Kalós

Inicio » Actualidad » Ecrasez l’Infame!

Ecrasez l’Infame!

Él dio el grito de guerra

Él dio el grito de guerra

Grita Voltaire: “ecrasez l’Infame, ecrasez l’Infame”, “aplasten a la infame, aplasten a la infame”. ¿Quién es la “infame”? ¿Quién va a ser? La Iglesia, tonto, la Iglesia. Desde él, la fila, la paca, la pila de “gritaores”, ha sido muy larga y con nombres muy notables, Nietzsche, Marx; Massini, Kossuth, Cavour, Garibaldi, y demás revolucionarios europeos de mediados del XIX; los masones franceses que, a finales del siglo XIX, botaron a Dios de la logia y de los secularistas de ese país que, en 1905, lograron la “separación de la Iglesia y el Estado”; es el grito de Gramsci o el de Reich, revolucionarios sociales del siglo XX; o el de Heidegger o el de Hitler, que no necesitan presentación; es el grito de Paul Blanshard o Louis Wirth y los “re-ingenieros sociales” de Estados Unidos del último siglo.

Ecrasez l’Infame, el grito del gobierno chino… “espérate, espérate, ¿del chino?”; – “como lo oyes, déjame seguir”; – “adelante, pues”… Es el grito del gobierno chino que, en 1959, elaboró el “Documento Li-Wei Han” o, como lo titularon sus autores, “La Iglesia Católica y Cuba, programa de acción”, en cuya primera página dice: “editado por la prensa de idiomas extranjeros de Pekín para el uso exclusivo de la sección Latinoamericana del Departamento de Enlace del Partido Comunista Chino”: un plan chino, el plan para destruir a la Iglesia en China, pero adaptado para Cuba: ¡¡¡!!!, ¡QUÉ SORPRENDENTE! Pero, ¿por qué el gobierno chino se mete en esa empresa, ¡¡¡EL CHINO!!!? Está bien el italiano, digamos, pero, ¡¡¡¿el chino?!!! Ellos dicen por qué, al comenzar el documento. La cosa es que la Iglesia no está con la revolución, se opone a las ideologías y los gnosticismos, es de la esencia… yyyyyyy: “la Iglesia Católica no es ni estéril ni impotente. AL CONTRARIO, HAY QUE RECNOCER SU PODER Y HAY QUE TOMAR UNA SERIE DE MEDIDAS PARA CONTRARRESTARLO”.

Hay otro grito que se le oyó mucho a Voltaire: “¡¡¡cura, cura!!!”; “¡cura, cura, un cura, por favor, por piedad, por caridad!”. Ése era su grito de guerra, cada vez que le daba una gripe o se constipaba o cualquier cosa similar: cuando su fragilidad lo ponía frente a, como dicen en Venezuela, “la Pelona”, la Parca. Todos sabemos que Gramsci y Fouché terminaron reconciliados con Dios. Que Nathanson se convirtió y fue uno de los grandes luchadores contra el aborto de finales del siglo XX y principios del XXI, cuando, con Ladder, había diseñado el modo de, desprestigiando a la Iglesia, lograr que se aprobara el aborto en los EUA. De esto habla el gobierno de Mao cuando habla del “poder de la Iglesia”. Dos gritos, un mismo hombre: yo, en lo particular, le creo al que se refiere a lo definitivo: “¡cura, cura!”. Lo otro era expresión de un gran malcriado, soberbio, que, en virtud de ello, hizo grave mal.

Y a esto es a lo que voy. Hoy mismo, en El Universal de Venezuela, decía María Denisse de Capriles: “Una “muestra de eso fue la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid 2011 donde se veían cientos de confesionarios en el Parque El Retiro y miles de jóvenes confesándose. Ni hablar de lo que se vio en el aeropuerto Cuatro Vientos cuando cientos de miles de jóvenes se arrodillaron, en absoluto recogimiento, frente al Santísimo […]. Porque han escogido libremente el camino que Jesucristo nos enseñó y que dejó muy

Millones dijeron sí a Dios, en su Iglesia, en Madrid-11

Millones dijeron sí a Dios, en su Iglesia, en Madrid-11

claro en la Iglesia que Él mismo fundó. Lo hacen porque saben que en este mundo patas arriba vivir de cara a Dios es lo único que les puede dar la verdadera felicidad. Después vimos un Encuentro Mundial de Familias en Milán 2012 con miles de familias católicas numerosas felices (a pesar de estar comiéndose un cable) y con una claridad total y absoluta en temas como que el matrimonio es entre un hombre y una mujer para toda la vida, la fidelidad, la virginidad, etcétera. En enero pasado vimos una marcha multitudinaria pro-vida en Washington, donde había miles de jóvenes defendiendo el derecho a la vida desde la concepción […]. Actualmente la gran pesadilla de los grupos abortistas son los católicos pro-vida. Podría seguir escribiendo, sin parar, decenas de páginas sobre la maravillosa renovación que estamos viviendo en nuestra iglesia.  Esa levadura en la masa (que no se ve en los medios) que están poniendo muchos laicos, sacerdotes, obispos, etc., está logrando un crecimiento de cantidad y calidad impresionante.  Ya estamos viendo frutos y veremos muchos más, y muy pronto” (Renovación en la Iglesia). De esto es de lo que trata el “poder” al que teme el gobierno chino. En otro artículo hablo del poder “mundano” de la Iglesia: nada que ver, se trata de autoridad, de “poder” espiritual. He ahí el miedo de los chinos revolucionarios.

Se trata de esto, que escribí hace tiempo, hablándole a unos amigos del Código da Vinci. “La Iglesia, en estos momentos, en Venezuela, por ejemplo, tiene todo un sistema educativo, desde el jardín de infancia a la universidad, que beneficia a más de un millón de personas. De Fe y Alegría a los colegios Don Bosco, San Ignacio y Los Arcos; del Patronato San José de Tarbes, al Colegio del mismo nombre o al Santa Rosa de Lima, La Concepción o el Mater Salvatoris; y de esos colegios a las universidades, Católica Andrés Bello, Santa Rosa de Lima, Monteávila, Católica del Táchira o los seminarios, como el de San Pedro en La Guaira. La UCV, todos lo saben, viene de la Real y Pontificia Universidad de Caracas, que viene, a su vez, del Seminario Santa Rosa. Y todo el sistema educativo del país, viene de estas dos instituciones y de los pueblos de misión coloniales. Como en Venezuela, toda Iberoamérica; quizás haya países en los que los índices sean mucho más altos, como Méjico y Perú o Chile”. Después hablo de la India, donde “los cristianos sólo representan el 2,3% de la población (1,8% del total de habitantes del país es católico), pero atienden el 20% de toda la educación primaria del país, el 10% de los programas comunitarios de alfabetización y sanidad, el 25% de la atención de los huérfanos y viudas, y el 30% del cuidado de los discapacitados, leprosos y pacientes con Sida. La gran mayoría de los beneficiarios de estas instituciones pertenecen a religiones distintas del Cristianismo –o a ninguna–” (Zenit, 16-06-06). Luego puedes pasar a todos los países.

A esto, entonces, es a lo que le tienen miedo los que quieren Ecrasez l’Infame.

Anuncios

1 comentario

  1. Fátima dice:

    Pues no, no es a la Iglesia, es la intolerancia, a lo que se refiere Voltaire; pero es fácil agarrase a un tópico y creer lo que se quiere creer, no la realidad. Cada cual sabrá su porqué. O no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: