Kalós

Inicio » Actualidad » Sabermétrica, matemática aplicada al deporte… para dominar

Sabermétrica, matemática aplicada al deporte… para dominar

No sólo es problema del beisbol, se piensa aplicar a todos los deportes profesionales de EUA

TroutCabreraEl béisbol, más que nada, es movido por un reto, un reto individual: un pitcher le dice a un bateador: “a que no la bateas de manera inatrapable”; el bateador responde: “a que sí”. Son dos machos, frente a frente. Pero eso no agota todo: si hay gente en base, el bateador se puede sacrificar, el pitcher tiene que procurar que no avancen; los jugadores de campo ayudarán a ese efecto. En el reto, cada uno tiene sus compañeros, para añadir drama, tensión y alternativas distintas para la estrategia. Aquí estamos hablando de relaciones: de equipos y entre rivales; y de cualidades: fuerza, destreza, velocidad. Se habla, también, de unas acciones y unas pasiones: el pitcher trata de engañar, el bateador encuentra el pitcheo y deposita la pelota en lo profundo del rightfield. Por ningún lado aparecen cantidades. Cualquier intento de matematizar esto, tiene que incluir alguna manera de traducir las realidades anteriores a números, a medidas. Siempre se utilizó una manera bastante obvia: un bateador se presenta a su reto particular un número de veces, sobre las que tiene éxito o fracaso otro número; dividiendo, se halla una proporción: Miguel Cabrera tuvo 330/1000 el año pasado y ganó el título de bateo. Pero, como pasa mucho hoy en día, llegaron unos vivos, que dicen ser los descubridores del agua: encontraron la piedra filosofal, la ciencia aplicada al beisbol. En los últimos siglos han salido miles que se presentan y dicen: “la humanidad estaba en tinieblas, hasta que llegué yo”. Vean a Marx, a Nietzsche, a Hegel, a Descartes, Heidegger, Comte, etc. El beisbol no podía quedar al margen. Y, como siempre, cada vez que aparece uno así, hay que desconfiar, puede estar buscando algo diferente. Para mí, está claro, quiere que sus favoritos ganen premios (Mike Trout, ESPN y Miguel Cabrera son  nombres suficientes para probarlo) y quieren influir en las decisiones de los equipos, en cuanto a contratación de peloteros.

En este artículo, lo que quiero es desenmascararlos. No es difícil, con un mínimo de filosofía de la ciencia y sus propias confesiones. Traducir intensidades cualitativas a cantidades siempre ha supuesto una cierta operación intelectual: el calor, como cualidad, no se puede medir; se mide su intensidad y no directamente, sino por un efecto suyo, la altura de una columna de mercurio en un tubito. Tiene que haber una proporción perfecta, ella misma o científica o supracientífica, para que la medida tenga sentido. Además, la ciencia siempre tiene que tener un enorme cuidado en sus instrumentos de medición, una de las preocupaciones más grandes es la de calcular el error de esos instrumentos. Finalmente, el criterio de medida tiene que ser una constante: antes, el metro era una vara en París, hoy es una longitud de onda tal, que siempre es del mismo tamaño: de otro modo, no hay medición posible, pues no hay conmensurabilidad. Supóngase que se descubriera que la Tierra no gira a velocidad constante: ¿qué ocurriría con días, años, meses, segundos, horas? Tendríamos que recurrir a otro criterio de medida.

Bueno, la “ciencia sabermétrica” se basa en criterios de medición tan arbitrarios que hay tres modos de tres compañías para hacer las “mediciones” (FanGraphs, Baseball Prospectus y Baseball Reference). Además, según el artículo ¿Para qué sirve [el WAR]?, de Matt Klaasen y Dave Cameron, de FanGraphs (aparecido el 26 de enero de 2010 en espndeportes.com), tú puedes comparar, como dicen en Venezuela, peras con manzanas, bateo con corrido y estos dos con fildeo y con pitcheo, sin pasar por go ni cobrar los 200 $. Peor, cogen un hit y le ponen, porque ellos son Mandrake, un valor de 0,2 carreras y así, sumando un out que sacó fildeando a un hit, obtienen el aporte de un jugador; que luego compararán con un hipotético jugador de reemplazo. Según lo que dice David Schoenfield, de espndeportes (De qué hablamos cuando hablamos de WAR, 19-07-12), la cosa es horrible. Comienza por percatarte de que se comparan los estadios y ellos aportan criterios diversos para medir a un pelotero; pero la cosa se sale de madre, cuando el tipo dice, sin ningún rubor, que el valor de los estadios cambia año a año; posiciones distintas darán valoraciones distintas: si eres primera base y los primera bases del año son unas estrellas, te irá peor que si fueran mediocres. Así, según él, no tiene nada de particular que diga que Prince Fielder, con números inmensamente mejores que los de Josh Reddick, sea peor que él, sólo porque juega en tal estadio y primera base. Así podemos hacer lo que nos dé la gana y decir que Trout es mejor que Cabrera y que éste no merece ni quedar de segundo en la votación para el Jugador Más Valioso… o lo que sea.com o Cualquier cosa con Elí Bravo.

Pero hay algo más. Si sabes que estos genios científicos están metiendo la cuchara en las valoraciones de los contratos de los peloteros (excepto en las de los Angelinos y los Dodgers), diciendo hasta cuánto va a ser el WAR de Josh Hamilton en el 2015 y su valor en dólares para los próximos 5 años (87 millones de $), como lo hace Dan Szymborski, de espndeportes (Texas debe dejar ir a Hamilton, 2 de noviembre de 2012). Ya todo está claro: el WAR es ciencia y ciencia que yo defino. Lo que vale es la ciencia: cae como Caifás, show me the Money, show me the Money!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: