Kalós

Inicio » Actualidad » “Benedicto: nos vengaremos de ti”, Boff – los medios

“Benedicto: nos vengaremos de ti”, Boff – los medios

Leonardo Boff, mezcla a Marx con Pachamama, lee a Marx en San Lucas

Leonardo Boff, mezcla a Marx con Pachamama, lee a Marx en San Lucas

ES EXTRAORDINARIO: el Papa ha renunciado y hoy su Pontificado llega a su fin. Si a ti te cae mal la Iglesia, arranca, prende el ventilador, estás ante una oportunidad de oro: vuelve a los viejos trucos, miente, retuerce, empréndela. Presenta a Leonardo Boff y di: “reputado teólogo avizora vientos de cambio”; o, si tu periódico es chabacano, ponlo así: “pónganse esos condones, que la Papa-changa va a comenzar; anuncia el inmaculado sabio-teólogo más inteligente de todos los tiempos”. Puedes, entre un tono y el otro, meter cualquier intermedio.

A mí me llama la atención. Benedicto dice: la religión debe ser racional y convencer racionalmente y por el amor, no hay religión verdadera de la fuerza; y vienen los medios y le saltan encima y lo acusan con los islámicos, etc. Viene y dice: la epidemia de enfermedades sexuales de África se acaba con educación y vida en pareja, con moral, con el condón no, porque eso fomenta la inmoralidad que es la causa de la epidemia, en primer lugar: le saltan encima, por estar promoviendo el SIDA en el África. Así puedes buscar lo que quieras: si se pone duro con un curita con desviaciones sexuales, le sacan que, por su culpa, otros tres, hace 50 años (no dan determinaciones temporales), en otro lugar, hicieron desastres y se salieron con la suya… y nadie dice nada de que estos cuatro, en un lapso de décadas, son nada, en proporción con el total, porque hay que dar la impresión de que es un fenómeno general… y culpa de Benedicto, que será demandado, por el presupuesto decenal de la Unión Europea, China y Japón, en una corte de Estados Unidos, de California. Y, si dice, como yo hice antes: se trata de una desviación sexual, le brincan encima: es el celibato, “que está ahí por culpa tuya”. La conclusión es muy obvia y nadie tiene que sacarla, es parte del acervo cultural más básico del mundo de hoy: la Iglesia es mala, el Papa es un tirano mentiroso, la única salida… LA “RENOVACIÓN”, entendida como concesión con el mundo de hoy y sus desviaciones. Arriba digo que me llama la atención, pero no digo qué: es que ahora están sacando estos temas como cosas nuevas, aprovechando la coyuntura. Pero lo raro es que siempre andan en eso, aprovechando su tremendo poder mundano… que dicen que el que lo tiene es el Papa: ¡¡¡!!!

Entonces, en esta coyuntura, aparecen los medios y sus “pontificadores”, sus santones, que ponen a pontificar contra el Sumo Pontífice. El Washington Post, cuando el escándalo de los curas de Irlanda, puso a la irlandesa y confesa enemiga a muerte de la Iglesia, Sinnead O’Connor, a pontificar contra la Iglesia: qué equilibrado. Hoy aparecen muchos Sinneades O’Connores. Uno muy favorito es Leonardo Boff. Hoy leí una reseña que le sacaron, en El Universal, de Venezuela (Leonardo Boff asegura que el Papa no supo gobernar la Iglesia, 27-02-13). Claro, todos los temas del párrafo pasado y varios más: la corrupción del Banco del Vaticano (cuestión muy falsa), los vatileaks, las peleas entre los integrantes de la Curia, su corrupción y quién sabe cuántas cosas más. He aquí una presentación mural de estos impugnatores, de estos enemigos de la esencia, de estos representantes de la revolución. Ve conociéndolos…:

LEONARDO BOFF, brasilero, discípulo aventajado de Gustavo Gutiérrez, antiguo franciscano, comunista de vieja data, para quien el Evangelio fue escrito en el siglo XIX por Marx y Engels y se llama Manifiesto comunista, actualmente, defensor de los derechos de pachamama, enemigo jurado de la Iglesia, de la Jerarquía y, muy especialmente, del cardenal Ratzinger, del Papa Benedicto XVI, quien, por su parte, está a minutos de culminar su luminoso Pontificado.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, órganos de propaganda del mundo actual, el del “progreso”, del mundo tan superior a todo lo pasado, merced a su entrega a sus nuevas religiones: pachamama, mammón, estufefacmmón, alcoholommón, pansexualismmón, codiciammón. En una palabra, órganos de propaganda de un mundo en el que, como lo dijo Pío X, “con aterradora presunción el hombre está intentando usurpar el lugar de su Creador y se está elevando a sí mismo por sobre todo lo que pueda ser llamado ‘Dios’… está dedicando el mundo visible a sí mismo, como su templo, en el que tiene la pretensión de recibir la adoración de sus semejantes, los hombres”. O sea, órganos de propaganda de un mundo que se cree superior y la medida, sin presentar más títulos que descreimiento, voluntad de poder y tecnología… y, quizás, sus evidentes vicios, referidos aquí arriba. Estos medios-órganos de propaganda también tienen su cuenta con quien sea la Cabeza visible de la Iglesia: si ellos son órganos de este “mundo-medida de todas las épocas”, este mundo se caracteriza por su “libertad”, es decir, desorden, por haber desechado todo “ligamen” moral, y la

Periódico serio venezolano, con deslices ocasionales de tipo secularista

Periódico serio venezolano, con deslices ocasionales de tipo secularista

Iglesia permanece buscando en lo perenne, antiguo y nuevo, del orden que Dios-Sabiduría y Amor imprimió en su creación, no pueden sino ser sus enemigos jurados, desde Voltaire, Roussette de Missy, Anthony Collins, John Tolland y demás padres de la así llamada “ilustración” hasta el día de hoy.

Estas “potencias”, Boff y los medios, se han unido en estos días de transición en la Iglesia, en estos días en que, como cada vez que finaliza un Papado, nos vemos en la espera dulce del humo blanco saliendo de la chimenea de la Capilla Sixtina. En el que el mundo fija los ojos, para rabia de los enemigos, en ésa, la obra de arte pictórico más bella que haya parido la humanidad. En las últimas oportunidades, seguramente desde la muerte de Juan XXIII, en pleno Concilio Vaticano II, los medios también han puesto sus esperanzas… y no sólo ellos: John D. Rockefeller III, por ejemplo, tenía sus asalariados en la comisión de Pablo VI para la consideración de los asuntos de moral sexual y bioética, antes de la publicación de la Humanae Vitae, que, en 1968, fijó la posición de la Iglesia sobre esos temas. Benedicto XVI, en estos días, el 13 de febrero, luego de su renuncia, ante los sacerdotes de la diócesis desde la que le tocó presidir a toda la Iglesia universal, la sede de Pedro, les dijo claramente que el Concilio fue una gran obra de Reforma y renovación eclesiástica, pero que los medios se hicieron su Concilio y eso confundió a medio mundo (Benedicto XVI: los medios crearon un ‘concilio virtual’ diverso del Vaticano II, Zenit, 14-02-03). Claro, esto es una muestra muy clara de por qué los medios tienen que tenérsela jurada a cualquier alma libre y con criterio, en el mundo de los zombis, pero progresaos…

Boff, por su parte, desde hace mucho, defiende la ortopraxis marxista, de las Tesis sobre Feuerbach y la Crítica a la Filosofía del derecho de Hegel (la verdad no importa, sino la acción, que es lucha de clases), que lee selectivamente el Evangelio, tergiversando y sacando gravemente de contexto los pocos textos que efectivamente lee; que “desmitifica” al Texto sagrado, a lo Bultmann y como enseñó Gutiérrez; que no busca al verdadero Jesucristo de carne y hueso, que caminó por Galilea, que murió y resucitó por amor a la humanidad, no: busca al “Cristo histórico”, al proletario en su proceso de LIBERACIÓN, de lucha de clases, contra los opresores; que quiere acabar con todo orden mundano, pues no lo ven, empezando por la estructura institucional de la Iglesia, establecida por el mismo Cristo, como es muy claro a cualquiera que sepa leer y le haya dedicado más de tres horas al Evangelio. Boff es enemigo de Benedicto, porque era ya enemigo de Ratzinger, desde hace mucho, desde que el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe,

Gaspar García Laviana, "teólogo" de la acción: cura guerrilero, uno entre muchos, en iberoamérica

Gaspar García Laviana, “teólogo” de la acción: cura guerrilero, uno entre muchos, en iberoamérica

desenmascarara a esa quimera monstruosa, esa contradicción en los términos, esa mentira imposible: una teología marxista. Si para ser marxista tienes que ser ateo y la teología parte de la convicción de que Dios existe: si es natural, como la de Aristóteles, por ejemplo, la convicción se apoya en la investigación racional; y, si es revelada, se apoya en la Fe en las Escrituras.  Si hay marxismo, no hay teología, si hay teología, no hay marxismo. Ratzinger dijo estas obviedades; los curas marxistas quisieron engañar, quitando las referencias explícitas a Marx de sus obras, pero el truco no resultó… ni que todos nos chupáramos el dedo: fueron desenmascarados. ¿Por quién? ¿Por quién va a ser?, por Ratzinger. Ahí está el todo de la charada…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: