Kalós

Inicio » Antropología » Hinduismo, ¿un Dios, muchos dioses, trascendente, inmanente, espíritu, con sexo?

Hinduismo, ¿un Dios, muchos dioses, trascendente, inmanente, espíritu, con sexo?

Concepciones sobre Dios y misticismo en los orientalismos principales: Hinduismo y Budismo

Este artículo es el cuarto de la serie Una Luz en las tinieblas y las sombras de muerte, sobre Cristianismo, racionalidad, orientalismos y el carácter benéfico de la religión.

Hinduismo: dioses varios, con cuerpo, con sexo... No  mucha sabiduría por este lado, en este aspecto, ¿ah?

Hinduismo: dioses varios, con cuerpo, con sexo… No mucha sabiduría por este lado, en este aspecto, ¿ah?, con todo el respeto que se meecen

Hay un punto en el que quien lea sobre Budismo o Hinduismo queda atónito, se trata nada más y nada menos que de la concepción sobre el propio Dios. A veces, se consigue que se habla de Dios, a veces, que no hay Dios o que les es indiferente, a veces son muchos dioses, o son dioses con cuerpo y sexo, como Kali y Shiva, a veces se trata de un dios-energía inmanente al mundo, Brahmán. Cuando se habla de espiritualidad, en estos ámbitos, como en los new age, se trata de estas energías, es decir, se trata de materialismos radicales, que ni siquiera se dan cuenta de la incompatibilidad de las palabras que usan: si es espíritu no es energía, pues ésta se da en lo material, es algo, para más señas, que estudia la ciencia física, la ciencia que estudia el estrato más bajo de realidad. Buda mismo, a veces es el fundador de una mal llamada filosofía, a veces es un avatar de un dios hindú, a veces es Dios. Realmente yo no he podido conseguir mucha orientación y, para colmo, los libros originales hindúes son una cantidad enorme y de difícil comprensión, con contextos muy definidos, etc. Contentándome con las referencias, quedo como estoy, pero no me parece muy preocupante, porque sé que hay mil sectas, de krishna, visnuístas, etc., con concepciones de todo tipo sobre la divinidad.

De pronto, hay un tal bhakti, una unión personal con Dios; de repente, todo el sentido de la vida es purificarse para fundirse de manera no personal con una energía que es espíritu y alma del mundo o bien es sustancia de todas las cosas, que se llama Brahmán. En oportunidades, ese materialismo es un panteísmo en el que no es que las cosas sean espíritu, sino que dios es materia, y nosotros somos partes o reflejos de él. Es una teosofía y, de la de Madame Blavatsky, yo siempre he dicho que es muy mediocre: se trata de un dios que tiene partes, que se engaña o que tiene partes engañadas, o sea que es un inconsciente, muy imperfecto, etc. Un sinsentido.

Yo he visto afirmado, a la misma vez, el politeísmo y el panteísmo y me quedo pasmado, porque es una contradicción terrible: o no todo es el dios subyacente y los dioses otros se escapan de él, de modo que no es un panteísmo, o los dioses son otras ilusiones, partes engañadas del dios subyacente…

Dentro de este tipo de aparentes contradicciones o de divergencias entre sectores del Hinduismo, queda un poco suspendido el concepto del dharma, ese orden del que hablamos en el artículo anterior (del domingo pasado), que impera nuestro compromiso social y el propio orden de las comunidades. Es así porque, por otra parte, en el mundo hindú se tiende a desdeñar el trabajo, la acción mundana y las realidades sociales. Del mismo modo, en el Hinduismo existe una despreocupación de la “promoción humana y socio-cultural propia y de los demás, así como […] la creencia en la reencarnación de las almas y en la reducción del perfeccionamiento humano al autodominio sin oración ni apenas resquicio para la intervención de la gracia divina” (El Yoga, ¿es compatible con el Cristianismo?, José Luis Vázquez Borau, InfoRIES 259, 31-10-12).

Yo he oído hablar mucho (y me imagino que ustedes también), por otra parte, sobre la meditación hindú y la budista. Es muy probable

San Juan de la Cruz: meditación elevada y llena de sabiduría: "en el atardecer de la vida, seremos juzgados en el amor", esencia del Cristianismo expresada con belleza

San Juan de la Cruz: meditación elevada y llena de sabiduría: “en el atardecer de la vida, seremos juzgados en el amor”, esencia del Cristianismo expresada con belleza

que haya algo que encontrar ahí. Me supongo que, en ese pequeño drama de todos los días de quienes queremos rezar con profundidad: el recogerse, usando las técnicas de ellos, podríamos mejorar la situación. Puede que aquí haya más de lo que yo pueda colegir, a partir de lo que he leído, pero, como dice el Papa Juan Pablo II, en Cruzando el umbral de la Esperanza, la meditación de ellos no es oración, propiamente. La budista, por ejemplo, consiste en un vaciamiento, no en un encuentro personal de amor intenso con el  Infinito, el verdadero Infinito que todos los hombres anhelan. Así, sin complejos, nos encontramos con parte de lo más valioso que tengamos en la Iglesia. Si la religión supera a todo lo demás humano por esa relación con el Infinito, entonces nosotros, no otros, tenemos lo más valioso del mundo. Hablo de esta tradición de espiritualidad: Jesús y todo el Evangelio, unido al Antiguo Testamento, empezando por los salmos, San Pablo, San Pacomio, San Basilio, San Juan Crisóstomo, San Casiano, San Agustín, San Benito, San Gregorio Magno y toda la tradición de la música sacra, San Juan Damasceno, San Hugo de Cluny y demás cluniacenses, San Romualdo, San Bernardo, San Francisco, Santo Domingo, San Antonio, Santa Brígida de Suecia, Santa Catalina, La Imitación de Cristo, San Ignacio, Santa Teresa, San Juan de la Cruz, San Felipe Neri, San Francisco de Sales, San Josemaría, en apretada y reducidísima lista, que deja por fuera, de la manera más injusta, a varios miles de maestros de la primera línea: aquí hay más de lo que la Humanidad puede asimilar, en tres eras geológicas.

A medida que una va conociendo más “todo”, “todo” lo que “sabemos” hoy, más se convence que, quien sabe de verdad no puede sino ser cristiano. Y qué alegría estar bajo tanta Luz sin sombras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: