Kalós

Inicio » Política » Feminismo y la caída de Hawái

Feminismo y la caída de Hawái

Kaahumanu, la reina hawaiana que pulverizó el sstema kapú

Kaahumanu, la reina hawaiana que pulverizó el sstema kapú

Amigos, busquemos en la historia y la antropología, una causa profunda de la crisis del mundo de hoy. Las mujeres son mejores, ellas fueron hechas para un amor cuya hondura los hombres muy difícilmente lleguemos a sospechar; si somos hechos para el amor, ellas fueron hechas para más. En mi casa, mi papá fue la Fe, mi mamá fue la columna. Yo creo, tengo la firme convicción de que una de las claves de lo malo que haya en el mundo de hoy es que demasiadas mujeres se quitaron del lugar que como fundamento tenían; muchas se lanzaron a desórdenes horribles, muchas se convirtieron en meros objetos, para agravar la irresponsabilidad de los hombres, para dañar muchas relaciones, para empeorar la situación de la mujer, en último término. Les dejo un artículo sobre los orígenes de este mal, en dos sociedades, para que vean dónde se puede hallar una raíz en la herida de nuestra naturaleza:

En 1.819, Kamehameha II derribaba el sistema político-religioso que daba sentido a una sociedad, el tabú desaparecía del mapa del mundo y sería sólo cuestión de tiempo para que Hawái desapareciera también. Se asistió al fin de un mundo milenario. Bastaron 30 años de contacto con los europeos ilustrados y la constatación de que sus “dioses” eran impotentes para castigar a éstos, para que el pueblo se aprestara dócilmente a recibir, de otro tipo de europeo, que llegó luego, el bautismo, en grandes cantidades, empezando por el Sumo sacerdote Hewahewa, quien quemó personalmente los templos.

Pero su majestad David Kalakaua, último rey de Hawái, expone la caída como el resultado de la claudicación de sus antecesores a toda la visión del mundo y lo divino que daba sentido a su sociedad. “Kaahumanu, la esposa favorita de Kamehameha I […], era audaz, inescrupulosa y ambiciosa. Habiendo quedado como segunda en autoridad bajo el joven rey [Kamehameha II], estaba molesta por las restricciones que el tabú imponía a su sexo. Muchas de las comidas más sabrosas se le negaban por costumbre y, en su relación con extranjeros, los actos de cortesía eran enfriados y obstaculizados por molestas prohibiciones tabú. Para que se le permitiera comer y beber lo que quiera que sus apetitos desearan y para hacerlo en presencia de hombres, Kaahumanu estaba dispuesta a asestar golpes mortales a la raíz de un sistema religioso que había mantenido a sus ancestros en su lugar y en el poder, aún cuando ella no tenía ningún conocimiento definido de la fe con que ella esperaba suplantarla”. Cualquier semejanza con el tipo dominante de feministas occidentales no es ninguna coincidencia: los malos deseos, cuando no se entiende el sentido de la propia cultura ni de la realidad, mueven a la “liberación”. Ella era una temprana feminista hawaiana; y, como muchas de su tipo, era dirigida por sus apetitos bajos.

La más grande heroína de estas feministas, Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood Federation, también fue una furiosa defensora del dejarse arrastrar por toda clase de malas pasiones. En 1.913, pide en bandeja la cabeza de John D. Rockefeller II; desde 1.924, su principal financista es Rockefeller. Infiel a su marido, a quien abandonó, dejando atrás a su hija enferma terminal. La imagen de esta traición la perseguiría hasta el fin de sus días. De ella a nosotros, el tipo de feminismo propugnado por ella se ha convertido en una ideología poderosa, de inspiración en mitos de corte marxista, en los que el fondo es que las mujeres han sido “explotadas” y deben “liberarse”, puesto que las relaciones entre los “géneros” son de dominación y el mundo no posee ningún orden racional, por lo que todo cabe. Esas visiones desquiciadas han llevado a la afirmación del lesbianismo y la masturbación, para que la “libertad” de la mujer sea total, incluso fálica. Y, como dice “Judith Arcana, integrante del servicio ‘Jane’, que se especializó en ofrecer abortos ilegales antes de 1973 […], el movimiento anti-vida sólo ganará el ‘terreno perdido’ si admite que el aborto es el asesinato de un niño vivo, pero defiende la decisión de la madre” (Aciprensa, 17-10-2006).

Kaahumanu derribó lo que organizaba al mundo hawaiano, en nombre de sus encomiables bajas pasiones. Estas feministas nuestras, líderes de la contemporaneidad, pretenden derribar al cristianismo y al estado, porque pretenden derribar no un orden, sino al mismísimo orden de Dios. Y yo soy un fanático religioso, porque desenmascaro su naturaleza verdadera y trato de vivir conforme a la razón. Vivan el auténtico feminismo y la mujer. Pero la de verdad, la que se puede unir a un hombre en matrimonio sagrado y ser madre y sacar adelante, por amor, a la sociedad, de esa manera. Sea trabajando afuera o no, según ella decida; no obligada a abandonar su hogar por las contradictorias promotoras de una falsa libertad, cultoras de ideologías totalitarias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: