Kalós

Inicio » Política » Cuento Atlantis y Reina Hada: explicación

Cuento Atlantis y Reina Hada: explicación

Isabel I con su mago real oficial: John Dee, quien, admirablemente, pasó a la historia, no como un visionario, medio loco, mago, sino como gran matemático, vencedor del oscurantismo, geógrafo

Isabel I con su mago real oficial: John Dee, quien, admirablemente, pasó a la historia, no como un visionario, medio loco, mago, que intercambiaba su esposa con otros magos, para la propiciación de los espíritus y darse poder y dárselo a la Reina, sino como gran matemático, vencedor del oscurantismo, geógrafo

Eric Voegelin es uno de los grandes autores que alertaron sobre el temible peligro del gnosticismo modernista que se terminó por apoderarse de Occidente, como consecuencia de la revolución mal llamada ilustrada y su último hijo, la revolución sexual. Voegelin llamaba la atención de que una civilización con una crisis espiritual tan profunda como la nuestra, que, sin embargo, mantenía un crecimiento material tan potente, se encaminaba a un abismo imponente. Los totalitarismos, de ningún modo acabados, comunista y nacionalista fueron sólo dos aldabonazos. Hoy en día, merced a la revolución sexual y al triunfo del nihilismo ideologista y, aún, de lo que Voegelin llama “analfabetismo teórico” y su más potente impulsor, la abulia intelectual, el mundo parece enfilado a terrores que dejarían a Stalin [tirano comunista de Rusia], Mao [tirano comunista de China], Ho Chi Min [tirano comunista de Vietnam], Kim Jong-Il [tirano comunista de Corea del Norte], Pol Pot [tirano comunista de Camboya] y Hitler [tirano nacionalista de Alemania] juntos como niños de pecho y meros aspirantes, como se puede colegir de las obras de Michael Jones. Asociados como lo están el gran capital, el más deleznable e irracional progresismo, los maltusianos occidentales, el feminismo y la tiranía china, de ningún modo parece un invento ni una ficción el más terrible de los miedos; sobre todo en un mundo anestesiado moralmente, en el que cada quien tiene su verdad, en el que se pueden asesinar millones de inocentes en los vientres maternos, en el que millones de madres matan a sus hijos antes de nacer, en el que centenares de millones queman su existencia en las drogas y otros centenares lo hacen en el alcoholismo (que no el alcohol, no es lo mismo), en el que la familia es pulverizada, en el que es una gran empresa y muy respetable la pornografía, en el que el tráfico de personas mueve millones de ejemplares, de cabezas de humano-ganado, al año, en el que se miente descaradamente sobre la historia y los acontecimientos recientes y la aplanadora le es pasada a todo el que defienda el orden y pare usted de contar. Dice Jones:

Si [Demos, el pueblo] se libra a sí mismo de la ley moral, crea una sociedad en la que el deseo es la única medida del bien y del mal. Pero un mundo así, sin importar lo que piense Demos, no es democrático[demo-crático], porque, en ausencia de orden moral, los deseos de los ricos y poderosos siempre triunfarán sobre los deseos de los débiles y pobres. La lección de Roe vs. Wade [la decisión jurisprudencial por la que se legalizó, en 1.973, el aborto en los Estados Unidos] es muy simple: los deseos de los poderosos son más importantes que la vida de los débiles. Lo mismo se aplica al mundo político como un todo. Un mundo liberado de la moral es un mundo en el que los ricos consiguen hacer todo lo que les venga en gana […]. Demos es seducido hasta el apoyo de la liberación sexual, con la promesa de que él ahora podrá hacer lo que le venga en gana […]. La anarquía general a la que la liberación sexual da lugar es una función del poder. En ausencia de la moral, el rico se saldrá con la suya con el homicidio, porque sus deseos son más poderosos; y el poder en este contexto se convierte en la única medida del bien y el mal. O el poder define lo bueno o estamos sujetos por los términos de un orden moral que no es producción nuestra. No hay una tercera alternativa. Si Demos abandona el orden moral, él está, ipso facto, garantizando su propia subyugación, porque Demos no es, ipso facto, ni rico ni poderoso, simplemente por el hecho de que él es Demos. Así es cómo la liberación sexual funciona como una forma de control político” (Jones., Libido Dominandi, sexual liberation and political control, Saint Augustine Press, South Bend, Indiana, 2.005, p. 604).

Sin embargo, Voegelin, ese campeón contra las fuerzas del desorden, oh paradoja, no quiso convertirse en paladín del orden, pues no quiso “perturbar las pacíficas aguas de la epistemología“. La moraleja es que las fuerzas del desorden son tan fuertes hoy, que hasta un héroe preclaro es arrastrado por ellas. El mundo ha caído en un abismo y cada quien tiene que poner el hombro para devolverlo a la sanidad, salvando, al menos, sus alrededores inmediatos de la locura nihilista. No se puede olvidar aquello que dice un cierto “poeta”: “la inocencia no mata al pueblo pero tampoco lo salva, lo salvará su conciencia y en eso me han puesto el alma”: la inocencia sí mata al pueblo, cuando es llevado como cordero por los maltusianos, entre otros, a destruir a sus propios hijos. Por eso, sí debemos asumir una fuerte conciencia e irradiarla en la medida de nuestras posibilidades. De ahí el cuento inspirado en la vida real, totalmente, aunque usted no lo crea, que aspiro los ayude a discutir sobre el asunto y ganar luces sobre estos temas y la relación de la antropología y la metafísica con el horizonte entero de sus existencias.

Y, para entenderlo más cabalmente, he aquí una breve explicación de su simbolismo:

La inspiración procede, principalmente, del hecho histórico del martirio de Edmund Campion y sus 39 compañeros, en la época de la Inglaterra isabelina. La forma del cuento, como cuento de hadas, tiene razones históricas muy precisas. La reina Isabel I se creía la reina Hada, de hecho, uno de sus intelectuales principales, Spenser, le dedicó un poema: The Faerie QueeneLa reina hada. El mismo se inspiraba, a su vez, en la obra del mago real, John Dee (sobre quien Shakespeare escribió La Tempestad), y de su competidor, Giordano Bruno (que, en la línea que sigue de él a Spinoza, pasando por Descartes y Hobbes y llega a John Tolland, Anthony Collins, Hume, Adam Smith, por Voltaire a Marx y Nietsche, son los padres del ateísmo moderno). Éstos, por su parte, se inspiraban en el más grande HUMANISTA alemán, Johannes Reuchlin, y su Verbo Mirifico, en Ficino, Pico della Mirandola, Paracelso, Agrippa, varios de los más grandes humanistas no cristianos (a diferencia de, por ejemplo, Santo Tomás Moro y Erasmo de Róterdam); quienes se inspiraban, a su vez, en la magia hermética, la cábala, el gnosticismo de Joaquín, los cátaros, etc. La cuestión de las chispas solares se debe a que según el gnosticismo del gran cabalista de la época, Isaac Luria, el bien y la verdad del mundo los había puesto Dios en unos jarrones de chispas, los cuales, por una gran caída, se rompieron y se esparcieron, perdiéndose, por todo el universo; el mago debe recuperarlos para traer el paraíso a la tierra. La cuestión de La Nueva Atlantis y Bensalen proviene de la descripción velada que de la Inglaterra isabelina hiciera uno de los admiradores de la magia de la época y supuesto padre del cientificismo contemporáneo, el inmensamente famoso Francis Bacon.

La idea, por tanto es clara: cuando los “magos”, los gnósticos, se separan del sentido del mundo, que es sentido de la historia, que es sentido de Inglaterra, en el caso, queriendo erigirse ellos en los señores de la historia, radicalmente, para lo que necesitan de Ockham, etc., introducen grandes cataclismos. La antropología y la metafísica no son empresas vanas de gente ociosa, a la que le gusta buscar las cinco patas del gato; ¡no!, son tarea seria y de capital importancia para todo hombre y la comunidad humana.

Antes de ello, una

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: