Kalós

Inicio » Actualidad » La fecundación artificial no es terapia reproductiva

La fecundación artificial no es terapia reproductiva

En Italia se ha planteado el asunto

Muchos problemas jurídico-existenciales para la fecundación artificial, verdadero abuso de poder

Muchos problemas jurídico-existenciales para la fecundación artificial, verdadero abuso de poder

Un tribunal de Florencia ha cuestionado el artículo 40 de una Ley que lleva por nombre “40”, en la nomenclatura del país que está emplazado en el lugar en el que el mundo vio las más grandes realizaciones jurídicas, a los grandes Sabino, Paulo, Ulpiano, Papiniano. Dicho artículo legal prohíbe la fecundación asistida por médicos. El tribunal estima que eso viola el artículo 3 constitucional. La información procede de Zenit (Polémica en Italia sobre la fecundación heteróloga, 24-04-13).

El asunto es tan claro que da un poco de “pena ajena”, como dicen en mi tierra. En Italia, se dieron cuenta de la obviedad, algo que, de evidente, ni se había pensado: la reproducción asistida no es terapia de fertilidad, el bebé que nazca de ahí no es de la pareja-cliente, en realidad, sino de algún tercero y un integrante de la pareja-cliente. Lo que dice la ley tiene, entonces, ese reconocimiento: en Italia no se quiere ese tipo de desbarajustes. Del mismo modo que no quieren varias de las consecuencias que se siguen de esto: bebés desechables, bebés-material de laboratorio, reclamos de paternidad posteriores, niños, seres humanos, bajo conflictos de identidad enormes. El tribunal de Florencia se equivoca, ese artículo no viola la igualdad, protege al niño de los caprichos de sus mayores, caprichos egoístas, llenos de voluntad de poder. Es como lo que dijo un estudiante argentino hace unos años: el matrimonio verdadero no constituye ninguna discriminación de los homosexuales; ellos, como todos, tienen acceso a él: la discriminación estaría en crear un “derecho” inexistente, sólo para complacer caprichos y en severo desmedro de otras personas y la sociedad toda.

De acuerdo con estos argumentos, está el director del Centro de Ateneo de Bioética de la Universidad Católica, profesor Adriano Pessina. El profesor italiano puntualiza que en la llamada “asistencia” no entra en juego ningún aspecto de la salud de la pareja, sino lo que se da es una sustitución de uno de ellos por el material biológico de un tercero (lo que, claro, constituye el tráfico de un objeto jurídicamente ilegítimo, agrego yo); lo que traerá la violación del menor a ser criado por sus padres, al ser criado por personas que, en realidad, no lo son, al menos no ambas (Zenit, ibíd.).

Pura ideología y voluntad de poder, pura revolución. Bien por los legisladores italianos, haciendo una jugada por la verdadera rebelión, la de la esencia. Y bien, porque nos muestra que no estamos perdidos ni solos, sino que el bien, aunque usted no lo crea, tiene todavía defensores valientes. Viva nuestra rebelión…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: