Kalós

Inicio » Pasatiempo » Madonna, ¿una rebelde? Pura paja

Madonna, ¿una rebelde? Pura paja

Madonna rebelde

Madonna rebelde

Una sociedad necesita de sus mujeres. La mujer es pilar fundamental de la sociedad. Ella es quien carga sobre sí a la humanidad, por una razón muy simple, ella es quien saca adelante a los niños, desde antes que ninguna otra persona pueda siquiera pensar en intervenir: la mujer carga en su seno a la humanidad. Por eso, ella fue dotada de una capacidad de amar  superior, ésa es su naturaleza. Si el ser humano vive de y para el amor, la mujer está preparada, equipada, con una mayor capacidad de realización de nuestra esencia. Por ahí ha habido un sinnúmero de mujeres que han dado la talla, que han llevado en alto a la humanidad, llevando en alto a la femineidad. Teresa de la Parra, en Venezuela, o Gabriela Mistral, en Chile, son ejemplos de lo fantástica que es la mujer. Hoy en día se levantan muchos ejemplos dignos, Leonella Sgorbati, una monja de la Consolata, misionera en África, con una vida dedicada a hacer el bien a los más necesitados del planeta, mártir, que dio su vida por amor a Dios y al prójimo, en el 2006, es un gran ejemplo. También lo es la señora Christine Vollmer, quien ha dedicado todas sus fuerzas a la defensa de la mujer y de la vida y la familia. Atrás están Teresa de Ávila, que llevó a Bergson a afirmar al ideal místico como el máximo de la humanidad; o una jovencita Catalina de Siena, sin ninguna instrucción, erigiéndose en el personaje más importante de la política internacional europea, en el siglo XIV; o Juana de Arco, la niña analfabeta que acabó con la Guerra de los 100 años, en dos meses, con un genio militar y un valor pocas veces vistos. Ahí está la mismísima Madre de Dios, diciendo sí, para que la salvación entrara al mundo. La lista de heroínas, desde el principio de la era cristiana es inagotable. Nadie tenía que venir a “liberar” a estas campeonas; mucho menos si esa “liberación” consistía en una manera de exaltación del egoísmo radical, negación del amor, y del desorden. A nadie le hacía falta Margaret Sanger.

Pero hoy en día vivimos una especie de tragedia universal y fundamental. Las niñas no tienen como ejemplo ni siquiera a la “libertadora de Greenwich Village”, a la Sanger. Ahora el modelo es una tal Madonna, Louise Veronica Ciccone. A la saga de ésta, van otros fenómenos “musicales”, Britney Spears, Nicky Minaj, Lady Gaga, Cristina Aguilera, Shakira, etc. Todas quieren  tener que ver con Madonna y la quieren imitar de un modo o de otro. Esta mujer, entonces y a través de sus imitadoras, se ha convertido en un paradigma de alcance civilizacional, al punto que la inmensa mayoría de las niñas de hoy quieren ser como ella, como una de sus imitadoras o están influidas de una manera indirecta.

El personaje se presenta como una rebelde, una que rompe los moldes, una irredenta, una revolucionaria. En efecto, esto es nuestro personaje. Es una revolucionaria. Defiende a los “liberados sexualmente”, esto es, a los que no saben lo que valen o quieren ser esclavizados por sus pasiones bajas. Ataca a las monjas, las detesta, ha jurado vengarse de ellas, nadie podría saber por cuál daño que se le figuró en su mente. Quiere escandalizar, pasar por una renegada, ofende a Dios, blasfema, vilipendia. Cualquiera diría que a Madonna no le interesa nada que pueda parecer delicadeza, debilidad, fragilidad humana, mucho menos verdad, bien o hermosura. Puras patrañas. Añadan a las bellezas de la tal Ciccone que todo esto es imagen, imagen para vender…

A partir de ahora me voy a basar en artículos de entremujeres.com., una revista de ésas de vanidades de mujeres de la época de la secularización, para las que todo se va en un peinado o en un pote de maquillaje. Aquí veremos la verdadera cara de nuestra heroína. Hay rasgos portentosos en ella. Uno de ellos es que Madona está harta de cirugías plásticas y del botox y el colágeno, porque “siento que mi cara perdió expresión” (Madonna: siento que mi cara perdió expresión, 26-10-11). Después de todo, la super-renegada no pasa

De rebelde a pura paja, sólo un paso: del escenario a los bastidores

De rebelde a pura paja, sólo un paso: del escenario a los bastidores

de una frívola de cincuenta y pico, que quiere pasar por menor de lo que es. Antes de estas confesiones, la “reina del pop”, la renegada, tuvo otro desliz imperdonable: se filtraron unas fotos en las que se ve vieja y musculosa, cuando posaba casi desnuda: lo malo no es la inmoralidad, sino que se filtraran sin foto-shop (cfr. ¡SIN PHOTOSHOP! Impactante: Madonna al natural, 07-10-2011). Muy profunda, nada de vanidades ni de inmoralidades. Lo más importante es pasar unas buenas vacaciones con su novio 28 años menor que ella (cfr. MUJER “COUGAR”, 30-08-11), para mostrar que lo bueno es no madurar nunca y ser bien desubicado: el “nuevo paradigma” de la humanidad, como es, en efecto, vendida, por absolutamente todos los medios de comunicación. Hasta estas payasadas vino a chocar la jefa de todas las revolucionarias, la renegada terminó siendo no otra cosa que una vieja verde, al parecer amargada y resentida. Todas las debilidades, pues, mezcladas con arrebatos de rebeldía y de ira que se desfoga escandalizando.

Pero nosotros sabemos más. Sabemos que necesitamos de las mujeres. Una vez oí a Oliver Stone quejándose de la imagen de mujer que salía de Friends y Felicity, se sentía ofendido por ella, porque era una ofensa para la mujer estadounidense. Se le entiende, los hogares, la sociedad, desde sus profundidades, necesita de una mujer auténtica, que viva la verdad de su ser femenino, de esposa, madre, de belleza interior y fortaleza y valentía indeclinable en su fidelidad contra vientos y mareas, salga sapo o salga rana. La imagen de Madonna y sus imitadoras es, entonces, una pulverización de la sociedad. NOSOTROS SABEMOS MÁS. Sabemos que la única rebelión genuina, legítima, digna de confianza y esperanzadora, es la rebelión de la esencia, la rebelión de los verdaderos machos, la de los que se someten a las exigencias de la fidelidad radical a los principios, que nada tiene que ver con machismo, feminismo o sexismo de ningún tipo. Sabemos que la rebelión es la de la esencia. La de los fieles, la “de las almas fieles” esas para quienes el amor “no halla impedimento”, para quienes “no es amor el amor que al percibir un cambio cambia, ni el que propende con el distanciado a distanciarse”, para quienes “el amor [Amor de Dios, su Espíritu Santo] es la estrella para todo barco sin rumbo, cuya virtud se desconoce aunque se tome su altura”, para quienes, “en una palabra, es Eterno”*.

* Las citas son del soneto CXVI de Shakespeare, salvo la última, que es del Manuscrito B de Santa Teeresita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: