Kalós

Inicio » Pasatiempo » Hollywood en alto contraste (3): ideología en el cine (B)

Hollywood en alto contraste (3): ideología en el cine (B)

James Cameron, director, productor, guionista, quintaesencia hollywoodense

James Cameron, director, productor, guionista, quintaesencia hollywoodense

El domingo de la semana pasada, publiqué Hollywood en alto contraste (3): ideología en el cine, en el que se ve cómo actúa este rasgo de “la industria”, anteriormente, el 26 de febrero, traté de mostrar cómo opera ese rasgo, en las formas de Hollywood. Hoy voy a poner un ejemplo espectacular. Me dirán que esto es parcial, porque muestra sólo un ejemplo: a James Cameron, pero hay que ver la influencia de éste, el lugar en que dice las cosas que citaré y la consistencia del gran cainita del mundo de hoy (otro día les explico qué es cainita y por qué Cameron es el gran cainita de nuestra sociedad) con la ideología hollywoodense, que, por lo demás, es más bien monolítica, aunque no del todo. Espero que lean este corto texto y lo disfruten:

Pero tiene modos mejores, Hollywood. No sólo lanza ataques nada velados, alternados de lisonjas para despistar, como hace, por ejemplo, Robert Zemeckis. Uno puede ver lo que dice otro de sus más “dignos representantes”, James Cameron. Cameron te pone una historia de romance, a lo Romeo y Julieta, mezclada con la dama y el vagabundo. Todo bello, la actriz, el paisaje, el actor. Su denuedo. Sus palabras; la música. Los gestos de romance. Bello todo. Pero mira bien. Comunismo, para empezar. Una abuela, 70 años después, confesándole a la nieta que vivió toda su vida añorando a otro hombre, a uno distinto de su marido. Y el clímax de la película es la tremenda follada, me disculpan (la vulgaridad está allá), que le echa Di Caprio a Kate Winslet en el carro, en el automóvil. Titanic, la segunda más vista de la historia. Dice mucho.

Ya en Terminator había gritado: futurismo, einstenianismo del fantástico (del que cree en el viaje en el tiempo), la dignidad de la

Sam Worthington, Zoe Saldaña, Pachamama y la New Age comunista: sueños de "la industria"

Sam Worthington, Zoe Saldaña, Pachamama y la New Age comunista: sueños de “la industria”

madre soltera, sexo irresponsable, “libre”. Pero hay que ir a su obra maestra, su máxima realización, que es la película de Hollywood, de todos los tiempos (dirán que es El Padrino, El Ciudadano Kane, Casablanca: no me importa, a éstas también las podría comentar, con no muy buenos diagnósticos, sobre todo las dos primeras). Avatar es una estrella refulgente hollywoodense. Antioccidental, en tanto y en cuanto un anticapitalismo comunista puede ser no-occidental, new age y pagana, materialista; con su historia de amor, su “épica”, sus efectos especiales, sus batallas, la traición del bueno justificada, odio a la humanidad. Hermoso todo. En Inside the Actor’s Studio, le dijo muy claro a James Lipton que alguien le había preguntado que si esa película no tenía demasiada “bullshit” (sus palabras). Según su propio relato, él asintió, dijo que sí: “¿qué es eso de la religión de la tierra, de pachamama; qué es eso del árbol de los espíritus, no es verdad? Sí, es demasiado”. “Pero, un momento, dice James, mr. Cameron, tú metes eso con el romance, la ‘épica’, la batalla, la emoción, la música, los efectos especiales y la gente la va a comprar: los engañaremos”. “Ya ven, lo hizo, lo logró, los engañamos”. Risas del público, gestos de admiración, felicitaciones de Lipton, y la enorme satisfacción no disimulada del “artista”, de este mesías, que tiene que cambiar la tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: