Kalós

Inicio » Actualidad » Ay, ay, mi ídolo, mi ídolo

Ay, ay, mi ídolo, mi ídolo

Fans como arroz, emociones intensas, contagiosas, ¿cabe Dios?

Fans como arroz, emociones intensas, contagiosas, ¿cabe Dios?

“¡15 de enero, Australia, viva! ¡Roger, volviste! Qué bello, qué hombre, qué gracia, ballet tenístico. En él, todo es proporción: su nombre, Roger; su arte, el tenis; sus movimientos llenos de garbo; su cabello al viento; la incomparable historia de su excitante e interesante vida; su nariz, sus ojos, su torso, sus brazos, sus piernas, su voz. Es invencible; es el Miguel Ángel del Tenis; es el Aristóteles del deporte; es el Niels Bohr, de la raqueta; es el Cervantes del espectáculo; es el Shakespeare de la trama del torneo; es el Napoleón de la estrategia; es el Abebe Viquila y el Usain Bolt de la cancha; es el Michael Jordan de la volea; el Pelé y el Maradona del punto; es el Babe Ruth del golpe; el Nolan Ryan del pase de pelota; es el Richelieu de la táctica. Es una de las grandes luces del mundo. Es Dante, pura poesía y Comedia divina… es divino. Me encanta, es perfecto. Además, es simpático, interesante, enigmático, pero es un palo de hombre, viril, macho y, sin embargo, es caballero, un gentilhombre. Es un felino, con agilidad, fuerza y gracia. Es un ave, es un avión Y es supermán, pero parece un pez y un halcón, con ojo de águila; es una gacela y un guepardo. Además es un lince y un zorro… y más longevo que Matusalén, me pregunto y le pido a Dios que esté jugando 969 años, para que lo vean los tataranietos de los tataranietos de mis tataranietos. Es intemporal, pero llena mi tiempo y el de todos. Podría jugar en arena de playa. O a campo traviesa. Y todo esto no comienza a describirlo, es inefable…  El otro, su dizque rival, el mediocre, el que le ha ganado 15 veces, sólo porque es suerte pura y nada de tenis (algo tenía que tener, que Dios le da a todos; aunque a Roger más que a todos los demás juntos), él que es el más joven en ganar el Grand Slam, lo hizo porque todos los que juegan con él le tienen lástima, de falto de todo bien que es el muchacho… que no es pobre, es un guiñapo, yo lo desprecio. Éste es una basura, el contraste total con Roger: feo, sin gracia, bestia, con movimientos torpes, sin tenis, antipático. ¡Ay, es.tú.pi.do!”.

Si quieren, piensen que las anteriores explosiones son exageraciones. Si así lo hicieran, se equivocarían de banda a banda. Hay gente así, hay mucha gente así hoy en día. Métanse a espndeportes, vean programas interactivos deportivos en la televisión. Yo una vez vi a un argentino decir en un programa que ARGENTINA, Dios y el partidismo político eran nada, que el fútbol era el verdadero objeto de

Unas niñas, se entregan al frenesí, a la pasión desbocada, ¿podrán recuperar su racionalidad y llegar a madurar?

Unas niñas, se entregan al frenesí, a la pasión desbocada, ¿podrán recuperar su racionalidad y llegar a madurar?

la fidelidad humana. Vean a la iglesia maradoniana, que es real, que es un fenómeno verdadero, con decenas de miles de fieles… mientras Maradona, por ejemplo, estaba en Cuba desintoxicándose de cocaína, mientras confesaba en televisión que había hecho trampa… y destripado de la risa. Escojo a Federer y Nadal, porque me pasé años yendo a los foros de espendeportes para solazarme viendo fanáticos idólatras y es una de las rivalidades más grandes que he visto… entre fanáticos locos. De hecho, una vez, en uno de los blogs, yo puse una intervención como la segunda, muy parecida: hubo muchos que creyeron que era verdadera, algunos hasta estuvieron de acuerdo conmigo y lo expresaron; otros sabían que era broma, pero se cayeron al piso de la risa, porque el texto es creíble, dado lo que uno ve en los foros. Como mi nombre en estas cosas es eticacasanova, creyeron que era hembrita y enamorada. Me pareció fenomenal. No puedo pasar a otra cosa sin nombrar la rivalidad Kobe-Lebron y la Lio-Cristi: serán memorables.

Nadie normal puede hablar de ningún otro ser humano, menos de un deportista, como yo lo hice ese día o lo hacen tantos y tantos en nuestros días. No puedo creer que nadie lo haya creído. Estas cosas son importantes sólo porque, en el ajetreo de la vida y sus dificultades, a veces, necesitamos escapar de la realidad un poco; y para darle algo de deporte y sentido épico a las cosas. Nada más. Peeeeerooo…

…Vivimos en una época singular. Una época en la que se hace necesario producir películas como The Fan. En resumidas cuentas, el beisbolista le dijo al fanático que se había quitado toda la presión de encima y había empezado a funcionar, luego de una tremenda mala racha, al morirse un compañero de equipo. Eso lo hizo ver las cosas en perspectiva: “no estamos curando el cáncer, estamos jugando pelota”, le dijo. El fanático se molestó y, mató gente y de todo.

ÉPOCA SINGULAR. ÉPOCA DE REVOLUCIÓN. Reich dijo: “que se masturben y los curamos del virus místico”. Vivimos entre bombas sexi y pelotas. Entonces, ¿qué nos queda? Idolatrar al cuerpo o a peloteros. Chesterton dijo: el ateo no es uno que sea descreído, es uno que cree cualquier cosa… Hay que salvar a la gente de tanta abyección. En especial, porque se hacen potenciales presas de cualquier fiebre, de cualquier locura. Un día de éstos, hablaremos de ésos que tienen manuales del fanático, el vademécum del buen Fan. Hay que luchar por la esencia, fortalecer su rebelión, lo que está en juego es el alma, en esta pesadilla, los tiempos de revolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: