Kalós

Inicio » Actualidad » Soy trotskista, o sea, de derecha

Soy trotskista, o sea, de derecha

Irving Kristol, padre de la máscara neo-con, trotskistas reencauchados y maquillados, mezclados con católicos y teleevangelistas

Irving Kristol, padre de la máscara neo-con, trotskistas reencauchados y maquillados, mezclados con católicos y teleevangelistas

“Reunido con un grupo de corresponsales extranjeros me sorprendió que todavía hablaran en términos de ‘izquierda’ y ‘derecha’ para calificar tendencias políticas o ideológicas. Fue durante la Revolución Francesa que ‘izquierda’ y ‘derecha’ nacieron como definición de posición política, literalmente hablando. Los revolucionarios menos radicales se sentaban a la derecha del presidente de la Asamblea y los más tirapiedra a la izquierda. Así que su sentido, desde el origen, es circunstancial, subjetivo y acientífico. Y su utilización es, por decir lo menos, imprecisa y obsoleta” (Izquierda, derecha y fe, Jorge Sayegh, El Universal, 25-04-13).

El personaje da en el clavo o bastante en el clavo, salvo por lo de “obsoleto”: habría que decir, más bien, “fuera de lugar”. Es muy desesperante el asuntico. Es una verdadera arma del diablo esta cosa. ¿Cómo metemos en un mismo saco a Juan Pablo II y a George Bush o a esos trotskianos maquillados, constituidos en grupo de presión por Irwing Kristol, llamados “neo-cons”? Si vas a criticar cualquier cosa, serás descalificado: “es que eres de derecha” o lo contrario, según convenga. Es muy semejante a lo que pasó en la Grecia de la guerra del Peloponeso, según Tucídides, en la última etapa, la de las guerras civiles, si permanecías independiente, ¿intentando ser fiel a la sabiduría, acaso?, ibas a ser arrasado por ambos bandos: oligarcas y demagogos, acusado, respectivamente, de demagogo o de oligarca. Con grandes diferencias, sin embargo:

Hoy en día, merced a la Iglesia, en Occidente las personas no pertenecen al estado como antes, pues se entiende mucho más su dimensión trascendente y, por tanto, la esfera privada. Así todos estos ideólogos e ideologistas, pretendan negar esa dimensión. El aplastamiento tiende a ser peor, porque “la corrupción de lo mejor [la sociedad cristiana] es la peor [el secularismo gnóstico-ideologista]”.

Abramos la mente, veamos que la historia y la realidad presente son mucho más amplias que estas falsificaciones fuera de contexto, como puede ver, incluso, un pro-modernista macho, como lo es Sayegh, el autor de un artículo titulado “el derecho al onanismo” (El Universal, 12-05-2.011). Veamos que hay sabiduría y prudencia. Que es absurdo amarrar la creencia en las virtudes y el capitalismo y el pitiyanquismo, etc. Eso es pura revolución. Nuestra rebelión, la de la esencia, lo reclama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: