Es una gran lástima. Siendo ése el máximo jefe, ¿cómo podría extrañarnos un caso de espionaje industrial, de McLaren y Renault a Ferrari? Un caso en que, emblemáticamente, uno de los capturados dijo algo así: “es que hay que destruir a Ferrari, el Vaticano de la F1”. Un caso de espionaje, que ni en película como Duplicity pueden igualar.

Mientras tanto, uno ve las cuitas de Bernie, cómo está en la picota en la F1 y con expectativas nada halagüeñas en Alemania y recuerda: “con el diablo no se hacen pactos, porque cobra… y con creces”. La revolución paga muy mal, la inmensa mayoría de las veces. “Aspirad a los carismas mejores”, al Amor, la Amistad de Dios, del Verdadero, ser de su círculo íntimo. Ser parte de una gesta heroica, la rebelión de la esencia. No tenemos Mammón, Bernie, pero tampoco somos cerdos, sabemos qué es lo que vale. Por eso somos de ésta, la verdadera liberación, la única verdadera rebelión, la de la esencia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: