Kalós

Inicio » Actualidad » A mis antagonistas sabermétricos

A mis antagonistas sabermétricos

Saberméticos responden, se les replica

Sinopsis del significado de la sabermetría: arriba, negocio (business) y scouting, buscadores de talento: ahí está la caída, unos vivos científicos darán la estrategia de gastos de los equipos

Sinopsis del significado de la sabermetría: arriba, negocio (business) y scouting, buscadores de talento: ahí está la caída, unos vivos “científicos” darán la estrategia de gastos de los equipos, los contratos, los billegas

En mi artículo sobre sabermétrica, traté de mostrar que el beisbol, como actividad humana, trata sobre un reto, una batalla individual, de poder, habilidad, consistencia, valentía; que tiene que ver con un cuadro más grande, en el que otros dependen de los contrincantes individuales. A veces, el desafío incluye hasta la generosidad: el bateador tiene que sacrificarse por el equipo: toque de bola. Ahí no cabe la medición, meterla es meter lo ajeno. Quienes amamos al beisbol, amamos esto en primer lugar, no otra cosa. Claro, de repente entran unos que se dan cuenta de que hay jugadores que hacen mejor las cosas, que aportan más al equipo, que tienen éxito en sus retos individuales con más frecuencia. Esos peloteros se hacen famosos (para algunos, “ídolos”) y todos quieren ir a verlos y están pendientes de sus actuaciones.

Hasta aquí, todo bien. Lo malo es cuando salen unos y dicen que el beisbol no se trata de lo que todos podemos ver, sino de unas fórmulas de iniciados, de un selecto grupo, que es quien puede decirnos qué es lo que nos tiene que gustar, sin que sepamos por qué y sin que en verdad nos interese: “no es bueno ser buen bateador, no; el buen bateador no es el bueno, es el disciplinado: meter hits no interesa, interesa más que te den bases por bolas”. ¿EN SERIO? “Sí y ése de las bases por bolas es el que tiene que cobrar y ganar premios; sí, ya los dueños de los equipos no están pagando a nosotros, los iniciados, para que les digamos a quién contratar”.

Traté de mostrar todo lo anterior, en el artículo que les digo. Pero recibí respuestas negativas de muchos amantes de la “saber-metría”. Ninguno, sin embargo, refutó ninguno de mis argumentos, como es tan común. Dicen: “eres un fanático”, “no tocas ningún principio epistemológico”, “esto es una sarta de sensiblerías”. Bueno, pero díganme: yo muestro que el beisbol es no cuantitativo y que la medición de lo no cuantitativo, de lo cualitativo, según Pierre Duhem (La Teoría Física, su objeto y su estructura), supone alguna capacidad de traducción y que la misma va por las intensidades de las cualidades; que los instrumentos de medición tienen que controlarse, que las medidas son proporcionales a lo medido y constantes o no hay posibilidad de medir (cfr. Werner Heisenberg, Diálogos sobre la física atómica, citando a Niels Böhr). Luego muestro que los sabermétricos violan cada uno de estos principios y luego quieren manipular decisiones sobre premios y el mercado, con base en una pseudociencia. Entonces, muéstrenme que lo que digo es falso y después, si quieren, digan de mí lo que sea, no me importa, lo relevante es el tema y la verdad sobre él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: