Kalós

Inicio » Religión » Adoremos a Dios en su esencia, por su grandeza, al Dios Uno y Trino

Adoremos a Dios en su esencia, por su grandeza, al Dios Uno y Trino

1

Oración de alabanza, gloria y acción de gracias a Dios uno y trino, creador y salvador:

La Santísima Trinidad, Misterio central de la Fe cristiana

La Santísima Trinidad, Misterio central de la Fe cristiana

Les dejo una oración, para rezarse en varios días, yo digo que como novena, la “Novena de la Fe y la vida cristiana”, que recoge mucho de todas mis meditaciones y de lo mejor de lo que he leído entre santos, pastores, autores de espiritualidad, teólogos y filósofos, desde el día de mi “gran conversión”. Espero que esto sirva un poquito, aunque sea a alguien, a elevarse hasta la esencia divina y a encontrar en su vida al orden natural, Voluntad de Dios, y al orden de la Gracia, vida misma de la Trinidad, en nuestros corazones, que no anula la naturaleza, sino la perfecciona y la eleva, como dice Santo Tomás. Hoy los dejo con la primera entrega:

I.- Adoremos a Dios Uno

Oh, Dios, Señor nuestro, te glorificamos, porque eres “el único Dios, vivo y verdadero, luz sobre toda luz”[i]; porque eres sumo Ser, desde siempre y para siempre, sin transcurso de tiempo y duración, sino eterno y sin cambios. De nada vienes, en nada de resuelves, sin posibilidades de corrupción ni cambios, sin mezcla de nada, sin accidentes, sin relaciones, pura sustancia divina, “toda simultánea”, de manera absolutamente perfecta y “sin fin”. Eres el Dios vivo y la Vida, pero no eres sujeto de vida, eres la Vida misma. Eres, Señor, puro Ser, sin distinción de sujeto y acto, materia y forma, esencia y principio de individuación, esencia y acto fundamental: el ser te pertenece por Ti mismo, pues eso Eres, eres ES. Eres, Dios nuestro, pues te das a nosotros, pura Perfección subsistente. Así, Padre, eres sumo Bien y en Ti no hay distinción, siquiera de razón, entre Ser y Bien. Por eso eres Ser amabilísimo, perfecto Amor y perfecta Voluntad; pero en Ti no hay distinción entre Bien amable, Persona que ama, disposición para amar y acto de Amor. Eres persona, de suma Sabiduría e Intelecto sin defectos, eres perfecta Inteligibilidad y acto sin límite de Entender, Eres suma Verdad y en Ti no hay distinción entre Sabiduría, Intelecto, Entender y Verdad. Eres Contemplación perfecta, Gozo contemplativo y Belleza digna de una complacencia que sólo Tú puedes tener al contemplar; pero no se separan en Ti la Contemplación, el Gozo y la Belleza suma subsistente que Eres. En tu perfecta Unidad, Intelecto, Verdad, Bien, Voluntad, Belleza y Gozo, no se distinguen: Eres suma Simplicidad. Siendo Ser sumo, Eres Infinito y Todopoderoso, amas con necesidad al Bien sumo que Eres y a la Verdad que Eres, no puedes engañarte ni errar; no hay nada que no conozcas, en la Eternidad, sin que puedas llegar a conocer algo, que ya no supieras. Eres Gozo y Felicidad eternos en Ti mismo, sin necesidad de nada.

II.- Adoremos al Dios Trino

En el principio, Padre, sólo Tú existías, pues no tienes principio, pero no estabas solo. Eres Uno y Simple, como no podemos concebir; pero tu perfección y tu Unidad guarda la Relación personal perfecta. Señor, Tú te inteliges y el acto perfecto de intelección, aún en nosotros, a distancia infinita de Ti, termina en una palabra mental. En Ti, nada termina, sino es perfecto desde siempre y en Ti no hay distinción de Ser y Palabra mental, como si fuera una cualidad de tu intelecto, que no es Tú. Tu Palabra, tu Logos, tu decir ‘Dios’, Es Dios, no se perfecciona ni se distingue de la divinidad en la sustancia: tu Logos es Persona divina. En Ti, por la Generación eterna, bendita Procesión, hay relación de Padre a Hijo, dos personas, un solo Dios, una sola sustancia divina, en la oposición relativa de las personas. Pero Padre e Hijo se aman de manera perfecta, ese Amor no puede tener distinciones, en la absoluta simplicidad y perfección divinas, no se aman con dos amores, no es un Amor que se distinga de los tales en la Sustancia, ese Amor, Vida de Vida, Amor del Amor, es Dios, por la Espiración eterna, Procesión admirable. Así, en Ti, oh Señor, digno de alabanza y bendiciones, hay tres personas, un solo Ser, un Dios, tres personas que Son Dios, no tres dioses; la Simplicidad suma de un solo Ser, en las relaciones perfectas del Amor sumo y el Conocimiento perfecto, en la in-habitación, compenetración, total de cada una en las otras y de las otras en cada una. Te glorificamos, Padre, que Eres Padre, Hijo y Espíritu Santo; te alabamos, Señor, que eres Sumo Ser, Logos y Amor divino; te enaltecemos, Amor de los amores, que eres Origen, Generación y Espiración inefables. Verdad que anonada y, para nuestros pobres intelectos, desarma cualquier glorificación del sumo Ser, acalla nuestras mentes y conciencias, elevándolas donde no hay palabras humanas, sólo el homenaje del propio ser, que se sabe infinitamente minúsculo, Oh, Dios Uno y Trino.


[i] Plegaria Eucarística número IV.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: