Kalós

Inicio » Actualidad » La muerte de Gary Carter y la justificación por la Fe y el destino final del hombre

La muerte de Gary Carter y la justificación por la Fe y el destino final del hombre

Gary Carter, tremendo pelotero, mejor persona: que en paz descanse

Gary Carter, tremendo pelotero, mejor persona: que en paz descanse

Me encuentro en cualquier lugar del planeta, no importa, a los efectos de este cuento, porque todo sucede dentro de espndeportes, un artículo de esa página y el respectivo blog. Me entero de la muerte de este pelotero (16 de febrero de 2012), por el medio dicho y decido comentar a ese respecto. Pongo mi panegírico particular para este ser humano, panegírico que ya verán y en el que  verán por qué me interesaba hacerlo; y, de repente, me encuentro en una de esas discusiones bien locas de esos blogs de espndeportes. Puesto que me parece interesante tanto el hecho de las referidas discusiones, de las que he tratado por aquí antes (en el artículo Ay, ay, mi ídolo, mi ídolo) y muchos rasgos de ellas; y porque me parece interesante ésta en particular, se las transcribo, borrando, claro, el pseudónimo de mi contraparte en la misma. Finalmente, dejó su “hetero-grafía”, que no ortografía, porque es parte inexorable de los blogs de la referida página deportiva. Ahora sí, los dejo con la interesante discusión:

YO – Gary Carter fue un grande. Él, Howard Johnson, Strawberry, Gooden, etc., fueron los que me hicieron ser de los Mets, desde los 80 (aunque hoy en día estén de capa caída). Por lo que veo fue mejor padre y persona en general que pelotero. Ayudó a a miles de niños pobres a educarse. Fue un hombre de Fe y la Fe fructifica en Caridad, amor de amistad con Dios y, por Él, a todos los demás, que es el fin de aquélla. Que Dios tenga en su Gloria a este buen hombre, que fue un ejemplo para muchos, cuando éramos unos muchachos.

Impertinentillo – Si Gary Carter entregó su vida a Jesús (el ungido) como dice ROMANOS 10:9, entonces no tengan duda de que en paz descansa. Decir que en paz descanse (qepd o R.I.P.), no hará ninguna diferencia para Gary Carter, en el más alla. La diferencia la hace, el aceptar a Jesús o no hacerlo, en el más aca. / El mundo en que estamos se dañó. Lo que el libro llamado Biblia, explica sobre el pecado y la muerte, y el rescate (redención) a precio de sangre y la vida, es cierto. Jesús es quien la Biblia dice quien es. Entrega tu vida a Jesús para que él sea tu Señor y entonces tu salvador. De lo contrario no descansarás en paz cuando pases del más aca, al más alla.

Yo – Entrega tu vida a Jesús, pero “con obras y de verdad”, porque “no todo el que dice ‘Señor, Señor’ entrará en el Reino de los cielos, sino el que HACE la voluntad de mi Padre, que está en los cielos. Muchos me dirán aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu Nombre y en Nombre tuyo no echamos demonios e hicimos muchos milagros?’ Yo entonces les diré: ‘nunca os conocí, apartaos de Mí los que OBRÁIS la iniquidad'” (Mt. VII,21-23). “Muéstrame tu Fe sin obras que yo con mis obras te mostraré mi Fe. Los demonios también creen y tiemblan”. “Obras son amores y no buenas razones” (cfr. St. II,18-19). O sea, eso de “entregarse a Cristo” supone un compromiso vital con el bien, no sólo la Fe, que ya de suyo salva. La Fe es incoación de la vida en Cristo, pero no para todos, pues los demonios no se salvan. Decir eso sería una contradicción en los términos. Además, claro que hay que rezar por las almas de los demás, porque el que salva es Dios, por su libérrima Voluntad. No nos salvamos a nosotros mismos. La salvación es una gracia de Dios, no una virtud de ningún acto nuestro, ni siquiera ése por el que creemos que “nos entregamos a Cristo”. Y, para colmo, la salvación es su obra, pero, como dice San Agustín, “Dios, que te creó sin ti, no te va a salvar sin ti”: tienes que adherirte y no sólo de la boca para afuera o sólo de palabra. Tienes que adherirte de corazón y dando frutos de gracia. Entonces, deja de meterte con lo que dicen los demás, que está muy bien. Y, si las creencias ésas de la Fe sin las obras molieran todo el Cristianismo, éste dejaría de ser la fuerza transformadora que es. Un Cristianismo que no sea del LOGOS, razón creadora, un Cristianismo irracional, es una contradicción en los términos. Piensa: nadie conoce mejor al hombre que Dios. Dios hecho hombre, el LOGOS encarnado, no podía establecer una religión de la irracionalidad y la contrariedad a la naturaleza humana. La gracia no anula la naturaleza, sino la supone [no se le da la Fe a los irracionales, a los brutos, a los animales desprovistos de razón], la perfecciona y la eleva. Si todo el mundo, más todavía, entonces, se convirtiera a una religión de la irracionalidad, inmediatamente caería en el salvajismo, más que en la barbarie. Eso NO ES NI PUEDE SER LO QUE DIOS QUIERE PARA EL HOMBRE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: