Kalós

Inicio » Antropología » Madre Teresa, gracias por tu debilidad…

Madre Teresa, gracias por tu debilidad…

Un comentario rapidito:

Madre Teresa, frágil, fuerte en Dios: abrazó a Cristo, abrazó a toda la humanidad, sobre todo a la sufriente (que es toda...)

Madre Teresa, frágil, fuerte en Dios: abrazó a Cristo, abrazó a toda la humanidad, sobre todo a la sufriente (que es toda…)

Acabo de ver una película sobre la Madre Teresa. Me asombran muchos aspectos de su vida: cómo, más que ninguna otra cosa, un amor y una confianza por encima de lo natural, “sobrenatural”, la llevaron a hacer lo descomunalmente extraordinario. Así fue cómo logró hazañas que parecen demasiado para un solo ser humano; eso sí, el susodicho amor la hacía rezar y trabajar hasta 20 horas al día. Otro rasgo impresionante está en cómo perdonaba todos los males que le hacían, de todos los tipos, metiéndolos, al parecer, en ese océano que era su visión sobrenatural; es decir, para ella, no había lugar a pensar en esas acciones, que consideramos los demás afrentas en las que detenernos a regocijarnos doliéndonos y lamentándonos. Uno le dio una fortuna, producto de un fraude y para esconderlo: la metió en un gran lío. Otros la abandonaron. Muchos la calumniaron y persiguieron. Nunca se le oyó un comentario negativo respecto de nadie. En varias oportunidades, esto le hizo salir de tremendos problemas: un fanático venía a apedrearla y no vio la determinación de un ángel, como los perseguidores de Santa Catalina, sino un solo acto de misericordia hipostasiado… Pero lo que más me asombró fue el hecho de que ella siguiera adelante, en las condiciones que ya dije, en medio de su noche oscura. Quiero decir, la noche oscura es una cerrazón, un no ver a Dios o la esperanza. Recuerdo a Santa Teresita, en uno de sus manuscritos diciendo eso: “no veo Dios ni Cielo”… y siguió en esa vida interior que ha sido el asombro de tantos y tantos (y la envidia de más de una feminista, que me ha confesado su estado espiritual). La Madre Teresa la tuvo ¡¡¡por cincuenta años!!!, pero un amor puro, es decir, un único impulso, llamado amor, aún en la más cerrada y prolongada ceguera la llevaron a donde nadie más pudo ni se atrevió. Aunque veo todavía otro aspecto, que me llena de dos cosas: estupor y consuelo. Estupor, porque esa ceguera la padecía aún en épocas en que Jesús le hablaba de viva voz, alta clara e inteligible: ¿cómo puedo NO creer, NO dar crédito a lo que estoy percibiendo, lo que es lo que mueve mi vida, lo que puedo sentir con mis nervios corporales una y otra vez, sin contar con las mociones espirituales? El estupor proviene de la fragilidad de nuestra condición, en esta vida mortal, en este estado, por esa herida, “ese mal que me agobia y que llevo conmigo, arruinando esta vida que tengo y no quiero vivir”… De confianza, porque esta mujercita, esta diminuta, frágil, enferma, con ceguera espiritual, este guiñapo andante, estando en esta condición fue todopoderosa… ¡¡¡LO FUE!!! Lo fue por una unión de amor impresionante con el Amor subsistente que crea, desbordándose, por su infinito poder.

La Madre Teresa es consuelo poderoso en esta época tan terrible de drogas, mentira, familias deshechas, egoísmo, desenfreno, relativismo. Ella muestra que los de la esencia, “los que caminan por la vida, Señor, sembrando tu paz y amor”, “vienen trayendo entre sus manos esfuerzos de hermanos por la paz, deseos de un mundo más humano, que nace del bien y la verdad”; ellos son los que “vienen trayendo la esperanza a un mundo cargado de ansiedad, a un mundo que busca y que no alcanza caminos de amor y de amistad”. Ellos, la Madre y los demás, son los que están con la rebelión de la esencia, en estos tiempos de revolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: