Kalós

Inicio » 2013 » marzo (Página 2)

Archivos Mensuales: marzo 2013

Belleza, arte perenne y arte moderno y posmo

He aquí una serie de artículos que vale la pena. Son 11. Comienza discutiendo con el relativismo y el relativismo estético; luego da una

La Liberación de San Pedro, de Rafael, Luz impresionante

La Liberación de San Pedro, de Rafael, Luz impresionante

visión estética; continúa estudiando las relaciones entre arte y belleza, en general y en las sociedades particulares. La parte final es una historiografía, basada en la filosofía ya descrita, del arte occidental, desde el arte gótico al barroco, hasta la eclosión posmo, pasando, claro, por el modernista. ¿Habremos observado un “progreso” en este ámbito tan central de la vida humana; o habremos caído en un abismo oscuro? Lean la serie y coméntenme, que, hoy en día, no habrá un tema en el que quieran discutir conmigo y entre ustedes, tanto como en éste. Como es de desear, les dejo un adelanto, la conclusión de toda la serie, ¿cómo habré llegado a ella?

“Bajo estos parámetros se forman nuestros hijos, sobrinos e hijos de nuestros amigos y conocidos. Bajo estos parámetros se forman los adictos a las drogas del futuro. En este clima, la moral de los muchachos y sus posibilidades de realización son pulverizadas. Sólo por azar, un muchacho lleva una vida contingentemente paralela a la moral, aunque desprovista de belleza. La rebeldía es la moral, la rebeldía es la afirmación del orden, la rebeldía es hacerse consciente de él y vivirlo por una decisión responsable. Ahí hay belleza si, al concienciar el orden, se lo ve en su esplendor. La belleza volverá, cuando muchos hayan tomado la decisión consciente, lo defiendan de manera valiente y sean capaces de la contemplación, de modo que surjan algunos talentos, que sean capaces de reproducir la belleza expresiva, conectando con ese pasado, con esa tradición artística occidental, asombrosamente luminosa. No se trata de embarcarse en un ‘tradicionalismo’ ‘conservador’; se trata de ver la belleza y

Arte pobre, expresión posmo, ¿en serio, "arte"?

Arte pobre, expresión posmo, ¿en serio, “arte”?

darse cuenta de que se puede expresar, eso, que es seguir la tradición, puede seguir los derroteros que marquen los respectivos genios, sin buscar imitar ni enfrascarse en modas antiguas: sus caminos serán sus caminos. Ahí no se puede poner cauces al Espíritu, ‘que sopla donde quiere y nadie sabe de dónde viene ni a dónde va’”.

Boxeo: la época dorada

"Marvelous" Marvin Hagler y el pegador Tommy Hearns, fajados: dos de mis favoritos, en la época que recuerdo con más cariño

“Marvelous” Marvin Hagler y el pegador Tommy Hearns, fajados: dos de mis favoritos, en la época que recuerdo con más cariño

Ha habido muchas épocas brillantes, cuando los inmigrantes de Estados Unidos se disputaban todo, en los 30: Carnera (Italia), Baer (Alemania), Braddock (Irlanda). Luego llegó Joe Lewis para devolver el cetro a los negros; pero vino el contraataque: Rocky; más abajo, salió el gran Sugar Ray, pero a él también le salió su ítalo-estadounidense: Jack

Braddock-Lewis: pelea de machos, en una gran época

Braddock-Lewis: pelea de machos, en una gran época

Lamota, el Toro Salvaje. Pero la época más grande, al menos para mí, comenzó con Mohamed Alí destrozando a Liston, cuando aparecieron George y Joe, siguió con Larry y Michael Spinks y se cerró el día en que un tal Buster Douglass tumbó al último ídolo: Mike Tyson. Qué época, qué peleas. Es la época en que Pipino cayó ante Tommy y éste ante Sugar Ray, en que Mano E Piedra le dio una lección a Sugar Ray y otra a Marvin, aunque perdió ésta última y terminó haciendo el ridículo en la revancha contra Leonard. Es la época en que Leonard se encontró con un tal Ajub Callulle; en que Marvin y Sugar Ray dieron ese terrible espectáculo; en que Marvin le ganó a Tommy, porque su cabeza dura le rompió los nudillos;

Ali-Foreman: no hace falta presentación

Ali-Foreman: no hace falta presentación

en que Tommy destrozó a Mano E Piedra. Es la época del gran Wilfredo Gómez y el más grande Salvador Sánchez, que en paz descanse. La época del inigualable Julio César. La época en que Fulgencio Obel Mejías fue destrozado dos veces por Hagler, pero llegó a la corona de los semipesados. Gran época, la época de los caballeros, pegadores y boxeadores. Lástima por los malos manejos, las apuestas y la caída en desgracia de esto que nos dio tantas alegrías. Añoranzas. Saludos a todos mis panas con los que me reunía hasta la madrugada a ver estos shows.