Kalós

Inicio » Actualidad » “¿Sabes por qué usamos maquillaje? Porque siempre podemos estar más buenas”

“¿Sabes por qué usamos maquillaje? Porque siempre podemos estar más buenas”

La "modelo" se presenta, contemplando su propia belleza: tienes que pensar: "con este lápiz labial soy un atraco a mano armada"

La “modelo” se presenta, contemplando su propia belleza: tienes que pensar: “con este lápiz labial soy un atraco a mano armada”

Imagínense la cara de “sexy”, la voz gutural, como susurrando, a lo “suspiros Mahoney”, de Dick Tracy, artificialmente sacada del estómago, aguantando la respiración y a la manera de aquella cantante venezolana de los 90, Diveana, a la que una amiga llamaba “orgasmo permanente”: “¿sabes por qué siempre usamos maquillaje? Porque siempre podemos estar más buenas”. Claro, hace falta más que maquillaje, hace falta un [des-]vestuario y no está de más poner a dos sidekicks, que también tengan pinta de suecas con 15 años sin ir para la playa, el pelo oxigenado… y una de las dos tienes que ser una mulata, de color bastante diluido, con facciones, bueno, suecas, a lo Halle Berry o Vanessa Williams. “Siempre podemos estar más buenas”. Es una tragicomedia. Ríanse, ríanse ahora, aprovechen lo bueno, que el ridículo siempre ha sido fuente de solaz. Con razón las feministas une, ¡¡¡¡¡POR UNA VEZ!!!!!, su voz a la de la Iglesia, para reclamar que no se ponga a las mujeres como mercancía de frigorífico. Peor, porque a un frigorífico va gente normal a comprar comida que necesita para el sustento; en la publicidad se las pone como objeto menos que material, si es que tratamos de materia informada por algún principio inmaterial, para deleite de esclavitos. De nuevo, con razón un comunista como Oliver Stone se quejaba de la imagen de mujer que estaba transmitiendo la televisión. Estos mpresarios y publicistas, etc., tienen a estas muchachas por menos que ratas…

ES UNA TRAGICOMEDIA. Como siempre, pasado el jolgorio inicial, queda la parte trágica o laS parteS trágicas; porque, en este caso, son muchas. Pobres “modelos”, pobres modeladas así, ¿ah? Las llaman “modelos”, será que modelan algo. ¡Pedazo de molde! La muchacha que les crea estará como frita, ¿ah? Su “ideal” será un bisté, ¡QUÉ MARAVILLOSO! Sus amigos varones, unos comedores de ese tipo de bisté: ¡Qué buenas compañías! Pero piensen en las “modelos”: ellas están en una posición pública, serán, a lo mejor, no sé nada de eso, salvo a cierto nivel, serán “famosas” y eso, en este mundo de baja calidad, donde el lugar de Beethoven lo ocupan Eminem o Daddy Yankee, eso es muy importante. Desprovistas de criterios mejores, negados por la revolución los criterios mejores, creerán que son algo muy importante simpliciter, es decir, en universal, de manera absoluta, o sea, que, en la historia, ellas son el non plus ultra, lo máximo, en la máxima época, la del progreso: ¿cómo se convertirán…?

C. S. Lewis, autor de Narnia, decía, en Cartas del diablo a su sobrino (The Screwtape Letters), que el infierno tiene mucho tiempo

Claudia Schiffer, uno de dos paradigmas contemporáneos de belleza: la anoréxica-style

Claudia Schiffer, uno de dos paradigmas contemporáneos de belleza: la anoréxica-style

destrozando vidas, terrenas y del más allá, mediante este tipo de “modelos” femeninos, es decir, mediante su manipulación: ponen modelos imposibles, irrealizables, muchas veces contradictorios, a veces, varios contradictorios a la vez: Claudia Schiffer y Pamela Anderson, para que los hombres se destruyan desbocándose y las mujeres se destruyan deprimiéndose: hoy en día, arruinándose con lipoesculturas, bótox, colágeno, implantes, silicón, dietas irrealizables, gimnasios de vaciedad y frivolidad inenarrables. Y, siempre, un ambientillo de “liberación sexual”, de deseo del cuerpo, de culto al cuerpo, de narcisismo material, de rastrerismo desmadrado, en el que no puede extrañar que las drogas, el alcohol, la bulimia, la anorexia, la depresión, la hipocondría y el suicidio sean pan nuestro de cada milésima de segundo. Sin contar con los “embarazos no deseados”, la anticoncepción, el aborto, la paternidad irresponsable. Y, claro, en el mundo de la mujer objeto de fantasías irrealizables, irresponsables, indeseables, inmaduras, “in-controladas”, en este mundo de negaciones, que se presentan como libertad, autenticidad, espontaneidad y realización, en este mundo de mentiras asquerosas, en este mundo al revés, a nadie puede extrañar la “violencia de género”. Ellas se contradicen, hermanito: “respétennos, que somos menos que el bisté de la carnicería de la esquina”, dice Play Boy, se jacta Play Boy. Liberadas todas las pasiones, liberados todos los demonios, no hay quien ponga “orden en la pea, en la juerga, la borrachera, el bochinche, la rochela, la rumba”.

Hay un punto más. Todo es bueno, TODO, en cuanto es, es bueno. La cocaína es parte de la composición de una mata, un vegetal. En su lugar, donde le corresponde en el orden del mundo, es muy buena. Los productos de belleza lo serán, sin duda. Pero, peeeeeeerooooo, en su lugar. La estética es un punto central de la humanidad, porque el hombre vive para la Belleza, para esa Belleza trascendente, de la que todas las de aquí son un reflejo pálido. Ahí podemos ubicar a nuestras mujeres, en un lugar muy alto: como reflejos privilegiados de Dios. La estética, además, es muy importante, pues nos gozamos en aquello con lo que somos connaturales: si nos gusta lo malo o nos repele lo bueno, tenemos problemas. La estética es el punto de examen por excelencia. Digan los publicistas: “Muchachas, sus maridos las van a apreciar, estén lindas para ellos, que sus familias brillen con el brillo que ustedes ponen: Brille Dios en sus casas”: SUBLIME. Esencia pura, rebelión de la esencia. ¿No te gustó? Tienes problemas: ERES UN ESCLAVO DE LA REVOLUCIÓN.  Pero no temas, para eso estamos aquí: HEMOS VENIDO A LIBERARTE, EN EL NOMBRE DE LA ESENCIA, EN EL NOMBRE DE LA HUMANIDAD, DE LO INFINITO EN EL HOMBRE: LA ÚNICA VERDADERA REBELIÓN EN ESTE MUNDO DE HOY.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: