Kalós

Inicio » Deportes » El beisbol se coronó con la lengua de Cervantes

El beisbol se coronó con la lengua de Cervantes

Robinson Canó, segunda base de los Yanquis y emblema de República Dominicana, uno de los mejores del mundo... Latino

Robinson Canó, segunda base de los Yanquis y emblema de República Dominicana, uno de los mejores del mundo… Latino

Se acercó en octubre el elegante John Lowe, con su sombrero y su corbata, a saludarnos en San Francisco, antes de que comenzara el primer juego de la Serie Mundial. Este colega, luego de sus afectuosas palabras, contaba que estaba aprendiendo español. “Es una necesidad ya a estas alturas”, nos contaba.
Muchos de los cronistas estadounidenses, poco a poco, se han dado cuenta de que los latinos, los hispanos, dominan el juego. Los oriundos del Caribe han llegado a los máximos niveles de rendimiento de tal manera que en este momento nadie puede negar que los mejores exponentes del bateo y pitcheo, muchos de ellos, comparten nuestra identidad.

El Clásico Mundial es otra demostración de esto que decimos. Ayer, con la final entre Puerto Rico y República Dominicana, el beisbol habló español, se coronaron las cuatro bases con la lengua de Cervantes y la herencia española y afrocaribe tan única del trópico. ¿Quién iba a pensar que los antillanos podrían sacar de competencia a los asiáticos y darle un nuevo giro a la competición orbital?

El certamen, hasta hace poco dominado exclusivamente por los nipones, monarcas de las dos primeras ediciones, ahora nos pertenece. Sí, es cierto, Venezuela salió en primera ronda, pero sus rivales, los que nos sacaron de competencia, llevaron nuestro estandarte hasta las lejanas tierras californianas que ayer blandía orondo en las cercanías de la Ensenada McCovey.

El sueño de una copa mundial de beisbol ya se materializó y América, con sus exponentes, demuestra que sigue mandando. En la primera ronda se quedaron los nuestros, México y Canadá, pero Estados Unidos, Cuba y los dos finalistas mencionados, pudieron advertirle al planeta que este es nuestro deporte, el que nos hermana, identifica, une y hace posible la convivencia e igualdad de nuestros pueblos. ¿Es que acaso no nos hermanamos todos en un parque de pelota?

El ejemplo de Quisqueya debe enseñarnos para la justa del 2017. Ellos fueron el hazmerreír del torneo en 2009, luego de ser barridos y sacados de competencia por Holanda en la primera ronda. Se reagruparon, nombraron a Moisés Alou gerente, se hizo lo que se tenía que hacer y miren el resultado. Ahora debemos analizar, corregir, ajustar e implantar algo similar, para ver si dentro de cuatro años, escuchamos en algún parque de la Unión, nuestro “Gloria al bravo pueblo”, cuando se esté jugando la final del Clásico Mundial. Ojalá y esto sea así.

Falta poco para que comience la campaña. Ya dentro de pocos días estaremos vibrando de emoción. Nos hace falta la temporada. Es menester dar nuestros favoritos.
En el este de la Americana nos parece que Toronto debe coronar, inclusive por encima de los Yanquis. El cúmulo de lesiones de estos últimos hace duro su transitar por la senda victoriosa. Detroit y Angelinos son los otros dos candidatos. ¿Los comodines? No es sencillo pronosticar, pero Medias Blancas y Rangers se ven sólidos. Nos gustan mucho.
En la próxima entrega hablaremos sobre la Nacional y candidatos a los premios.
El beisbol es libertad, libertad en movimiento. n
avillasmil@cadena-capriles.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: