Kalós

Inicio » Religión » El ofensivo fanatismo católico (1)

El ofensivo fanatismo católico (1)

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: "Jesús"

Un energúmeno señala el nombre de su obsesión, obviamente: “Jesús”

Todos los días de trabajo, entre el 1° de marzo y el 10 diciembre, o sea, en el año escolar chileno, desde las 5:30 a.m., todo consiste en prepararse para llegar temprano a los colegios de mis hijos. Esto termina como a las 7:40 a.m., cuando ya despachamos a los chiquitos mi esposa y yo y nos vamos apurados, al final de la misa de las 7 y media y a comulgar. Esa misa es para mí, aparte de su valor Infinito, el descanso del guerrero, luego de lidiar con la presión y con todo lo que implica el trabajo que les dije, entre lo que no es lo menor que mi esposa salga a hora proporcionada con el objetivo de llegar a tiempo.

En una oportunidad, luego de la Eucaristía, una mamá del salón de mi hija más chiquita, en una conversación cualquiera, terminó casi mandándome a callar, porque hoy no se podía ser cristiano, “dado todo lo que sabemos”. Más bien, cuando yo traté de razonar sobre esa pretensión, vino el gesto de simpatía y educación, que incluyó la abrupta media vuelta y el, en venezolano ochentoso, “muérete que chao”. Luego de eso, no recibí mayor consideración de esta señora; como es hoy lo usual, había pasado a formar parte de esa despreciable categoría: los fanáticos, más despreciable aún, los fanáticos religiosos, el colmo de los colmos, fanático católico: “haberse visto, este estúpido pretende razonar sobre lo evidente de la inaceptabilidad del Cristianismo”. ¿Qué podemos esperar?

Robert De Niro en la película The Fan

Robert De Niro en la película The Fan

Desde ese día, me quedé pensando, sin embargo, mis amigos, en la razón de mi “surrogate” compañera de curso, o sea, de mi  compañera vicaria. Todavía retumban en mis oídos las palabras: “¡¡¡CON-TO-DO-LO-QUE-SA-BE-MOS!!!”. Mi inquietud, claro, tiene que ver con qué será ese “todo” que “sabemos” tan bien; que lo “sabemos” todos, pero que los fanáticos como yo no hemos querido reconocer ¿No es en eso que consiste mi fanatismo? ¿No está justificada su respuesta de desprecio al fanático de mí –silencio, media vuelta y chao– en lo evidente que es “todo” eso que “sabemos”?

“Todo” puede ser algo así como la pedofilia generalizada de los curas o el carácter irredimiblemente corrupto del Papado en cuanto institución o el oscurantismo del Cristianismo, considerado de manera absoluta, sin referencia a más nada. Como yo sé que todo esto es una falsedad ramplona, entonces me habría gustado que me lo dijera, para que, en mi fanatismo, pudiera sacarla de su error. “Todo” podría ser que, desde que gente como Dan Brown nos abrió los ojos sobre la “mentira más grande de todos los tiempos”, o sea, que Jesús vino a otra cosa que a ser el precoz inventor del feminismo actual y el new age, que consiste en un odio bravo a Cristo, a Jesús mismo, desde ahí, no podemos prestarle atención seria a nada que venga de la Iglesia. Yo habría podido hablarle, por ejemplo, de documentos de historiografía cristiana, desde la Didaché, (año del Señor 70),la Carta de Barnabás (mismo año, aproximadamente), las Cartas del 4to Papa, San Clemente Romano (la original [del año del Señor 96] y la del pseudo-Clemente [del a. D. 100]), las de San Ignacio (entre 105 y 110), etc., para que viera que lo de Brown es una mentira bufa e insufrible.

A lo mejor ella lo que vio fue, en la insigne National Geographic, el Evangelio de Judas, de James Cameron, el de Alien, Terminator, Titanic y Avatar. Con esos avales, debía ser verdadero y, a lo mejor, eso es “todo” lo que “sabemos”. Yo le habría contado de los cainitas, la secta inmoral de seguidores de Caín, el primer fratricida, del siglo II: unos locos que odiaban tanto a Dios, que leían la Biblia poniéndose sistemáticamente de parte de los enemigos de Dios en el relato Sagrado; de ahí que fueran cainitas y de ahí que escribieran un apócrifo Evangelio de Judas. Hasta aquí llegan la NG y James Cameron. Pensé que “todo” podía ser la ciencia, según gente como Carl Sagan, rabioso odiador de Dios y, sobre todo, del Cristianismo. ¿Qué será ese “todo”?

Como la apreciada, aunque nunca bien ponderada, señora sacó a su hijo del colegio, ya no la veo y nunca podré preguntarle qué es “todo”. Para mí, cada uno de los aspirantes anteriores es candidato a una serie de artículos de este blog; cada uno tendrá su espacio, quizás series y artículos sueltos, según nuestras reflexiones y la actualidad, etc. Yo creo que es algo muy interesante y digno el hablar de estas cosas y hacerlo de una manera “apologética”, defendiendo la Fe… y como se hace aquí, en una conversa tranquila. Pero hay una alternativa que no hemos tocado hasta ahora y que me gustaría tocar aquí. De algún modo, me disculpan, me supongo que se trata de esta alternativa. “Todo”, tomando en cuenta lo que la gente dice por la calle, lo que cree, cómo se molestan cuando se meten con sus actuales creencias fundamentales, “todo” es alguna forma de new age o de “pluralismo” religioso, mejor denominado RELATIVISMO CULTURAL. En cualquier caso, como a las otras opciones, incluida la astrología, ya les hemos dedicado o les vamos a dedicar su espacio, vamos a quedarnos con ésta para esta serie. Vamos a hablar del Hinduismo y del Budismo, tan de moda desde hace tanto tiempo en Occidente, sobre todo desde el triunfo de la contracultura en los 60 y 70, con su pasión new age, o sea, anticristiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Respicite

His autem fieri incipientibus respicite et levate capita vestra quoniam appropinquat redemptio vestra

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

voiceofthesheepblog

...Should not shepherds feed the sheep? Ezekiel 34:2

James Perloff

formerly refugebooks.com

HERMANOS ESPERADOS

Apologética catolica

A %d blogueros les gusta esto: