Kalós

Inicio » Actualidad » “Sintoniza ahí en la radio a los alienígenas… que no hay Dios”

“Sintoniza ahí en la radio a los alienígenas… que no hay Dios”

Sexto de la serie Todos contra Dios

Carl Sagan, con una parabólica atrás: éste es el inventor de la búsqueda de extraterrestres mediante las ondas electromagnéticas, para "demostrar que Dios no existe"

Carl Sagan, con una parabólica atrás: éste es el inventor de la búsqueda de extraterrestres mediante las ondas electromagnéticas, para “demostrar que Dios no existe”

Ya que las naves espaciales, así sea las sondas no tripuladas, no nos prometen mucho, entonces podemos buscar aproximaciones alternativas, compadres: vamos a buscar sintonizarlos por radio y vamos a lanzarles señales, a ver si ellos nos las captan. Las naves son lentas, van mucho más lento que la luz. Las ondas electromagnéticas no, ésas van a la misma velocidad, la luz, de hecho, es un tipo de estas ondas. Ay, se nos adelantaron, un tal proyecto SETI (Search for Extra Terrestrial Intelligence, “Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre”), que inicialmente fue de la NASA y que tiene el impulso indeclinable y, en cuanto tal, muy admirable, de un tal Carl Sagan –divulgador de la ciencia, profesor de la universidad de Cornell–, desde hace 40 años, va por este camino. La película Contact, de Jodi Foster, se basa en un libro de Sagan, en el que se describe, mezclado con fantasías, este proyecto. Sagan fue hasta su muerte, en 1996, un ateo militante, convencido de que, si hallaba vida inteligente otra que la de la Tierra, daría golpes a la creencia en Dios; y, de hecho, utilizaba trazas de ciencia para volverlas armas de una apología del naturalismo ateo.

“El proyecto consistía –y consiste– en la conexión del mayor número posible de computadores para analizar las señales de ondas provenientes del espacio y encontrar en ellas signos de emisión por parte de seres inteligentes. Con el paso de los años, la falta de resultados ha motivado la progresiva supresión de las subvenciones públicas, y la red ha pasado a ser una red privada de extensión mundial. Ahora cualquiera puede tener un ordenador personal de potencia suficiente en casa, y SETI busca en el gran público tanto fondos como nuevos procesadores que se añadan a la causa. En general, sus varios miles de componentes comparten la ideología y las esperanzas del ya difunto Sagan. Sigue de cerca la exploración espacial, y sabe dónde dirigir con prioridad los radiotelescopios con que puede contar en un momento dado; así, por ejemplo, recientemente se dedicaron 200 horas de radiotelescopio –las de ordenador no se pueden calcular– a enfocar a Épsilon Eridani. El resultado, tanto en este caso como en toda la actividad de SETI, es nulo: no se ha encontrado nada. Esto no prueba la inexistencia de civilizaciones inteligentes –podrían estar en un momento equivalente a nuestro neolítico–, pero sí que, como línea de investigación que consume dinero y recursos, no se sostiene”.

Como dije arriba, mis amigos y tenemos que convenir, como empresa de gran dedicación y constancia, SETI es algo admirable y, como dije antes todavía, en un artículo previo, el del big bang, segundo de esta serie, la fe mueve mucho, sólo ayudando a formar una cosmología, la fe es motor de la ciencia. En el caso de éstos que son como dice la Biblia: “el necio dice: no hay Dios”, esa fe es una bastante poderosa, al parecer y juzgando por todos los desastres que ha causado en nuestro mundo: la fe en nuestra posibilidad de alzarnos con un poder ilimitado, una vez que, metiendo la cabeza debajo de la Tierra, como el avestruz, digamos que no hay orden y que el mundo es plastilina que moldeamos para satisfacernos como sea. Pero no es una fe en la ciencia, es una fe en una metafísica anti-metafísica, es fenomenal. Pero, ojo, se le deben hallazgos científicos, como suele suceder con cualquier fe. Lo otro que le debemos, lo principal, es millones de horas de trabajo humano y despliegue de los mejores recursos técnicos que han puesto de relieve lo lejos que estamos de algún extraterrestre, si es que existe algo respecto de lo cual podamos estar a la distancia que sea, y lo fútil que ha sido su búsqueda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: