Kalós

Inicio » Antropología » La herencia del oscurantismo (II)

La herencia del oscurantismo (II)

La Luz del mundo, Cristo, brilló con potencia; pero las oscuridades, entre otros, los modernos, no la recibieron

El universo visible: una parte del "territorio" del Reino de Cristo

El universo visible: una parte del “territorio” del Reino de Cristo

En el artículo pasado vimos los aportes de las grandes sociedades a las que la nuestra les debe tanto. Ahora toca ver cómo Occidente tomó eso y lo aprovecho. Cuando hablamos de Grecia, Roma y el antiguo Israel, hablamos de las sociedades, hasta entonces, más luminosas de la historia…

…Pero el Cristianismo coge todo eso y lo mejor de todo eso y lo sintetiza en un todo coherente que, para colmo, supera todo lo anterior. A) Fustel de Coulanges muestra que una sociedad, en toda la historia, tiene como elementos fundamentales sus creencias religiosas, de modo que la familia admitía en el hogar sólo a los miembros iniciados o sujetos a la divinidad por nacimiento; y sociedades más amplias requerían de divinidades que abarcaran ámbitos superiores de humanidad como las tribus o las ciudades. Así, la única vez y el único sitio en que la humanidad ha sido abarcada toda en una doctrina de hermandad universal se dio con el surgimiento de la primera y única religión universal, que ha venido a mostrar de manera diáfana, como nunca antes, la unidad de la humanidad: el Cristianismo, (cfr. Jn. X y Mt. XXVIII, entre infinitos lugares), religión bajo cuya égida nace Occidente. B) También y en la misma línea, San Agustín, en la Ciudad de Dios, muestra que esta Ciudad no pertenece a ninguna agrupación humana particular, asegurando así la plena comprensión de la no pertenencia de la religión al estado [ni siquiera a la civilización, ni siquiera a Occidente] y la distinción neta y tajante de las esferas gubernativas y religiosa, como nunca antes en la humanidad, en la línea de Cristo mismo: “mi Reino no es de este mundo” y “no tendrías ninguna autoridad sobre mí, si no se te hubiera dado de lo alto”, lo mismo que a la emboscada del Sanedrín: “dad, pues, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (cfr. Jn., XVII,36, XIX,11, y Mt., XXII,21, respectivamente).

C) En lo más alto de lo humano, se da la distinción entre lo gubernativo, lo religioso y lo sapiencial: aquí también Occidente lleva la delantera en el mundo, con las universidades, nacidas de la Cristiandad en el siglo XIII; y la afirmación irrestricta de su autonomía, consustancial a ellas, por lo que la poseyeron desde su mismo nacimiento. D) La internacionalidad de la Iglesia, su no estar sometida al estado ni incluida en él, así como su fundación de la parroquia, órgano eclesiástico territorial, que dio sentido de pertenencia a las personas en las épocas más oscuras de las invasiones bárbaras y que, por tanto, permaneció como centro y fuente de vida cívica hasta días muy cercanos a los nuestros, dieron lugar a un hecho capital para la libertad humana: la distinción plena, neta y tajante de lo público y lo privado.

E) La philía politiké, la amistad ciudadana, gracias a Cristo, es elevada a donde no soñó y, de hecho, negó Aristóteles: a la membrecía social de Dios mismo: es la caridad, amor de amistad con Dios y, por Él, a los demás hombres, por el que somos religiosamente responsables de servir a nuestros hermanos, nuestros conciudadanos y el bien común de nuestra patria. F) Así, el bien común, el orden de lo humano en la ley natural y el patriotismo del cristiano, son elevados a otro nivel, por la gracia.

G) Puesto que en todos se da la dignidad de los hijos de Dios o todos están llamados a ella, es decir, es universal, la esclavitud es una institución que la sociedad cristiana se esforzaría por desaparecer, como, en efecto, hizo, en todos los sitios en que los ciudadanos han permanecidos fieles a la doctrina. H) También se debe a esta sociedad, merced al Cristianismo, nada más y nada menos que la invención de la educación pública y del colegio: San José de Calasanz, las escuelas pías y la orden de los escolapios.

I) La visión del hombre y la filosofía: ya el hombre no sólo es sensorio de trascendencia, es Hijo de Dios y sujeto de su Salvación y Revelación. J) La ciencia: se la hizo avanzar como nunca antes (Padua y Bolonia: precursoras de la investigación anatómica con cadáveres, siglo XIII. Juan Filopón; Santo Tomás y la distinción hipótesis-demostración; Ockham y los Ockhamianos; Teodorico y la óptica; Nicolás de Oresme, obispo de Lyon; Copérnico; Galileo; Descartes; Roberval; Pasteur; Mendel; Lemaitre: católicos. Newton, Kepler, etc.: protestantes). Sobre todo, se la hizo avanzar por recibir las aportaciones que llegaban de todas partes, en especial en la gran obra de traducción de la ciencia mundial, en Toledo e Italia, a finales del siglo XII y principios del XIII y por el espíritu crítico, manifestado en Santo Tomás, Ockham, etc. Del mismo modo, el modo de concebir al hombre y su sentido, así como la disciplina universitaria de investigación y el rigor intelectual llevaron a los grandes avances, en la época en que sobre todo cristalizó este movimiento, desde el siglo XVII. K) El arte: pueden traerse innumerables aportes, como la perspectiva, la notación musical y el pentagrama, etc., pero, sobre esto me remito, por la longitud de este artículo, a mi serie sobre arte y belleza.

Digan ahora: ¿quién es el oscurantista, dónde está el oscurantismo? Qué terrible sociedad en la que vivimos. Rebelión, se necesita rebelión, de la sabiduría, de la verdad, del bien, de lo bellos. REBELIÓN DE LA ESENCIA, PARA VENCER A ESTA TERRIBLE, MENTIROSA, TIRANA Y FEA REVOLUCIÓN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: