Kalós

Inicio » Actualidad » The Doors, Meditación trascendental y revolución cultural

The Doors, Meditación trascendental y revolución cultural

Jim Morrison: mala conducta elevada a la categoría de mito al que se le rinde culto de latría, por las desviaciones de las drogas, la psicodelia y el rock and roll

Jim Morrison: mala conducta elevada a la categoría de mito al que se le rinde culto de latría, por las desviaciones de las drogas, la psicodelia y el rock and roll

Ray Manzarek, que en Paz descanse: revolucionario y esposo constante: hombre de contrastes

Ray Manzarek, que en Paz descanse: revolucionario y esposo constante: hombre de contrastes

Este 20 de mayo de 2013 murió uno de los dos hombres que hace 48 años fundaron The Doors: Ray Manzarek, el compañero de clases y tecladista de Jim Morrison. Tipo curioso, Manzarek, promotor virulento de la revolución, ícono de ella y fiel esposo, por más de 45 años, hasta su muerte. Que Dios lo tenga en su Gloria, sinceramente.

Un esposo fiel, asociado de por vida a una “música” comprometida en la empresa de que no hubiera esposos fieles. Una producción de sonidos altamente distorsionadores de la interioridad de las personas, sonidos para la psicodelia, para las drogas estupefacientes, sonidos de rebelión. La encarnación de todo eso fue Jim Morrison, adorado… adorado por sus desafueros. Capaz de golpear a un policía, de meterse en problemas serios con la ley, incapaz de la fidelidad a su “compañera”…

 

Ray Manzarek tuvo también su dimensión “religiosa”. Aunque The Doors procede de Morrison, su música, su concepto, y él fue el alma del mismo, Manzarek fue el que ensambló a todo el equipo: “Manzarek se reunió con el baterista John Densmore y con el guitarrista Robby Krieger en una charla sobre Meditación Trascendental. Densmore dice que ‘no habría ningún Doors sin Maharishi [fundador de la meditación trascendental]’” (artículo de Wikipedia en inglés sobre Menzarek).

Aquí, con las drogas, la psicodelia, la rebelión contra la autoridad, el rechazo del ligamen social y la música revolucionaria, entramos en las más profundas zonas de la revolución de los 60 hasta hoy en día. Maharishi se fue de la India a Estados Unidos a abrirse horizontes con su técnica meditativa, que desarrolló en cuevas en el Himalaya, en un retiro de dos años. Por un buen tiempo, no tuvo éxito, hasta que se encontró con los hippies y la revolución cultural, donde encontró a estas personas, que luego serían The Doors, un ícono de la propia revolución (¿Es bueno practicar Meditación Trascendental?, Roberto Alberigo, Info-RIES, 274, 09-04-13).

Para entender todo esto, como dice el propio integrante de The Doors, hay que saber de qué se habla, cuando se trata de la Meditación Trascendental, así como de toda esa onda inmensa llamada new age y su fascinación por la India y China, desde Madame Blavatski, los trascendentalistas gringos del XIX, con Emerson a la cabeza, hasta los beats, con Kerouac a la cabeza, y los hippies… y de ellos a nosotros. La Meditación Trascendental es una técnica mental simple, que se realiza y aprende sin esfuerzo, practicándola de 15 a 20 minutos, dos veces al día, sentado en la posición correcta, repitiendo un mantra personal, que se recibe luego de pagar la tarifa indicada (ibíd.). Se trataría, según sus cultores, de una simple técnica para reducir el estrés y desarrollar el potencial mental y físico. Niegan que sea una religión, pero la realidad es otra. Aquí donde se está entrando, como en todo lo que tenga que ver con los hippies, lo indio y de la revolución cultural, es en el terreno new age: se trata de una “espiritualidad”, de una religión medio a la carta, panteísta y con “divinidades” hindúes (a la manera de la coherencia racional adoptada por los revolucionarios y practicada en la tierra de Gandhi), sin exigencias, sin moral y fuertemente individualista. Un mundo en el que todo es dios, donde yo soy dios, donde nada es dios, donde no hay diferencias, donde dios tiene partes, partes engañadas, que no saben que ellas son dios y que hay diversidad, un mundo cercano al gnosticismo pseudo-cristiano de Valentino y Basílides, del siglo II de la era cristiana. Un mundo en el que llevamos un karma, una especie de castigo que se nos adhiere de manera automática, por nuestras malas acciones, y que se paga en sucesivas reencarnaciones, que debemos superar, adquiriendo conciencia (Ibíd.).

Pero no se trata de algo inocuo. “Entre otras personalidades de la época [de los hippies, The Doors y la prosperidad de Maharishi], los integrantes de The Beatles fueron seguidores de Maharishi “…hasta que llegaron a la conclusión de que el gurú era un fraude. John Lennon le llamó ‘un lascivo mujeriego’” (ibíd., citando: Mather, George A – Nichols, Larry A. Diccionario de creencias, religiones, sectas y ocultismo, Ed Clie, Barcelona, 2003). Además, “La Audiencia Administrativa de Colonia (6.8.1980) permite al Gobierno Federal de Alemania afirmar que la MT es una secta que puede dañar psíquicamente a quienes la practican” (ibíd., citando: Guerra Gómez, Manuel, Diccionario enciclopédico de las sectas, Biblioteca de Autores Católicos, Madrid, 2001). La ampliación del juicio puede verse en el sitio de la AGPF (Aktion für Geistige und Psychische Freiheit) (ibíd., citando: http://www.agpf.de/OVG-Muenster-5A1125-84.htm).

Aparte de todo, pues, esta gente se metió en aventuras religioso-cultural-espirituales fuertemente nocivas. Y, de seguro, lo más nocivo fue el rechazo de Cristo y de su Iglesia, cuánto impulsaron el rechazo de Dios y de la moral, cómo prospero el feminismo y se destruyó la familia en su estela. No podía ser de otra manera, de eso trata la revolución. Que Dios haya tenido y tenga misericordia de Manzarek, quien por ejemplo, en 1983, reafirmó su voluntad revolucionaria, produciendo su versión de Carmina Burana. Mientras tanto, pongámonos bien las pilas, estemos mosca, que la revolución tiene mil cabezas y ha llegado tan profundo que ya ni se ve. Nos lo requiere el bien, Dios, la única verdadera rebelión, la rebelión de la esencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: